Tendencias
Hipotiroidismo: ¿Cuáles son los síntomas, causas y tratamiento?
El hipotiroidismo (tiroides hipoactiva) es un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas cruciales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Síntomas que indican una falta de yodo en el cuerpo

Aproximadamente el 40 % de la población a nivel mundial tiene deficiencia de yodo.

El yodo es un mineral que necesita el cuerpo para que se produzca la hormona tiroidea. Esta se encarga de controlar el metabolismo y otras funciones importantes del organismo, como el desarrollo del cerebro y los huesos durante el embarazo.

Además, el yodo es necesario para que las células transformen los alimentos en energía. Los seres humanos necesitan el yodo para el funcionamiento normal de la tiroides y para la producción de las hormonas tiroideas, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Sin embargo, la cantidad de este mineral, dependerá de la edad. De acuerdo con la American Thyroid Association, aproximadamente el 40 % de la población a nivel mundial tiene deficiencia de yodo.

Cabe resaltar que si hay falta de yodo en el cuerpo, puede haber problemas con la glándula tiroides, causando otros problemas de salud como hipotiroidismo o bocio. Esta falta suele ser más recurrente entre mujeres, embarazadas y niños mayores, señala la Biblioteca Nacional de Medicina.

Cáncer de tiroides - Imagen de referencia
Si hay falta de yodo en el cuerpo, puede causar problemas de salud como hipotiroidismo o bocio. - Foto: Getty Images/iStockphoto

En concreto, el hipotiroidismo (tiroides hipoactiva) es un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas cruciales, según los especialistas de la Clínica Mayo.

Síntomas del hipotiroidismo

  • Afinamiento del cabello.
  • Ritmo cardíaco lento.
  • Depresión.
  • Memoria deficiente.
  • Glándula tiroides agrandada (bocio).
  • Fatiga.
  • Aumento de la sensibilidad al frío.
  • Estreñimiento.
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares.
  • Ronquera.
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal.
  • Piel seca.
  • Aumento de peso.
  • Nivel de colesterol en sangre elevado.
  • Hinchazón de la cara.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones.

En los adultos, el hipotiroidismo puede causar deficiencia mental, piel hinchada, voz ronca, pelo escaso y áspero, aumento de peso e intolerancia al frío.

Aunque las mujeres adultas son las más vulnerables, el hipotiroidismo también puede afectar a los bebés. Larry E. Johnson, médico y PhD de University of Arkansas, señala que si las mujeres embarazadas tienen carencia de yodo, aumentan el riesgo de aborto espontáneo y de muerte fetal. El feto crece despacio y el cerebro no se desarrolla de forma adecuada.

Al menos que los bebés afectados reciban tratamiento al nacer, puede aparece un trastorno que les provoca retraso mental y estatura baja. Incluso, estos bebés pueden ser sordomudos y padecer defectos congénitos o hipotiroidismo.

Síntomas de los recién nacidos

  • Llanto ronco.
  • Dificultad para respirar.
  • Coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia). En la mayoría de los casos, esto ocurre cuando el hígado del bebé no puede metabolizar una sustancia llamada bilirrubina, la cual habitualmente se forma cuando el cuerpo recicla los glóbulos rojos viejos o dañados.
  • Una hernia umbilical.
  • Una lengua grande y prominente.

Hipotiroidismo en niños y adolescentes

  • Pubertad tardía.
  • Crecimiento deficiente, que tiene como resultado una baja estatura.
  • Desarrollo mental deficiente.
  • Retraso en el desarrollo de los dientes permanentes.

Alimentos ricos en yodo

El cuerpo no produce yodo, por lo que es un componente esencial que debe incorporar en la dieta. Por esta razón, es muy importante su aporte en el embarazo (tanto para la madre como para el feto), durante la lactancia, en niños y adolescentes. Aquí algunos alimentos recomendados por el portal especializado FarmaciaQuintaAlegre de España.

  • Lácteos: queso, leche desnatada condensada en polvo.
  • Verduras: espinacas, acelgas, cebolla, ajo, remolacha, pepino verde, judías verdes y algas marinas.
  • Pescados y mariscos: bacalao, mejillones, salmón, lenguado y almejas.
  • Cereales: arroz, trigo, centeno y avena.