vida moderna

Visión borrosa y cansada: cinco remedios naturales para combatirla

Por lo menos el 90 % de los adultos mayores de 45 años sufre de visón borrosa.


La visión es de los sentidos que están más expuestos al exterior y esto la hace vulnerable a los cambios de luz que puedan presentarse, al viento y a las pantallas (bien sea de los celulares, televisores, tablets o computadores).

Es por esto que puede sufrirse con frecuencia de un trastorno ocular conocido como vista cansada, bajo el cual, el ojo tiene dificultad para enfocar bien los objetos que estén a una distancia considerable, y en ocasiones para leer, también.

A esto médicamente se le conoce como presbicia, que es una “anomalía visual que se produce principalmente porque el ojo envejece”, según Más Visión. Allí, indican que por lo menos el 90 % de los adultos mayores de 45 años sufren dicho trastorno.

Lo cual está directamente relacionado con el “proceso natural de envejecimiento del cristalino y el músculo ciliar del ojo”, que son los encargados de enfocar los objetos, bien sea que estén a una distancia corta, o que estén a una distancia más alejada, informa El Español.

Sin embargo, el Instituto de Microcirugía Ocular de España (IMO), la presbicia o vista cansada, se puede corregir de tres maneras diferentes, como lo son: gafas o anteojos, lentes de contacto y cirugía ocular. Y aclaran que “es un defecto refractivo que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que permite enfocar las imágenes”.

Las gafas cuentan con un micrófono que registra la voz del interlocutor, la transcribe y traduce el lenguaje en tiempo real. Foto: Getty Images
La vista se cansa más, dado que está expuesta al ambiente. - Foto: Getty Images/Image Source

Además, mencionan que al igual que “la catarata, que es la pérdida de transparencia del cristalino”, esta se “produce por el envejecimiento de esta estructura indispensable para una visión nítida”. Y destacan que no es posible prevenirla, dado que se trata de una enfermedad degenerativa, es decir, que avanza con el paso de los años, en el cuerpo.

En este punto cabe destacar los síntomas más frecuentes según el portal de la clínica bogotana Barraquer:

  • Dificultad para enfocar los objetos cercanos.
  • Necesidad de alejar los objetos para visualizarlos de mejor manera.
  • Sensación de que el texto baila y las letras son borrosas, o fatiga visual.
  • Dolor de cabeza al fijar la vista de cerca durante más tiempo.
  • Ojo rojo, seco, escozor o picazón, lagrimeo y sensación de arenilla al utilizar durante más tiempo la visión cercana.

Asimismo, aclaran que hay “diversos ejercicios y suplementos nutritivos (como la luteína) para retrasar el inicio de la presbicia, pero, hasta el momento, no existen evidencias científicas de que sean efectivos” en su totalidad.

De igual manera, afirman que hay un modo de “recuperar realmente la acomodación fisiológica sería la substitución del contenido del cristalino por un gel transparente y elástico que rellenaría el saco capsular (Phaco- Ersatz)”. Algunos remedios caseros que pueden ayudar a disminuir la vista cansada, según El Español.

1. Manzanilla

Debido a que posee un efecto antiinflamatorio, es idónea para tratar problemas oculares como la conjuntivitis, los ojos cansados y los orzuelos. Debe usarse como baño ocular.

2. Santolina

Es una variante de manzanilla recomendada para tratar la inflamación de los párpados, la vista cansada y la irritación ocular.

3. Arándanos

Los arándanos son una medicina natural para la visión porque son ricos en antioxidantes que ayudan a reparar las células nerviosas de la retina.

4. Zanahoria

Rica en vitamina A, que es necesaria para la visión en ambientes con poca iluminación. Igualmente, tiene alto contenido de carotenos, ejerce un efecto reparador. Puede emplearse picando una o dos zanahorias junto con un trozo de apio y agua hasta obtener una pasta. Se empapa una gasa o algodón con esta pasta y se aplica sobre los párpados y el contorno de ojos.

5. Aciano

El agua de aciano es muy efectiva para fortalecer y conservar la vista, especialmente en adultos mayores. Sus propiedades fomentan y mejoran la circulación capilar del ojo, aliviando la vista cansada y la irritación ocular. Se puede tomar en infusión o aplicarla por vía tópica en compresas o colirios.