salud

¿Qué no puede comer una persona con problemas del corazón?

Las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte en los Estados Unidos.


Existen muchos tipos de enfermedades cardíacas, pero la causa más común es el estrechamiento o bloqueo de las arterias; estas son los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón. A esto se le llama enfermedad de las arterias coronarias y se desarrolla lentamente con el transcurso del tiempo. Esta es la causa más frecuente por la cual las personas sufren infartos, así lo explicó el portal web de medicina y salud Medline Plus.

Otros tipos de problemas cardíacos pueden ocurrir en las válvulas del corazón, o también este órgano puede no latir bien a causa de una insuficiencia cardíaca. Cabe mencionar que ciertas personas nacen con una enfermedad de este tipo.

Las enfermedades más conocidas, que si no se manejan de forma adecuada pueden detonar en una afección al corazón, son los triglicéridos altos y el colesterol. Los triglicéridos son un tipo de grasa que, por lo general, proviene de alimentos, especialmente de la mantequilla, de los aceites y otras grasas que se ingieren. También se encuentra en las calorías adicionales que no se queman; estas son aquellas que las personas consumen, pero que el cuerpo no necesita de inmediato.

El exceso de triglicéridos en el organismo puede ocasionar problemas de salud como enfermedades cardíacas, accidentes cardiovasculares, hipertensión e hiperglucemia, así lo explicó Medline Plus.

Según Mayo Clinic, para evitar exceder el límite de triglicéridos es necesario llevar un estilo de vida saludable. Entre los hábitos recomendados están hacer ejercicio regularmente, evitar el consumo de carbohidratos refinados, moderar la ingesta de alcohol y elegir más grasas saludables a la hora de comer.

Una sana alimentación es fundamental para evitar el aumento de los triglicéridos.
Una sana alimentación es fundamental para evitar el aumento en el nivel de los triglicéridos. - Foto: Gettyimages

Por otra parte, el colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano, la cual es necesaria para el normal funcionamiento del organismo. La mayor parte de esta grasa se produce en el hígado, aunque también se puede obtener de algunos alimentos. El cuerpo necesita ciertas cantidades de esta sustancia para funcionar adecuadamente, según la Fundación Española del Corazón.

Cabe resaltar que el colesterol está presente en casi todo el cuerpo, especialmente en la piel, los músculos, el corazón, el sistema nervioso, el hígado y los intestinos. Además, se divide en dos categorías que permiten identificar si se trata de colesterol malo o colesterol bueno, denominados LDL y HDL, respectivamente.

Los triglicéridos y el colesterol son diferentes tipos de lípidos que circulan en la sangre. Los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo y el colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas, así lo explicó el portal de medicina Mayo Clinic.

Pescados azules
Consumir pescados azules puede ayudar a que el cuerpo genera colágeno de manera natural. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Las personas que tienen un alto contenido de grasa en la sangre deben ser valoradas por un médico especialista que indique cuál es el mejor tratamiento para cada persona. La Fundación Española del Corazón brinda una lista de alimentos que las personas que sufren de alguna enfermedad coronaria deberían evitar.

  • Se deben evitar los alimentos y productos que contienen abundante grasa saturada, grasa trans y colesterol, como: lácteos enteros (se recomienda sustituirlos por lácteos desnatados), mantequilla (se recomienda sustituirla por aceite de oliva extravirgen), carnes grasas (se recomienda sustituirla por carnes magras, con poca grasa, como el conejo o el pollo sin piel), se recomienda evitar los embutidos, la yema de huevo, los fritos comerciales y los productos de panadería.
  • La grasa trans se encuentra en algunos fritos y pastelería (aceites vegetales hidrogenados) utilizados en galletas, productos de pastelería, productos lácteos, carne grasa de ternera y oveja.
  • Se recomienda reducir el uso de sal en las comidas; la forma más fácil para evitar su consumo es no añadírsela a los alimentos, ni a los guisos, ni a las ensaladas. La sal se puede reemplazar por hierbas, especias, limón, vinagre, pimienta, ajo, entre otros.