salud

¿Qué dietas ayudan a prevenir el riesgo de padecer Alzheimer?

Mayo Clinic recomienda proteger la salud del cerebro por medio de la dieta mediterránea y la dieta de Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión (DASH),


El Alzheimer es un tipo de demencia que causa problemas de perdida de memoria y otras habilidades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana del ser humano. Esta enfermedad no es una característica normal de envejecimiento; sin embargo, la edad sí es uno de los factores de riesgo más importantes, dado que las personas que padecen Alzheimer son mayores de 65 años.

Esta enfermedad progresiva empeora gradualmente con el paso de los años. En sus primeras etapas, la pérdida de la memoria es leve; no obstante, en la etapa final, las personas pierden la capacidad de mantener una conversación y responder de manera positiva y coherente a un entorno.

En la actualidad, el Alzheimer no tiene cura, pero hay tratamientos para los síntomas que aún están en investigación y si bien no hay una solución que detenga el avance de la enfermedad, es posible prevenirla para evitar su inicio y desarrollo.

Mayo Clinic recomienda proteger la salud del cerebro por medio de varias dietas, entre ellas la dieta de Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión (DASH), la cual ayuda a regular la presión arterial alta; así como la dieta mediterránea que controla la salud del corazón. Expertos de esta institución aconsejan una alimentación rica en alimentos vegetales y también limitar el consumo de carnes rojas, grasas saturadas y dulces.

Un informe de la revista de salud Lancent identificó que ciertos factores en el estilo de vida podrían retrasar o prevenir un tercio de los casos de demencia en todo el mundo. Entre ellos, la alimentación es uno de lo más importantes, debido a que una dieta rica en verduras de hoja verde, cereales integrales, pescado y aves, ayuda a reducir las probabilidades de deterioro cognitivo.

Esta investigación resalta qué alimentos propios de una dieta conocida como MIND, abreviatura de Intervención Mediterránea: DASH, ayuda al retraso neurodegenerativo. Esta dieta entremezcla la mediterránea y la DASH.

Reglas de la dieta MIND

  • Consumir por lo menos tres porciones de cereales integrales al día.
  • Agregar verduras de hojas verdes en las ensaladas por lo menos seis veces a la semana
  • Ingerir carne roja menos de cuatro veces a la semana
  • Consumir pescado al menos una vez a la semana y aves de corral dos veces por semana.
  • Usar aceite de oliva para cocinar.
  • Agregar menos de una cuchara de mantequilla al día
  • Preparar frijoles más de tres veces a la semana
  • Comer comida chatarra una vez a la semana.
  • Adicional snack de frutos secos cinco veces a la semana.
  • Beber un vaso de vino u otra bebida alcohólica al día.
  • Consumir menos de cinco pasteles o dulce a la semana.
Derrame cerebral
Mayo Clinic recomienda proteger la salud del cerebro por medio de la dieta mediterránea y la dieta de Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión (DASH), - Foto: Getty Images

Los investigadores hicieron un seguimiento detallado de los registros de alimentos en una población de adultos mayores durante 4 años y medio, con el fin de descubrir las tendencias entre las dietas de los que desarrollan demencia frente a los que no lo hicieron. Los resultados de este estudio demostraron que los adultos mayores con dietas similares a la mediterránea, tenían un funcionamiento cerebral similar al de personas siete años más jóvenes.

Nuevo modelo computacional para controlar, prevenir y tratar el Alzheimer

Investigadores de Mayo Clinic propusieron un nuevo modelo para hacer un mapa de los síntomas de esta enfermedad. Este modelo se creó mediante la aplicación de aprendizaje automático a los datos de imágenes cerebrales de los pacientes y puede aportar una nueva perspectiva para los médicos clínicos.

El doctor David T. Joness, neurólogo de Mayo Clinic y autor principal del estudio, asegura que “este nuevo modelo permite entender mejor cómo funciona y se descompone el cerebro durante la vejez y la enfermedad de Alzheimer, por lo que aporta nuevas maneras de controlar, prevenir y tratar los desórdenes de la mente”.