Tendencias
¿Vitamina C y E ayudan a mejorar la fertilidad masculina?
La fertilidad masculina se puede ver afectada por factores como el sobrepeso. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Té: ¿cuántas tazas hay que beber para mejorar la salud reproductiva masculina?

Tener sobrepeso es una de las principales causas que afecta la calidad y la cantidad de los espermatozoides.

Si bien se habla de la salud reproductiva de las mujeres para concebir, también es importante poner sobre la mesa la salud reproductiva de los hombres, ya que no están exentos del deterioro en la calidad de sus espermatozoides; aunque es cierto que el descenso llega más tarde, entre los 55 y 60 años.

De acuerdo con el portal web Infobae, una investigación de la Universidad de Hubei, en Wuhan, estudiaron la calidad de semen de casi 1.400 hombres y detectaron que los aficionados a las infusiones naturales o también conocidos como tés, tenían una mayor concentración y recuento de esperma.

El estudio sugiere que los hombres que beben té pueden tener más suerte a la hora de concebir. Como tal, los investigadores de China determinaron que los beneficios del aumento de esperma solamente se observan en los hombres que beben té tres días a la semana. De este modo, los expertos aún desconocen si tomar una taza de té todos los días podría ser aún mejor para la reproducción masculina.

Adicional a ello, los resultados, publicados en la revista científica, Chemosphere, mostraron que el 28 % de los participantes bebían té, mientras que el 72 % no lo hacía. Aun así, los voluntarios no informaron del tipo de té que ingerían, ni de si añadían leche o azúcar.

En el análisis científico, los que disfrutaban de una taza tenían una mayor concentración de esperma y recuento de espermatozoides, que es el número total de espermatozoides por eyaculación. En ese sentido, los que bebían té al menos tres días a la semana tenían un recuento de espermatozoides un 5 % mayor y una concentración un 0,4 % mayor. No obstante, los que consumían té menos de tres días a la semana, no obtenían los mismos beneficios y obtenían un recuento y una concentración de esperma menor.

“Según los expertos, los beneficios del consumo de té pueden deberse a los polifenoles, unos compuestos de la bebida repletos de antioxidantes que, según se ha comprobado, aumentan la supervivencia de los espermatozoides”, indica Infobae.

Ahora bien, entre las causas más comunes de la deficiencia de espermatozoides está el sobrepeso o la obesidad; además de la crisis de fertilidad masculina que se vive en las últimas décadas. Por ello, se aconseja una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad para aumentar las posibilidades de ser padres.

Como tal, las frutas, las verduras de hoja verde y las legumbres se han relacionado con una mejor concentración y movilidad de los espermatozoides, es decir, con su capacidad para moverse con eficacia. Del mismo modo, los estudios sobre fertilidad también aseguran que el consumo de carne roja, café y los tentempiés azucarados pueden provocar un descenso de la calidad del semen.

Por su parte, la doctora Shanna Swan, epidemióloga de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí de Nueva York, indicó para Infobae que las “sustancias químicas de todas partes”, como los ftalatos que se encuentran en los artículos de tocador, los envases de alimentos y los juguetes de los niños, son los culpables del desequilibrio hormonal que puede causar “estragos en la reproducción”.