Tendencias
El mango es una fruta rica en vitaminas
El mango es una fruta rica en vitaminas, las cuales también se pueden hallar en la cáscara. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Qué enfermedades previene la cáscara de mango?

La piel de esta fruta contiene vitaminas, minerales y fibra.

El mango es una fruta tropical que se caracteriza por su riqueza en vitaminas, minerales y fibra. A este alimento se le atribuyen diversas bondades saludables para el organismo, aunque su consumo no debe excederse debido a que contiene una alta cantidad de fructosa, un tipo de azúcar presente en las frutas.

Información del portal de salud y bienestar Tua Saúde indica que el mango posee nutrientes como vitaminas A y C, magnesio, potasio, polifenoles y fibras. Estos componentes le permiten combatir inflamaciones, fortalecer el sistema inmune y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como las cardiovasculares.

El portal Cuerpo Mente indica que gracias a su contenido de betacaroteno, el mango es útil para proteger la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres. De igual forma, la combinación de magnesio y potasio hace que está fruta esté indicada para mantener en buena forma el sistema músculo-esquelético.

También posee enzimas con propiedades similares a las de la papaína de las papayas o la bromelina de las piñas. “Estas enzimas propician la asimilación de los macronutrientes y son en parte responsables de que el mango sea fácil de digerir. Por eso se recomienda para quienes sufren problemas digestivos”, asegura la citada fuente.

Adicionalmente, aporta una dosis significativa de fibra, que ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, evita el estreñimiento y baja los niveles de colesterol malo en la sangre, lo que protege al corazón y el sistema circulatorio de posibles complicaciones de salud, según Cuerpo Mente.

La importancia de la cáscara

Pero como suele suceder con muchas frutas, más allá de los beneficios de la pulpa, también están los que ofrece la cáscara. En este caso particular, la piel tiene una serie de bondades para la salud, incluida una dosis saludable de fibra, vitaminas y minerales.

De acuerdo con el portal de salud Healthline, un estudio descubrió que el extracto de piel de mango contenía propiedades antioxidantes y anticancerígenas más fuertes que la pulpa de la fruta, según cita una publicación del medio digital Business Insider.

La cáscara de mango es rica en fibra dietaria (pectina, celulosa y hemicelulosa), proteínas, azúcares, compuestos bioactivos y fenólicos. Este tipo de fibra hace que sea ideal para prevenir y aliviar problemas digestivos y padecimientos como el estreñimiento.

Adicionalmente, una investigación del Instituto Politécnico Nacional de México, descubrió que la piel de esta fruta tiene propiedades cicatrizantes, por lo que ayudaría a sanar heridas en menor tiempo.

En el análisis realizado con ratones, se aplicó un extracto crudo desarrollado a partir de la cáscara de mango, que luego de secarla fue sometida a un proceso de maceración con un solvente de polaridad alta para extraerle los compuestos fenólicos.

Al aplicar este producto, una herida que involucra la primera y segunda capa de la piel y que naturalmente empieza a sanar desde el día 14, con el extracto al día ocho ya estaba cerrada, con lo que se determinó su beneficio cicatrizante.

Rica en vitamina C

Por otro lado, esta cáscara es portadora de una dosis importantes de vitamina C, nutriente con efectos antioxidantes que ayudan a prevenir los efectos generados por los radicales libres en la piel, previniendo el envejecimiento.

Para utilizarla con este propósito el portal GastroLab, de México, explica que se debe sacar la cáscara del mango y ponerla a secar, posteriormente molerla y mezclarla con yogur, aplicar en las áreas afectadas, dejar actuar durante unos minutos y luego retirar con abundante agua.

Además, la piel de esta fruta puede beneficiar al cabello protegiéndolo de la resequedad y alejándolo de problemas como la caspa. Para aprovechar estos beneficios también se seca la cáscara, se pulveriza para mezclarla con yogur, huevo y un poco de puré de la misma fruta. Una vez lista la mezcla, se aplica la mascarilla desde el cuero cabelludo hasta las puntas, se deja actuar por unos minutos y luego se enjuaga.

Si bien la cáscara del mango ofrece beneficios, también es importante tener cuidado y tomar la precaución de lavarla muy bien para evitar el riesgo de ingerir algún tipo de pesticida.