vida moderna

Tomillo para los ojos: así se debe preparar para limpiarlos y curar enfermedades

El tomillo contiene aceites esenciales y ácido rosmarínico con alto poder antiinflamatorio.


El tomillo es una especie de planta que ha sido utilizada, desde hace tiempo, con un sin fin de funciones medicinales para la piel y otros órganos, estando los ojos entre ellos.

Debido a la constante exposición que se vive actualmente a las pantallas y otras fuentes de luz artificial por un tiempo considerable, las afecciones oftalmológicas y el cansancio visual han aumentado cada vez más en la sociedad.

Asimismo, la contaminación, alergias y exposiciones a químicos irritantes también pueden afectar a los ojos. Es por eso que para disminuir y eliminar estos síntomas, se puede usar el tomillo debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que permiten ayudar a nutrir y devolver los el balance a los ojos.

Tomillo para orzuelos

Debido al ácido rosmarínico, el carvacrol, presentes en el tomillo y sus aceites esenciales, tienen un alto poder antinflamatorio, lo que le ha permitido ganar a esta planta un lugar constante entre los ingredientes en medicinas tópicas naturales contra molestias oftalmológicas, osteoarticulares y musculares.

En ese sentido, es bastante eficiente para tratar los orzuelos y las inflamaciones en los ojos producto de infecciones e irritaciones, debido a los componentes mencionados como el timol presentes en el tomillo comparten también propiedades antimicóticas y antisépticas.

Infusión de tomillo para los ojos

Esta es la forma más utilizada de aprovechar las propiedades del tomillo para los ojos, ya que también se presta para curar problemas estomacales. Para tratar dichas afecciones, se puede realizar una infusión de hojas entre 5 y 6 en una taza de agua caliente. Se recomienda utilizar las hojas ya estén frescas o deshidratadas.

Para aplicar esta infusión de forma tópica, hay que esperar a que la misma recupere la temperatura ambiente. Se debe aplicar cerca de una zona mucosa sensible y que incluso puede meterse en el refrigerador si se quiere un efecto refrescante o si la inflamación ocular es reciente y quiere usarse esta infusión similar a una compresa fría a escala del ojo.

Al momento de aplicarse, se puede utilizar motas y gasas de algodón, dejándolas reposar sobre el área afectada y esperar de 5 a 10 minutos. Otra opción es remojar una compresa ya fría en la infusión y aplicarla, dependiendo de la comodidad según sea el caso.

Cualquiera de estos remedios produce efectos tanto de forma inmediata como a mediano plazo, si este se aplica constantemente.

¿Cómo usar el aceite esencial de tomillo para los ojos?

Esta opción consiste en conseguir el aceite, romero y ciprés, se debe macerar en 100 gramos de aceite pero puro de almendras, produciendo así lo que se llama oleato. Este oleato se aplica alrededor de la zona afectada de los ojos o la piel con masajes y suaves, 1 0 2 veces al día.

Baño de tomillo y el estrés

Además de las propiedades para los ojos y de disfrutar de sus beneficios para la piel, reducir dolores musculares y estrés, se puede preparar una infusión ya en mayores cantidades y agregar dicha mezcla a la bañera, ya preparada con agua tibia o caliente de la ducha.

Se puede tomar el tiempo que se considere necesario durante el baño y, mientras tanto, se puede masajear los ojos con las manos bañadas en el agua tibia de tomillo.

Contraindicaciones

Se debe recordar que la aplicación de tomillo, por más que sea continúa no sustituye el deber de asistir a una consulta oftalmológica, ya sea un síntoma puntual o aislado, se necesita ser atendido frecuentemente.

Asimismo, el tomillo en muy pocas ocasiones produce reacciones alérgicas o desfavorables, especialmente, si es aplicado por vía tópica. Sin embargo, hay que se cuidadoso o restringir su uso en caso de dermatitis.