Home

Cine

Artículo

sala de cine
sala de cine - Foto: Getty Images

cine

Aplicaciones de streaming siguen causando estragos; segunda cadena de cines del mundo se declara en bancarrota

Todo indica que el cine también se vio afectado por la entrada de este nuevo competidor.

El grupo británico Cineworld, segunda cadena de cines del mundo, anunció un concurso de acreedores en Estados Unidos para reestructurar su pasivo y tratar de encontrar nueva liquidez en plena crisis de las salas.

“Cineworld y algunas de sus filiales han iniciado un procedimiento de protección bajo la ley de quiebras (capítulo 11) en el tribunal federal de quiebras para el distrito sur de Texas”, señaló el grupo en un comunicado publicado en la Bolsa de Londres.

Este procedimiento permitirá a Cineworld “con el esperado apoyo de sus acreedores garantizados, tratar de implementar operaciones de desapalancamiento para fortalecer sus cuentas” y acelerar su estrategia, añadió. El grupo se basa en una liquidez de 1.940 millones de dólares de sus acreedores para garantizar la continuidad de sus operaciones durante su reestructuración, precisó.

Cineworld recordó que esta supondrá, como ya había anunciado, una dilución del valor de sus principales acciones, información que hizo desplomarse los títulos del grupo hace unas semanas. Sus acciones valían el miércoles 4,29 peniques de libra, un alza de 10 %. El título de Cineworld cayó un 87 % desde principios de año.

La guerra mundial del streaming, ¿podrá salir victorioso el cine?

Es claro que la pandemia cambió los hábitos de consumir televisión y cine en los habitantes del mundo, agregando que el costo además es mucho menor que ir a una sala. Tras el cierre del los teatros por cuenta de la crisis sanitaria mundial y el amplio crecimiento de las plataformas digitales de streaming, los cines se enfrentan a un enemigo muy difícil de derrotar.

Los servicios de televisión por internet han desafiado al sector desde hace años. Particularmente cuando Netflix comenzó a transmitir películas y series en 2007. Sin embargo, mientras que este gigante se expandía por el mundo, las grandes empresas de medios tradicionales les apostaban a la televisión por cable y al cine tradicional.

De hecho, hasta hace poco, varios conglomerados de medios y productoras desarrollaron y lanzaron sus propias plataformas, pues corrían el riesgo de quedar obsoletos ante los cambios en las preferencias de consumo.

Además, durante la pandemia este cambio se volvió una necesidad: las cuarentenas estrictas cerraron los cines, y dispararon el consumo de televisión por internet. En Colombia, desde 2011 Netflix se convirtió en el principal jugador de este tipo de entretenimiento. Pero en los últimos años surgieron otros competidores, como HBO Go, Amazon Prime, Apple TV+ y el recién llegado Disney+. También aterrizó en el país el servicio de Starz+, de la productora Lionsgate, que les apuesta al público adulto y a la publicación de contenido exclusivo.

Al lado de estos competidores de talla mundial, las productoras y salas de cine locales han mirado con buenos ojos esta alternativa para contrarrestar los problemas económicos que trajo la pandemia para la industria.

Un ejemplo de ello es Cinema Paraíso, una sala de cine independiente, ubicada en Usaquén, Colombia, que decidió lanzar su servicio de streaming on demand como respuesta al cierre de los teatros.

La plataforma digital fue creada aprovechando las circunstancias que se dieron a partir de marzo y que ya eran tendencia en el mundo. “No es solo que por la pandemia hayamos adelantado los planes, sino que era una evolución natural que de alguna manera debería tener cualquier distribuidor que pretenda ser competitivo en el mundo audiovisual hoy en día”, dice Federico Mejía, director de Cinema Paraíso.

El abanico de posibilidades se amplía cada vez más para los usuarios, que hoy quieren consumir televisión bajo demanda sin depender de programaciones específicas en televisión o cine.