Tendencias
Cerebro
Los expertos recomiendan el consumo de vegetales de hoja verde para el buen funcionamiento del cerebro. Foto: Getty images. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué verduras son buenas para el cerebro?

Investigaciones señalan que la dieta mediterránea se centra en grupos específicos de alimentos que benefician el cerebro

El cerebro, como los demás órganos del cuerpo, tiene en la alimentación un factor importante para su cuidado, y los expertos indican que se le debe dar “más nutrientes y aditivos además de glucosa y agua”, así lo explica el portal Brain effect.

Según investigaciones que cita el portal Aarp, “la dieta MIND (dieta mediterránea de intervención para el retraso neurodegenerativo), la cual se centra en grupos específicos de alimentos que benefician el cerebro, que están relacionadas con una mejor salud cerebral, así como con la prevención de la demencia”.

Entre los alimentos incluidos en la dieta MIND, la cual fue desarrollada por investigadores del Rush University Medical Center en Chicago, los vegetales de hoja verde se destacan como una categoría importante para el cuidado del cerebro.

En un estudio publicado en la revista Neurology (en inglés), “las personas de 58 a 99 años que consumen media taza colmada de vegetales de hoja verde cocidos, o una taza colmada de verduras crudas como la lechuga cada día, tienen menos deterioro cognitivo —equivalente a 11 años menos— que aquellas que casi no consumen vegetales de hoja verde”, en palabras que recoge Aarp.

Según el mencionado portal, “los investigadores de la dieta MIND recomiendan consumir por lo menos seis porciones semejantes por semana”.

Otro consejo de los expertos es comenzar el día “con una tortilla de huevo con col rizada y champiñones; mezclar una taza de espinaca tierna con la pasta; para la cena, agregar un puñado de rúcula a el plato primero, y sobre ella, la comida”.

De acuerdo con un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la población mundial vivía más años, pero se presentan más problemas de salud desde una edad temprana: “el factor determinante para que esto ocurra se encuentra en la falta de concienciación por parte de la población de que existen enfermedades que es posible prevenir solo con mejorar los hábitos de vida, como la alimentación”.

En este portal aconsejan el consumo de brócoli y coles, pues las dos “contienen vitamina K en altas proporciones, un compuesto químico que, según afirmaba un artículo elaborado por el departamento de nutrición de la Universidad de Montreal (Canadá) en 2012, podría ser importante no solo por su valioso papel en la coagulación de la sangre, sino también porque cumple acciones importantes en el sistema nervioso, sobre todo en cuanto a la capacidad cognitiva”.

Cuerpo mente también aconseja el consumo de col para el cuidado de la salud del cerebro: “La hemos escogido por su color verde. Este refleja su elevado contenido en clorofila y otros antioxidantes que nutren y protegen el cerebro de los radicales libres”.

Otros alimentos que ayudan al cuidado del cerebro

El agua es importante, pues “casi el 75% del cerebro es agua. Cuando la deshidratación ocurre en el organismo, el cerebro libera la hormona cortisol, que reduce las dendritas. Estas ramas están involucradas en el intercambio de información entre las células nerviosas. Una contracción de estas dendritas lleva a un deterioro de la actividad cerebral”, explican en el portal Brain effect. Los especialistas aconsejan “beber al menos 8 vasos de agua al día para mantener el cerebro activo”.

“Los pescados grasos como el salmón, el atún, el arenque o la caballa son una fuente ideal de ácidos grasos omega-3.”Así es como Omega 3 ayuda a la concentración”, señala Brain effect.

El mencionado portal también aconseja el consumo de frutas:los aguacates en particular pueden mejorar la circulación sanguínea en el cerebro. Esto se debe principalmente al alto contenido de grasas monoinsaturadas. Otras frutas que tienen una influencia positiva en nuestro cerebro y ayudan a recuperar información más rápidamente son los melones, sandías, ciruelas, piñas, naranjas, manzanas, kiwis, melocotones, uvas y cerezas”.