salud

¿Qué pasa si se le aplica aceite de coco a un tatuaje?

Se deben aplicar capas delgadas para favorecer la absorción del aceite y repetir el proceso varias veces al día.


El aceite de coco es uno de los productos naturales más usados con el fin de obtener beneficios para el cuerpo y la salud. Es un producto muy utilizado en belleza y cosmética, pero también se emplea en la gastronomía con el fin de aprovechar sus propiedades saludables.

Según información del portal Cuerpo Mente, cada vez hay una mayor evidencia científica de que las grasas que se encuentran en el aceite de coco virgen tienen un papel importante para el organismo, pues pueden mejorar los niveles de colesterol y son recomendables para la salud cardiovascular y general.

Este alimento se ha convertido en un producto natural multipropósito que se emplea desde hace miles de años para diferentes finalidades. Una de las bondades que se le atribuyen es que es ideal para aplicar en los tatuajes, los cuales cada día toman mayor relevancia para muchas personas.

Los tatuajes son una herida sobre la piel que necesita cuidados especiales para que la curación sea exitosa y el diseño no se vea alterado. Análisis sobre la composición del aceite de coco han concluido que ayuda a mantener la piel hidratada y favorece la cicatrización de heridas.

Además, los ácidos grasos que lo componen promueven la producción de colágeno, según información del portal Mejor con Salud. Esta proteína es muy importante dentro de la dermatología y la cosmética, ya que ayuda a mantener la fuerza y la elasticidad de la piel. Estos son algunos de los beneficios por los cuales se recomienda para los tatuajes.

Tatuaje
El tatuaje puede tardar un mes o más en sanar, dependiendo del tamaño y la zona en la que esté ubicado. - Foto: Getty Images

Favorece la cicatrización

Gracias a las proteínas que se encuentran dentro del fruto, ayuda a reparar la piel dañada con rapidez. Esto es ideal a la hora de la cicatrización de tatuajes, ya que fomenta la reparación de las células de la piel que se han visto afectadas durante el tatuaje.

Según Avantgarde Tattoo, uno de los principales estudios de tatuajes en España, con el uso de este producto la cicatrización no solo será más rápida, sino más efectiva, evitando marcas y garantizando un mejor resultado.

Mejora la hidratación

El aceite de coco natural contiene una importante cantidad de ácidos grasos de cadena media, lo cual no solo aporta hidratación sino que evita la deshidratación; es decir, previene que la zona que se haya tatuado se pueda resecar y aparezcan las tan temidas grietas que pueden dañar el tatuaje.

De esta manera se evita la aparición de imperfecciones e incluso la formación de áreas irregulares con la tinta, logrando una terminación de mayor calidad para el tatuaje.

Acción protectora

Este producto protege la zona donde se aplique, lo que se consigue a través de los ácidos grasos acrílicos y ácidos grasos láuricos, los cuales tienen propiedades desinfectantes. Como resultado, el tatuaje estará más protegido frente a los gérmenes y bacterias, dificultando que pueda parecer cualquier tipo de infección o problema sobre la piel.

Tatuajes
El aceite de coco ayuda a sanar y proteger de bacterias los tatuajes - Foto: Getty Images

Una investigación del Departamento de Dermatología de la Universidad de California descubrió que este tipo de aceite es ideal para reparar la barrera de la piel, por lo que es ideal para aplicar en los tatuajes que son una herida expuesta a factores externos como las bacterias.

¿Cómo emplearlo?

A pesar de que las propiedades del aceite de coco han sido estudiadas, a la hora de usarlo en la cicatrización de tatuajes es necesario esperar una semana. Es durante ese periodo que el diseño está más sensible y susceptible a los factores externos.

Adicionalmente, es importante adquirir un aceite de coco virgen para obtener todos sus beneficios naturales. Los tatuajes pueden tardar hasta un mes o más en curarse por completo, dependiendo del tamaño y la zona del cuerpo, así que se puede utilizar el aceite de coco durante todo el proceso. La recomendación es aplicar capas delgadas para favorecer su absorción y repetir la operación varias veces al día.