vida moderna

Remedios naturales para prevenir las uñas frágiles

Cambios inusuales en la apariencia de las uñas pueden significar una afección en otro órgano del cuerpo.


Las uñas de las manos y los pies protegen los tejidos de los dedos, por lo que son tan importantes para el cuerpo como cualquier órgano. Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explica que las uñas están hechas por una proteína llamada queratina, la cual, también se puede encontrar en el cabello y en la piel.

Por lo anterior, la salud de las uñas suele ser un indicador del estado general de la salud y por ello, es fundamental mantenerlas en estado liso y uniforme. De hecho, la Biblioteca indica que cuando hay cambios drásticos en las uñas se debe consultar al médico para descartar enfermedades pulmonares, cardiacas, renales o hepáticas.

Además, para muchas personas el aspecto de las uñas es importante para mantener una estética impecable. Existen muchos métodos para ello, por ejemplo, se puede acudir a un manicure o a un especialista que pula y mantenga esta parte del cuerpo en un estado impecable.

También, es necesario realizar cuidados frecuentes que prevengan que las uñas se vuelvan quebradizas y se tornen amarillentas debido al uso de químicos indebidos o de los trabajos manuales que se realizan diariamente. Para ello, es posible recurrir a remedios naturales y caseros con ingredientes fáciles de conseguir y con pocas contraindicaciones.

De hecho, el portal especializado Mejor con Salud listó una serie de productos naturales que ayudan a mantener las uñas fuertes y sanas:

Aceite de coco

El portal Soy Carmín indica que este producto ayuda a fortalecer las uñas quebradizas gracias a que contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y ácidos grasos. Dichos compuestos, penetran en la uña y la nutren promoviendo el cuidado de las cutículas.

¿Cómo usarlo?

1. Calentar un poco en una olla.

2. Aplicar tibio directamente en las uñas con masajes circulares.

3. Dejarlo actuar por cinco minutos.

4. Repetir el procedimiento tres veces al día.

Zumo de Limón

Utilizar zumo de limón ayuda a fortalecer las uñas, de acuerdo con un artículo publicado en el diario El Español.

¿Cómo usarlo?

1. Exprimir el jugo de un limón.

2. Empapar una bola de algodón en el jugo de limón.

3. Aplicar el zumo en las uñas y ponerse guantes durante toda la noche.

Aceite de vitamina E

La vitamina E, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, ayuda a proteger al tejido corporal del daño causado por los radicales libres, que pueden dañar las células, órganos y tejidos. Además, se le atribuye la hidratación y fortalecimiento de las uñas.

¿Cómo usarlo?

1. Extraer el aceite de una cápsula de vitamina E.

2. Aplicar en todas las uñas.

3. Mientras se aplica, masajear para aumentar la circulación sanguínea.

4. Repetir diariamente por tres semanas antes de ir a dormir para notar los resultados.

5. También, en vez de sacar el contenido de la cápsula, es posible ingerirla.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es jugo fermentado de las manzanas trituradas y se emplea para tratar obesidad, diabetes, problemas de caída de cabello y de la piel y otras condiciones, de acuerdo con Medline Plus. Contiene ácido acético y nutrientes como vitaminas B y vitamina C.

¿Cómo usarlo?

1. En un recipiente mezclar el vinagre con partes iguales de agua.

2. Poner las uñas en la mezcla durante unos minutos.

3. Empujar con suavidad las cutículas hacia atrás.

4. Realizar el procedimiento durante cinco días seguidos.