vida moderna

Semana Mundial de la Incontinencia: cinco datos sobre esta afección

Se estima una prevalencia global de incontinencia del 24 % en la mujer y 7 % en el hombre, aumentando con la edad hasta el 50 % y 29 % respectivamente.


A pesar de ser una condición que padecen más de 200 millones de personas en el mundo, la incontinencia es una afección que tanto hombres como mujeres soportan en silencio.

Esta se caracteriza por la pérdida de control de la vejiga o intestinos, que provoca la fuga involuntaria de desechos corporales, teniendo consecuencias en el día a día de las personas y perjudicando su bienestar emocional.

Datos recientes sobre la incontinencia afirman que una de cada tres mujeres padece esta condición a partir de los 50 años. No obstante, de estas, el 42 % no acuden al médico, el 32 % lo considera un tabú y el 27 % no habla de ello por vergüenza.

En el caso de los hombres, se estima que uno de cada cuatro sufre de esta afección luego de los 40 años, el 60 % de ellos no acuden al médico y más de la mitad esperan más de un año para consultar a uno.

La persistencia de este tabú provoca que empeore una situación que tiene tratamiento, sobre todo cuando es oportuno. Por ello, en el marco de la Semana Mundial de la Incontinencia, Medtronic informa algunos datos clave sobre esta condición.

De hecho, existen comunidades de pacientes como Retoma el control, que brindan visibilidad, orientación y esperanza a quienes están viviendo con esta condición con herramientas, información y tips para identificar qué tipo de incontinencia se tiene, cómo buscar ayuda y cómo afrontarla.

También en esta comunidad, los pacientes pueden conectarse con personas que están en su misma situación, compartir su historia, conocer sobre cómo tener una mejor calidad de vida y estar actualizados sobre los últimos avances en cuanto a tratamientos existentes.

La incontinencia urinaria por urgencia sucede cuando se tiene una necesidad intensa de orinar, seguida de la pérdida involuntaria de orina. Es posible que esta suceda con más frecuencia en las noches.
La incontinencia urinaria por urgencia sucede cuando se tiene una necesidad intensa de orinar, seguida de la pérdida involuntaria de orina. Es posible que esta suceda con más frecuencia en las noches. - Foto: getty images

Cinco datos significativos sobre la incontinencia

  1. Se estima una prevalencia global de incontinencia del 24 % en la mujer y 7 % en el hombre, aumentando con la edad hasta el 50 % y 29 % respectivamente.
  2. Es común que el paciente que presenta pérdida involuntaria de orina también tenga incontinencia fecal. A pesar de que reconozcan sufrir de incontinencia urinaria, en muchas ocasiones -por pena o vergüenza- no confiesan que también padecen incontinencia fecal.
  3. Las personas que sufren de incontinencia presentan un gran impacto psicológico. Esta condición puede provocar el aislamiento del paciente, y generar que su entorno social, familiar y sexual se vean afectados.
  4. La alimentación saludable y bien equilibrada puede ayudar a las personas que padecen incontinencia. Se recomienda evitar productos lácteos, alimentos grasosos, comidas picantes, bebidas alcohólicas o con cafeína para mejorar esta condición.
  5. La ciencia ha desarrollado dispositivos y tratamientos de última tecnología, entre ellos la neuromodulación, con la finalidad de tratar la condición, y lograr que la persona sea capaz de realizar actividades que antes le impedía la incontinencia.

La neuromodulación es uno de los tratamientos que pueden ayudar a combatir la incontinencia urinaria y fecal. Este procedimiento es una intervención mínimamente invasiva, de muy bajo riesgo y completamente reversible, que restaura la función normal de la vejiga estimulando los nervios sacros con pulsos eléctricos leves, a través de un electrodo que se inserta debajo de la piel.

Los profesionales de salud suelen recomendar este tratamiento cuando los pacientes no presentan mejoría luego de seguir las recomendaciones y terapias diagnosticadas.

¿Cómo reconocer los tipos de incontinencia?

Las posibles causas o factores que pueden provocar incontinencia difieren del tipo de condición de base que padezca la persona. Algunos de ellos incluyen:

  • Incontinencia de esfuerzo: la orina se escapa cuando se ejerce presión sobre la vejiga al realizar alguna acción como toser, estornudar o hacer ejercicio.
  • Incontinencia urinaria por urgencia: sucede cuando se tiene una necesidad intensa de orinar, seguida de la pérdida involuntaria de orina. Es posible que esta suceda con más frecuencia en las noches.
  • Incontinencia de rebosamiento: se presenta goteo de orina frecuente debido a que la vejiga no se vacía por completo.
  • Incontinencia fecal: ocurre cuando se pierde control sobre los intestinos y la persona tiene pérdida involuntaria de evacuaciones liquidas o solidas.