Tendencias
Cáncer de tiroides - Imagen de referencia
Cáncer de tiroides - Imagen de referencia - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Trombosis: ¿se puede generar por problemas de tiroides?

Las enfermedades de la tiroides pueden afectar el metabolismo, la circulación, el sueño, entre otras cosas.

La tiroides es conocida por ser una glándula ubicada en la parte frontal del cuello, que tiene la forma similar de una mariposa. Es importante para que el cuerpo funcione óptimamente.

“Envía ciertas sustancias químicas (hormonas) que ayudan a controlar muchas actividades en el cuerpo, como la respiración y el bombeo de sangre. La tiroides ayuda a que el cuerpo de los niños se desarrolle a medida que van creciendo, incluidos el aumento de estatura y el desarrollo de músculos. También ayuda a controlar el peso y otras funciones”, detallan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Esta glándula puede sufrir varias afecciones o enfermedades, una de las más comunes es el hipotiroidismo, según un estudio publicado en la revista científica, The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, la insuficiencia de la hormona puede ralentizar el ritmo cardíaco, lo que a su vez hace que las arterias se vuelan más estrechas, lo que puede afectar la circulación de la sangre por todo el cuerpo.

A pesar de que el estudio encontró que la enfermedad de la tiroides no está directamente relacionada con la trombosis, puede aumentar el riesgo de padecerla si la tiroides hipoactiva ocasionó una insuficiencia cardíaca.

Por otro lado, se conoció que la insuficiencia cardíaca aumenta el riesgo de sufrir trombosis venenosa profunda, esta afección es altamente peligrosa, pues al formarse coágulos estos podrían soltarse por el torrente sanguíneo y alojarse en órganos o lugares que podrían resultar peligrosos para la vida de una persona.

En ese sentido, sufrir de hipotiroidismo, y no tratarlo a tiempo sí puede desencadenar una serie de complicaciones que ponen en riesgo la salud y la circulación del cuerpo humano, que puede terminar en la generación de trombos.

Por ello, se recomienda seguir todas las recomendaciones de un médico experto, y además, acompañar dichas recomendaciones con un estilo de vida saludable, tanto en alimentación como en ejercicio.

Qué alimentos son vasodilatadores para mejorar la circulación en la sangre

Por lo general, los problemas en el sistema circulatorio son habituales y pueden generar diversos inconvenientes en la salud. Por ello, es importante llevar una buena rutina de ejercicio para fomentar la circulación sanguínea e implementar una alimentación adecuada, libre de grasas saturadas y exceso de carbohidratos.

Del mismo modo, existen alimentos específicos como los vasodilatadores que ayudan a mantener en óptimas condiciones el flujo sanguíneo. El portal web Caña Nature señala que este tipo de alimentos son muy recomendables para prevenir enfermedades relacionadas con la circulación sanguínea y la presión arterial.

Estos son algunos de ellos:

  • El ajo: Este alimento purifica la sangre, limpia el intestino y tiene muchas más ventajas, pero su poder vasodilatador es el más notorio en el organismo. Además, es saludable para el corazón y previene posibles problemas cardiovasculares. Con frecuencia, las personas lo utilizan para condimentar la comida o como ingrediente esencial de algunos remedios naturales.
  • Nueces: Los frutos secos son ideal para la dieta diaria, ya que ofrecen múltiples beneficio para la salud, entre ello, ayuda a mejorar la circulación sanguínea gracias a sus ácidos grasos Omega 3. A pesar de que es un alimento calórico, si se consume con moderación, permite también bajar de peso.
  • Tomate: Este alimento, que tiene pocas calores y muchos antioxidantes, tienen una función muy importante en el organismo, ya que evita que se forme grasa en la sangre y es muy fácil de incluirlo en los platos.
  • Cúrcuma: Esta especie de origen evita que las grasas se acumulen en las arterias, controlando la presión arterial y mejorando la circulación sanguínea. La cúrcuma se caracteriza por su color anaranjado y su intenso sabor que dan un toque exquisito a cualquier plato, ya sea caliente o frío.