vida moderna

Tres bebidas naturales que ayudan a bajar los triglicéridos y el colesterol

Es fundamental cuidar la alimentación, evitar los productos altos en azúcares, en grasas saturadas y harinas refinadas


El colesterol sirve para producir hormonas, vitamina D y otras sustancias necesarias para la digestión de los alimentos; sin embargo, el exceso de este compuesto, en especial del colesterol malo (LDL), puede ocasionar sobrepeso, obesidad, tapar las arterias con placa y aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. Además, puede aumentar el riesgo de enfermedades como la hipertensión, enfermedades cardiovasculares e incluso puede producir la muerte.

Según el portal GastroLab, la diferencia que existe entre el colesterol y los triglicéridos, es que estos últimos son un tipo de grasa muy común en el organismo cuya función es aportar calorías, es decir, energía, que al no ser consumida o utilizada se almacenan en células de grasa y aumentan potencialmente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo sé si tengo obesidad o sobrepeso?
¿Cómo sé si tengo obesidad o sobrepeso? - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por esta razón, es fundamental cuidar la alimentación, evitar los productos altos en azúcares, en grasas saturadas y harinas refinadas, además de disminuir el consumo de alcohol y el cigarrillo, comer más frutas y verduras, consumir las grasas saludables y hacer alguna actividad física. Además, se pueden prevenir algunos síntomas con licuados naturales que ayudan a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Jugos o licuados para disminuir el colesterol y los triglicéridos

Licuado de fresas:

Ingredientes:

1 plátano.

6 fresas.

1/2 taza de hojuelas de avena.

1/2 taza de agua.

Miel (opcional).

Las hojuelas de avena deben estar remojadas una noche antes en agua, el proceso es colocarlas en un vaso con agua y dejar que reposen toda la noche, al día siguiente, se cuela esta agua y solamente se ocupan las hojuelas de avena. Se deben pasar a la licuadora junto con el plátano cortado en trozos, las fresas previamente lavadas y desinfectadas y partidas a la mitad, y una cucharada de miel para endulzar. Finalmente se bate hasta obtener un licuado homogéneo.

Por otro lado, las fresas reducen los niveles de colesterol malo y triglicéridos gracias a su rico contenido de antioxidantes que ayudan a captar los radicales libres en la sangre, además de mejorar las defensas antihemolíticas y la función plaquetaria.

Y el ingrediente esencial de la avena, que juega un papel importante ya que contiene betaglucanos, un tipo de fibra que ayuda a disminuir el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos de la sangre, además de que protege la flora intestinal.

Este licuado se debe tomar por las mañanas, de preferencia en ayunas y 20 minutos antes de la comida.

Jugo de Remolacha:

Ingredientes:

1 Remolacha.

3 zanahorias.

1 naranja.

3 ramas de apio.

1 manzana.

1 trozo de jengibre.

Se deben lavar bien los ingredientes, pelar el jengibre, de aproximadamente 2 centímetros, pelar la remolacha y las zanahorias. Cortar en trozos estos ingredientes y el apio, después pasar al extractor de jugos o a la licuadora, en el caso de la manzana y la naranja, sin semillas. Si se realiza en la licuadora, hay que agregarle un poco de agua y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

La remolacha tiene un alto contenido de fibra que contribuye a elevar el colesterol bueno (HDL) y disminuir el malo (LDL) y los triglicéridos; es una buena fuente de niacina o vitamina B3 y ácido fólico o B9, que también reducen los triglicéridos y el LDL, previniendo las enfermedades cardiovasculares, además de contener manganeso que ayuda a metabolizar el colesterol del cuerpo.

Las zanahorias son vegetales ricas en betacarotenos que se convierten en el organismo en vitamina A, la cual, entre otras funciones, contribuye a disminuir el LDL de la sangre y previene de la arterosclerosis por acumulación de grasas y colesterol en las arterias.

Por su parte, el apio aporta una buena cantidad de fibra que absorbe el exceso de colesterol en el intestino y contribuye a eliminarlo del organismo, y su aporte de potasio regula el nivel de sodio.

Finalmente, las manzanas cuentan con una fibra llamada pectina y polifenoles o antioxidantes que contribuyen a metabolizar el colesterol y reducir la inflamación. Por otro lado, el jengibre es conocido por su poder antiinflamatorio y sus más de 20 antioxidantes que impiden la peroxidación lipídica, lo cual podría evitar que el hígado metabolice y deseche el LDL.

Este jugo se debe tomar por las mañanas, de preferencia en ayunas 20 minutos antes de los alimentos.

Jugo de aloe vera y papaya:

Ingredientes:

2 cucharadas de aloe vera.

1 taza de papaya en cubos.

1 limón.

1/2 vaso de agua.

1 cucharada de semillas de linaza.

Limpiar el aloe vera de la penca de la sábila, cortarla piel hasta conseguir la pulpa y esperar a que escurra la sustancia amarillo-verdosa, enjuagar y agregar a la licuadora, añadir los trozos de papaya, el jugo del limón, el agua y las semillas de linaza, de preferencia remojadas 10 minutos antes en agua. Finalmente, batir hasta obtener una mezcla homogénea y tomar.

El aloe vera contiene 22 aminoácidos, de los que 8 son necesarios para que el organismo funcione de forma óptima, además es rica en esteroles que aumentan de forma significativa el colesterol bueno (HDL), el cual ayuda a desechar el malo (LDL) de la sangre.

Y por otro lado, la papaya es rica en polifenoles, carotenos, vitamina E y C, lo cual disminuye la placa acumulada en las paredes de las arterias y contribuye a desechar el LDL de la sangre, potenciado también por su fibra.

Esta mezcla se debe tomar en ayunas, 20 minutos antes de los alimentos.