Tendencias
Edades en las que más sexo se tiene.
Alrededor de la celebración religiosa han surgido muchos mitos. - Foto: Getty Images

semana santa

¿Quedarse ‘pegado’ o convertirse en pez? Estos son algunos mitos de la Semana Santa

Muchas de estas creencias populares por esta época carecen de fundamento científico.

En torno a la conmemoración de la llamada Semana Santa, también denominada Semana Mayor por el mundo no religioso, desde antaño se conocen cientos de versiones respecto a lo que se debe y lo que no hacer. Entre algunos aspectos están, por ejemplo, el no consumo de carnes rojas o tener relaciones sexuales.

Al respecto, se han dado a conocer respuestas sobre diferentes cuestionamientos que han pasado de una generación a otra en torno a la Semana Santa:

1. No pueden tener sexo en Semana Santa porque ‘se quedan pegados’: la posibilidad de quedarse pegado cuerpo a cuerpo sí existe, pero esto sucede cuando hay un problema físico o psíquico producido en la mujer, que puede ocasionar que durante el acto ocurra una contracción involuntaria en ciertos músculos vaginales. Estos pueden aprisionar el miembro masculino y, la pareja se quedaría ‘pegada’, pero puede ocurrir en cualquier época del año y para solucionarlo solo se debe tomar un relajante muscular y liberar al (la) compañero (a).

2. No bañarse en un río: se dice que ese mito nació en pequeñas poblaciones del norte del país. Según se cree, si una persona se baña en un río puede transformarse en un pez. El mito ha tenido variaciones en el tiempo, pues algunos piensan incluso en evitar cualquier tipo de baño, sobre todo si este se lleva a cabo el Viernes Santo. Sin embargo, científicamente es casi imposible que esto suceda en un río, a menos que se trate de una condición médica de alguna enfermedad huérfana que se desarrolle en la piel generando algún tipo de escama.

3. No se come carne: esta tradición data desde 1950 y surge porque en ese entonces el viernes era un día de recogimiento por la conmemoración de la muerte de Jesús y se realiza un sacrificio; muchos de los creyentes optaban por no salir, mientras que otros se abstienen de comer algo que por tradición es apetecible, es decir, que esa era una forma de ofrecer un sacrificio, a pesar de que actualmente esta práctica no es realizada por la mayoría.

La creencia dicta que no se puede comer carne roja en semana santa. - Foto: cocina semana

4. Es buena época para cortar el cabello: otra de las creencias es que cortar el cabello en estas fechas hace que crezca ‘perfecto’. Pero la realidad es que eso está directamente relacionado con el tiempo de la luna menguante. El mito se origina en los pueblos agrícolas, en los que se veía que lo que funcionaba para las plantas podría funcionar para el cabello, aunque no existe alguna base científica que respalde esto hasta la fecha.

5. No se puede salir y disfrutar: aunque muchos entiendan que Semana Santa es un tiempo de recogimiento, algunas personas toman este espacio para vacacionar. Sin embargo, por mandato para los creyentes que profesan la fe católica, solo se puede escuchar música cristiana y no acceder a ninguno de los placeres mundanos.

6. Los niños que crecieron en zonas rurales no podían trepar a los árboles porque podían convertirse en micos: esto no tiene ningún tipo de fundamento científico. Lo que sí podría presentarse es un exceso de vello en el cuerpo, pero esto en medicina se conoce como hirsutismo y se produce posiblemente por desórdenes hormonales.

7. No se juega: un artículo de Luz Lancheros asegura que no se puede participar en juegos de azar o se arruinará. Se cree que Judas Iscariote también le dio mala fama a todos aquellos que de ahí en adelante quisieran obtener dinero de lo que pudiesen apostar, vender u ofrecer, incluso a los que quieren jugar póquer sin dinero de por medio.