Respiración profunda y técnicas de relajación, son algunas recomendaciones para controlar el ataque de pánico. Foto: Getty images.
Respiración profunda y técnicas de relajación, son algunas recomendaciones para controlar el ataque de pánico. Foto: Getty images. - Foto: Foto GettyImages.

vida moderna

¿Qué se hace cuando se sufre un ataque de pánico?

Este tipo de situaciones suelen presentarse producto de la ansiedad.

En tiempos recientes, la ansiedad se ha vuelto el pan de cada día, no distingue género, edad, raza o lengua y decenas de miles de personas en el mundo la padecen. Esta condición de salud se acrecentó con la pandemia ocasionada por el virus del Covid-19, debido a la zozobra que existía con la enfermedad y la mortalidad de la misma.

La sensación de peligro inminente puede hacer parte de los síntomas de ataques de ansiedad la cual puede venir acompañada de taquicardia, mareos, sensación de entumecimiento y hormigueo, ocasionando episodios que pueden poner en peligro la salud.

De ahí la importancia que se le debe dar a este tema y aprender a reconocer su sintomatología para poder controlar la situación y evitar situaciones que generen consecuencias negativas para quien sufre de estos episodios.

Vale la pena decir que en los ataques de pánico se siente un miedo demasiado fuerte y casi que incontrolable, que genera cambios físicos, cuando en realidad en el exterior no necesariamente está ocurriendo algo.

De acuerdo con Mayo Clinic, es posible que en un ataque de estos, la persona pueda llegar a sentir que se va a morir.

En muchos casos la ansiedad es considerada un trastorno.
En muchos casos la ansiedad es considerada un trastorno. - Foto: Getty Images

¿Cómo actuar ante una situación de ataque de pánico?

Según el portal ABC, los siguientes son los pasos que se deben seguir cuando una persona se enfrenta a un ataque de pánico:

  • Permanecer con la persona que lo sufre y mantener la calma, teniendo en cuenta que es importante trasmitirle sensación de seguridad.
  • Trasladar a la persona a un lugar seguro.
  • Es importante saber si la persona está medicada para poderle brindar los remedios indicados.
  • Intentar mantener el contacto ocular con la persona que está en crisis de pánico para transmitir confianza.
  • Ayudar a la persona a mantener respiraciones tranquilas.
  • Si con lo anterior la crisis no se reduce, es importante llevar a la persona a un hospital o a un sitio en donde le puedan dar ayuda médica.
  • Cuando ya pase la crisis es importante hablar con la persona sobre lo que ocurrió para buscar la ayuda más adecuada y así evitar que estos episodios se repitan.

¿Cómo prevenir un ataque de pánico?

Los ataques de pánico producen miedo por eso muchos recomiendan algunas estrategias que pueden ayudar a evitarlos:

  • Usar la respiración profunda: Según Health Line, “la hiperventilación es un síntoma de ataque de pánico que puede aumentar el miedo, por eso, respirar profundamente puede reducir los síntomas de pánico durante un ataque”.

Por ello es importante inhalar y exhalar por la boca, haciendo conciencia al sentir que el aire llenar lentamente el pecho y abdomen, luego de ello dejarlo salir tranquilamente. “Inhala contando hasta cuatro, mantén el aire por un segundo y luego exhala contando hasta cuatro”, registra el sitio.

El hecho de aceptar que se está teniendo un ataque de pánico, hace recordar a quien lo está viviendo, que será algo temporal, que pasará prontamente y que en realidad se está bien.

  • Practicar técnicas de relajación.

Desde Psicología y Mente sugieren que este tipo de prácticas son positivos en un momento en el que se sufre un ataque de pánico, debido a que los ayudan a evitar y/o reducir en gran medida.

Al igual que la respiración profunda, “las técnicas de relajación muscular pueden ayudar a detener un ataque de pánico que se aproxima controlando la respuesta de tu cuerpo tanto como sea posible”, inorma Health Line.

  • Evitar el consumo de sustancias que generen excitación en el organismo.

Psicología y Mente destaca que “el consumo habitual de bebidas con mucha cafeína, tabaco u otras drogas también puede aumentar el riesgo de sufrir ataques de pánico en determinadas personas cuyas mentes son más proclives a sufrir este tipo de trastornos”.