Tendencias

Home

Gatos

Artículo

Gato durmiendo.
Gato durmiendo - Foto: Getty Images/iStockphoto

sueño felino

¿Los gatos sueñan mientras duermen?

Los gatos son animales de hábitos nocturnos, por lo que la mayoría de las horas que pasan durmiendo ocurren durante el día.

Los gatos domésticos pueden dormir entre 14 y 17 horas al día. Sin embargo, aquellos felinos que pasan buena parte del tiempo en los exteriores o en los jardines de la casa reducen considerablemente este periodo de sueño. La diferencia entre cuántas horas duerme un gato activo y uno pasivo se reduce a la estimulación que tenga en su cotidianidad.

“Los gatos salvajes cazan durante la noche, y los domésticos han conservado esta tendencia a ser amantes de la noche. Pero este hábito nocturno es también una consecuencia de la falta de actividad física durante el día, mientras estamos en el trabajo. Ellos normalmente pasan el día entero durmiendo. Cuando llegamos a casa del trabajo, su día comienza. Les proporcionamos la comida, el juego y la interacción social. A mitad de la noche cazan sus presas y están en su momento más bullicioso”, explicó la veterinaria Adriana Velázquez.

En este sentido, muchos tenedores de estos animales se preguntan si durante el tiempo que los gatos dormitan, también sueñan.

La doctora y psicóloga clínica y evolutiva Deirdre Barrett, de la Escuela de Medicina de Harvard, destacó en un estudio que estos animales suelen soñar con sus experiencias diarias vitales como cazar, jugar, acicalarse y en la interacción que tienen con sus dueños.

Por su parte, un artículo del portal Nutro.es destacó que los gatos “yacían inmóviles y en silencio durante otras etapas del sueño y dieron un salto y se lanzaron arqueando sus espaldas durante la fase REM, emulando las clásicas posturas de caza, como si un ratón se hubiera acercado y quisieran capturarlo”.

Ahora bien, de la misma manera que los gatos pueden tener sueños placenteros que los estimulan, también pueden experimentar pesadillas, apuntó el psicólogo experto en sueño Russell Dewey, de la Universidad de Michigan (Estados Unidos).

En estos sueños negativos los felinos recrean en sus mentes los momentos de huida o algún tipo de agresión de la que fueron víctimas. Los gatos reaccionan subconscientemente a las imágenes de sus sueños o pesadillas a partir del movimiento de su cola, ronroneando, moviendo los bigotes e incluso las patas.

Este análisis se hizo gracias a una serie de investigaciones del psicólogo francés Michel Jouven en las que se aclaró que los gatos no sueñan durante todo el tiempo que duermen, sino sólo cuando se encuentran en fase REM o fase de sueño profundo.

En dicha fase, los felinos adoptan un postura absolutamente relajada y por lo mismo pueden dormir tranquilos sobre cualquier superficie. De hecho, destacó la Asociación de Veterinarios de Gatos, “un gato que sueña lo hace de forma profunda y, cuando es despertado de manera repentina, parece desconcertado y se muestra confundido”.