Tendencias
El té de hibisco contiene minerales como el calcio, hierro, magnesio y fósforo. Foto: GettyImages.
El té de naranja es beneficioso para la digestión. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Té de naranja: sus beneficios para bajar el colesterol y combatir el insomnio

La cáscara de la naranja es utilizada para varios propósitos. Sus propiedades ayudan a la buena digestión y el tratamiento de afecciones.

El bienestar del cuerpo humano depende en parte de dos factores: la alimentación y el sueño. Según explica la Organización Mundial de la Salud, “una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”. Una de las enfermedades que más suele escucharse entre las personas es el colesterol elevado, el cual es resultado de una mala alimentación.

El sueño es fundamental para que el cuerpo descanse y recupere energía diariamente. “El dormir mantiene todos los aspectos del cuerpo de una forma u otra: el equilibrio energético y molecular, así como también la función intelectual, el estado de alerta y el humor”, explica el doctor Merrill Mitler, experto en sueño y neurocientífico del NIH (Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos).

A algunas personas se les dificulta conciliar el sueño debido al insomnio. También hay quienes sufren de colesterol elevado. Ambas afecciones necesitan de un tratamiento médico para mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Además de realizar cambios en el estilo de vida, también existen algunos remedios caseros para tratar el insomnio y el colesterol.

El portal Gastrolab destaca los beneficios de la cáscara de naranja para tratar varias afecciones. Según el sitio web, “sirve para relajar el cuerpo, controlar el colesterol, disminuir acidez, mejorar el proceso digestivo y combatir el insomnio, gracias a que ayuda a equilibrar el pH digestivo, lo cual reduce la formación de ácidos”.

El té de naranja ayuda a relajar el cuerpo y aliviar el estrés. Al mismo tiempo que tiene efectos positivos para digestión. A continuación, cómo preparar esta deliciosa bebida.

Ingredientes

  • 300 ml de agua.
  • Cuatro trozos de cáscara de naranja.
  • Canela a gusto.
  • Endulzante a gusto.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua y agregar las cáscara de naranja.
  2. Dejar que se prepare la infusión por cinco minutos.
  3. Retirar del fuego.
  4. Agregar canela y endulzante (se recomienda stevia).
  5. Servir y disfrutar de esta infusión.

Otros usos de la cáscara de naranja

El té de naranja es un gran aliado para quienes están en proceso de pérdida de peso y quieren bajar la grasa del abdomen. Gastrolab destaca que esta bebida se debe ingerir por un mes y suspenderlo por una semana, debido a que puede provocar acidez.

Ingredientes

  • Seis cáscaras de naranja.
  • Dos litros de agua.

Preparación

  1. Poner a hervir el agua a fuego medio y agregar las cáscaras de naranja.
  2. Dejarlas reposar por media hora.
  3. Se debe consumir esta bebida en ayunas.

Insomnio

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más común en las personas. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación señala sus síntomas:

  • Dificultad para conciliar el sueño a la noche.
  • Despertarse durante la noche.
  • Despertarse muy temprano.
  • No sentirse bien descansado después del sueño nocturno.
  • Cansancio o somnolencia diurnos.
  • Irritabilidad, depresión o ansiedad.
  • Dificultad para prestar atención, concentrarse en las tareas o recordar.
  • Aumento de los errores o los accidentes.
  • Preocupaciones constantes respecto del sueño.

¿Cómo dormir mejor?

Para conciliar el sueño también es importante tener hábitos saludables que contribuyan a esto. Debido al trabajo, algunas personas no pueden dormir en la noche o las horas suficientes. Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, brinda algunas recomendaciones para mejorar la calidad del sueño:

  • Tomar siestas y aumentar la cantidad de tiempo disponible para dormir.
  • Mantener las luces prendidas en el lugar de trabajo.
  • Limitar los cambios de turno para permitir que el cuerpo se ajuste.
  • Consumir cafeína solo al comienzo del turno.
  • Remover las fuentes de sonido y luz durante el descanso diurno (por ejemplo, usar cortinas que bloqueen la luz).