Tendencias
El café es una bebida energizante.
El café es una bebida energizante. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Tomar más de dos tazas de café al día es bueno para la salud?

El café es una bebida rica en antioxidantes, mismos que favorecen el cuerpo.

El café es una bebida consumida por cientos de personas alrededor del mundo. Existe una amplia variedad entre sus sabores, hay quienes lo prefieren expresso, latte, descafeinado, y/o mocachino, entre otros.

MedlinePlus explica que más de 60 plantas tienen cafeína, ente ellas, las hojas de té, y los granos de café.

Además, es una bebida que encabeza la lista de aquellas que son ricas en cafeína, una sustancia que se considera un antioxidante, que al eliminar los radicales libres que deterioran las células del cuerpo, trae múltiples beneficios sobre la salud, porque contrarresta algunas afecciones, explica Tua Saúde:

  • La depresión: la Clínica Mayo asegura que -en algunos casos- es un trastorno que afecta de manera negativa los pensamientos y la calidad de vida de una persona. Pero ya que se considera que el café es una bebida que le aporta energía al cuerpo, esta puede ser favorable para contrarrestar esta afección.
  • El cáncer: de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, este es una enfermedad donde las células del cuerpo se multiplican de manera irregular.

La organización asegura que el inicio de una enfermedad como el cáncer se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo, provocando una metástasis.

“El cáncer es la principal causa de muerte en el mundo: en 2020 se atribuyeron a esta enfermedad casi 10 millones de defunciones, es decir, casi una de cada seis de las que se registran”, asegura la Organización Mundial para la Salud, OMS.

  • Rendimiento en el ejercicio: tal y como se indicó anteriormente, el café es una bebida que le da energía al cuerpo, por lo que fortalece los músculos y su rendimiento.
Café
El café puede traer múltiples beneficios al cuerpo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Tomar más de dos tazas de café al día es bueno para la salud?

La Clínica Mayo no recomienda consumir más de cuatro tazas de café al día, porque este impacta al sistema nervioso, siendo contraproducente; afectando también el sueño, una actividad primordial para la recuperación del cuerpo y la renovación del cerebro, procesos indispensables para las experiencias vividas.

La entidad asegura que las mujeres en estado de embarazo no deberían consumir una gran cantidad de café y, si así lo deciden, es importante consultar con un médico para que indique cuántas tazas son las recomendadas.

Estudio realizado en la Universidad de Duke en Estados Unidos encontró que la cafeína presente en el café y en el té, se enfrentan a las grasas almacenadas en las células del hígado. Foto: Getty images.
Estudio realizado en la Universidad de Duke en Estados Unidos encontró que la cafeína presente en el café y en el té, se enfrentan a las grasas almacenadas en las células del hígado. - Foto: Foto: Getty images.

Los peligros de consumir café con leche

La medida del consumo de café debe estar indicado por un médico, ya que, por ejemplo, se recomienda que una persona que tiene la tensión alta beba un máximo de 2 tazas, y los menores, menos de una.

Al tomar una taza de café, ya sea con leche, puede provocar cambios de humor, insomnio, irritabilidad, taquicardia, entre otras afecciones, si su consumo es excesivo.

La institución de investigación y salud asegura que, quienes no están acostumbrados a su ingesta, pueden ser más propensos a experimentar sus efectos. Sin embargo, una pequeña dosis de cafeína puede ocasionar en algunos: problemas de sueño, por lo que se recomienda dormir entre 7 a 8 horas.

Aunque se describieron muchos beneficios, el café también puede producir un efecto contrario como provocar ansiedad, un trastorno que afecta la calidad de vida de una persona, ya que sus pensamientos pueden ser abrumadores interrumpiendo sus actividades cotidianas.

Tal y como lo señala la Clínica Mayo, reducir el consumo de cafeína puede traer beneficios a la salud, sin embargo, una disminución de inmediato puede “producir síntomas de abstinencia”, así mismo, irritabilidad, fatiga o desconcentración.

Por esto, reducir el consumo de productos con cafeína progresivamente puede contribuir en regular este hábito. Si se consume café en las noches, se puede disminuir una o dos tazas, para que el organismo se desacostumbre de dicha sustancia.