ciclismo

“Más que una etapa de gran vuelta, lo de hoy fue una clásica”: Alberto Contador sobre el día en que Carapaz se hizo líder

El dos veces ganador del Giro de Italia analizó la etapa 14 en la que Richard Carapaz se vistió de rosa.


“Fue un auténtico etapón, un día bonito de ciclismo de los que siempre gustan”, así describió la Etapa 14 del Giro de Italia 2022 Alberto Contador, panelista de SEMANA en la Ruta luego de una fracción de 147 kilómetros entre Santena y Torino,

Los primeros ataques del día estuvieron liderados en el hombre del Alpecin Fenix, que desde el principio ha resaltado Alberto Contador y que generalmente es protagonista, Mathieu van der Poel.

“La salida fue frenética, todos buscando la fuga. El propio van der Poel arrancó durante más de 10 kilómetros, pero hubo constantes ataques y contraataques”, analizó Contador.

El dos veces ganador del Giro de Italia había advertido que Yates, aunque no podía pelear por el trofeo Sensa Fine de la edición 105, no resignaría la victoria en las fracciones de media y alta montaña. “Simon Yates, consiente de perder la general, trató de conseguir la victoria de etapa, que era muy buena opción, pero se neutralizaron los grupos por la inercia del pelotón”, relató Contador.

Alberto Contador también resaltó los dos colombianos que lograron filtrarse en la escapada de 12 corredores. Diego Camargo (EF Education-EasyPost) e Iván Ramiro Sosa (Movistar) protagonizaron incluso los ataques que hicieron soñar a Colombia.

Luego fueron ‘cazados’ por hombres como Nans Peters (AG2R Citroën), Oscar Riesebeek (Alpecin-Fenix), Joe Dombrowski (Astana Qazaqstan), Filippo Zana (Bardiani-CSF-Faizanè), Ben Zwiehoff (BORA-hansgrohe), Diego Rosa (EOLO-Kometa), Ignatas Konovalovas (Groupama-FDJ) y Sylvain Moniquet (Lotto Soudal).

“Hubo un grupo de 12 corredores, incluido Sosa y Camargo, pero el Bora sorprendió a todos y se puso a tirar en bloque, dándolo todo en un reprecho antes de Superga e hizo muchos daños en el pelotón, incluso dejando los líderes solos”, describió lo vivido en los kilómetros entre Santena y Torino.

Para el ganador en 2008 y 2015 del Giro, Richard Carapaz logró ser el líder siguiendo la rueda del Bora-Hansgrohe porque el Ineos no cumplió con las expectativas.

“El Bora se mantuvo firme y cuando todos pensaban en INEOS, el Hansgrohe se mostró seguro con un Wilco Kelderman espectacular que hizo que se seleccionara el grupo”, describió en SEMANA en la Ruta el español y agregó. “Fue un día de mucho calor, que quizá pasó factura, con una táctica inesperada del Bora”.

Jornada luchada para los hombres de la general como João Almeida que intentó acortar distancias o como Alejandro Valverde y Thymen Arensman que enfrentaron dificultades.

“De los hombres de la general Valverde tuvo un problema mecánico cuando empezó a tirar y perdió tiempo y por su parte JuanPe López, que salió al ataque de Carapaz perdía metros con los ataques del ecuatoriano”, analizó Alberto.

Cuando Carapaz parecía ser el vencedor, en las primeras rampas del ascenso después del Parco del Nobile, Yates demostró que aunque no tiene posibilidades de ser campeón, sí le quedan muchas piernas aún.

“Aunque consiguió una diferencia de 30 segundos, Mikel Landa, Pello Bilbao, Emanuel Buchmann y Jai Hindley que consiguieron neutralizar al ecuatoriano y en el último momento llegó Simon Yates que lanzó el ataque a 5 kilómetros para línea de meta en el repecho con un sprint intermedio bonificado y no le pudieron seguir al que se fue en solitario”, dijo Alberto Contador.

Y agregó: “Yates dijo adiós al Blockhouse a conseguir la general y se ha llevado la segunda victoria de etapa, que fue más que eso, una clásica por los minutos que se marcaron de diferencia”.

Juan Pedro López, que desde el cuarto día mantuvo la maglia rosa, fue el mejor ejemplo para describir la dureza del décimo cuarto día de competencia. “El líder hasta hoy ha entrado, ha entrado a cuatro minutos y medio y logró ser décimo en la etapa. Eso da cuenta de la dureza y la diferencia que se hicieron sin ser alta montaña”, describió Contador.

Sobre el cierre de la segunda semana en la etapa 15 entre Rivarolo Canavese y Cogne en alta montaña de 177 kilómetros, Alberto Contador sentenció que “habrá una batalla tremenda desde el kilómetro cero porque la fuga tendrá como interés conseguir la victoria de etapa y los corredores que han perdido tiempo recuperar su puesto en la general”.