vida moderna

Remedios caseros con ajo para limpiar los pulmones

El ajo tiene propiedades antifúngicas y antimicrobianas.


Los pulmones tienen dos funciones principales. Una es obtener el oxígeno del aire que va hacia el cuerpo y otra es eliminar el dióxido de carbono del cuerpo, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que los pulmones son el órgano más vulnerable a la infección y las lesiones del ambiente externo, debido a la exposición constante a partículas, productos químicos y organismos infecciosos en el aire.

Así mismo, las enfermedades respiratorias constituyen cinco de las treinta causas más comunes de muerte. Por tal razón, es importante proteger los pulmones con una buena nutrición y hacerles una limpieza para eliminar las toxinas.

Es por ello que el portal Mejor con Salud reveló que consumir ajo podría ayudar con la limpieza de los pulmones por sus propiedades antibióticas y antibacterianas, pero es importante señalar que “hasta ahora no hay data o estudio científico que sustente esta teoría”.

De hecho, ningún alimento por sí solo va a ser capaz de curar una enfermedad, y por eso el cuidado de los pulmones y de todos los órganos del cuerpo debe ser parte de la rutina diaria con una alimentación balanceada, realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio diario y visitar al médico constantemente.

Dicho lo anterior, el portal reveló tres posibles remedios naturales con ajo y para el primero se deben machacar diez dientes de ajo y agregarles tres hojas de tomillo que también deberán machacarse. En seguida, en un recipiente se deben agregar los ingredientes anteriores y se deben cubrir con aceite de oliva y se deja reposar la mezcla toda una noche. En la mañana siguiente se consume una cucharada de este remedio casero.

La segunda recomendación es hervir ½ litro de agua con 200 gramos de azúcar. Después, se le agrega ½ kilo de cebolla con un pedazo de raíz de jengibre picado, una cucharada de cúrcuma en polvo y tres dientes de ajo machacados. Posteriormente, cuando la mezcla hierva, se deja reposar hasta que se enfríe y se cuela para consumir dos cucharadas diarias en ayunas.

Finalmente, recomendó consumir un ajo diario en ayunas, pues se compone de minerales como el yodo, fósforo, potasio y vitaminas como la B6 y sus propiedades están basadas, sobre todo, en los componentes sulfurados que contiene (alicina, alil/dialil sulfidos), de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición.

Sin embargo, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, es importante reducir la ingesta de ajo en personas con problemas estomacales o digestivos, ya que podría llegar a producir irritación del tracto gastrointestinal.

Medline Plus también advierte que el ajo, especialmente fresco, podría aumentar el sangrado. Por ello, recomiendan dejar de tomarlo al menos dos semanas antes de un procedimiento quirúrgico. Asimismo, los pacientes sometidos a tratamiento anticoagulante deben vigilar su consumo, ya que puede elevar el riesgo de sangrado.

Además, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es importante consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades del alimento ya nombrado.

Por otro lado, es vital dedicar tiempo para limpiar los pulmones, y la primera recomendación es practicar la terapia de vapor, que consiste en inhalar vapor de agua, que ayuda a abrir las vías respiratorias y a que los pulmones drenen la mucosidad.

Un segundo truco que se puede practicar para limpiar los pulmones es toser controladamente, y para hacerlo, lo primero que se debe hacer es sentarse en una silla con los hombros relajados, manteniendo los pies completamente apoyados sobre el piso. Luego, se deben cruzar los brazos sobre el estómago, inhalar lentamente por la nariz y exhalar mientras se inclina el cuerpo hacia adelante, presionando los brazos contra el estómago.

En ese punto, se debe toser 2 o 3 veces al exhalar, manteniendo la boca ligeramente abierta, y luego inhalar lentamente por la nariz.

Para finalizar, los expertos también recomiendan hacer ejercicio, rutina corporal que no solo ayuda a mejorar la salud física y mental de las personas, sino que también obliga a los músculos a trabajar más, lo que aumenta la frecuencia respiratoria del cuerpo, y con ello hay un mayor suministro de oxígeno a los músculos.