vida moderna

Viruela del mono: las medidas de prevención que se deben tener en cuenta

Cerca de 28.000 casos han sido confirmados en todo el mundo y ya se han producido las primeras muertes.


Tres meses después del inicio de la epidemia, los científicos empiezan a emitir sus predicciones respecto al virus de la viruela del mono, que en Colombia ya supera los 55 casos en más de 8 departamentos. Cerca de 28.000 casos han sido confirmados en todo el mundo y ya se han producido las primeras muertes.

Los estudios más recientes son claros. “Nuestro trabajo respalda la idea de que un contacto corporal durante la actividad sexual constituye el mecanismo dominante de transmisión de la viruela del mono” en la epidemia actual, según resume el estudio de Lancet, realizado en varios hospitales españoles.

La conclusión se basa en particular sobre el hecho de que la carga viral era mucho más elevada en las lesiones cutáneas de los enfermos, en comparación con la que contenían su aparato respiratorio.

Algunos investigadores habían avanzado la idea de que la transmisión vía aérea desempeñaría igualmente un papel importante en las contaminaciones, pero estos descubrimientos ponen en entredicho esta teoría. Eso no significa que la enfermedad se transmite a través del esperma. La hipótesis no está excluida, pero las investigaciones actuales no lo han demostrado.

Al respecto, el Ministerio de Salud de Colombia ha hecho pedagogía sobre cómo se debe prevenir la propagación de este virus, entre las recomendaciones cabe mencionar: Evitar el contacto piel a piel con personas que tienen lesiones cutáneas, similares a las de la viruela. No compartir utensilios domésticos como: cucharas, vasos, ropa de cama, toallas, celulares, cepillos de dientes, entre otros, con personas que hayan sido diagnosticadas con viruela símica.

Asimismo, destacan que si se tiene algún tipo de sospecha, las personas deben:

> Ponerse en contacto con la EPS.

> Aislarse en casa inmediatamente.

> Mantenerse separado de las personas con las que se convive y de las mascota, cuando sea posible.

> Utilizar tapabocas.

La #ViruelaSímica puede causar pequeñas ronchas rojas que parecen espinillas, y aparecer alrededor de la boca, manos, pies y en ocasiones en los genitales. Ten en cuenta sus formas de contagio y refuerza las medidas de prevención”, trinaron desde la cuenta oficial del Ministerio en Twitter, este miércoles 10 de agosto.

Cabe mencionar que el virus se manifiesta y transmite mediante:

  • Lesiones en la piel o fluidos de una persona positiva para viruela.
  • Objetos, telas, ropa de cama y superficies contaminadas con el virus.
  • Secreciones respiratorias. Por lo que se recomienda, además, evitar el contacto prolongado cara a cara; los abrazos, besos.

De igual manera, enfatizan los factores potenciales de riesgo, pues también puede contagiarse con el sexo, bien sea oral, vaginal, anal o tocando los genitales de una persona positiva para viruela símica. Y tener múltiples parejas sexuales incrementa el riesgo de contagio por viruela símica.

Dos elementos clave de la enfermedad: la fiebre, a veces acompañada de dolores musculares, y lesiones corporales, que se transforman en crostas. Los detalles varían y la cuestión está seguramente vinculada a la transmisión, porque entre los pacientes recientes algunas manifestaciones físicas parecen estar relacionadas con una contaminación durante una relación sexual.

Vale decir que la viruela del mono ya era conocida desde hace varias décadas en una decena de países africanos. Pero la actual epidemia presenta numerosas particularidades, empezando por el perfil de los enfermos, pues se trata principalmente de hombres adultos que mantienen relaciones homosexuales, en contraste con lo que sucede en África, donde la enfermedad afecta principalmente a los niños.

En las últimas semanas, tres estudios publicados en las principales revistas médicas de referencia -British Medical Journal (BMJ), Lancet y el New England Journal of Medicine (NEJM)-, han descrito el cuadro clínico de la enfermedad, aunque los datos obtenidos a partir de algunos centenares de casos, son precoces.

Finalmente queda por dilucidar si se corren más riesgos cuando el enfermo está aquejado de otra dolencia. Cerca del 40% de los pacientes estudiados por Lancet estaban infectados por el VIH. Pero es imposible saber si hay un vínculo directo o es una simple correlación.

*Con información de AFP