coronavirus

CIRC alerta sobre dificultades de acceso a vacunas contra el coronavirus en zonas de conflicto

De acuerdo con el organismo, más de la mitad de los 25 países con las tasas de vacunación más bajas están inmersos actualmente en conflictos armados o en otras situaciones de violencia.


El Comité Internacional de Cruz Roja (CIRC) denunció este miércoles la falta de acceso a las vacunas contra el coronavirus para aquellas personas que viven en zonas de conflicto e instó a “no olvidar” la situación que atraviesan estas poblaciones.

En un comunicado, el organismo advirtió que estas personas corren el riesgo de ser “las últimas del mundo en acceder a estas vacunas” y señaló que “más de la mitad de los 25 países con las tasas de vacunación más bajas están inmersos actualmente en conflictos armados o en otras situaciones de violencia”.

En vísperas de la próxima reunión de la Asamblea Mundial de la Salud, el CIRC se manifestó sobre la situación de los millones de personas que aún corren el riesgo de contraer la covid-19 y que no han recibido ni una sola dosis.

“Ya han pasado dos años desde que comenzó la pandemia, pero la fatiga no puede ocultarnos que aún no ha terminado y que las posibles nuevas variantes, potencialmente letales del virus, siguen siendo una amenaza real para nuestra normalidad y, sobre todo, para la vida humana”, señaló la jefa del equipo de Gestión de Crisis de covid-19 de ese organismo, Sophie Sutrich.

“La variante ómicron es un claro ejemplo de qué puede ocurrir cuando un gran número de personas no están vacunadas: el virus se reproduce y pueden aparecer variantes que las vacunas no cubran”, destacó.

Agregó que “únicamente podrá controlarse este y los virus futuros, si invertimos en sistemas de salud y nos aseguramos de que todas las personas sean incluidas en las iniciativas de vacunación, incluidas las que se encuentran en zonas de conflicto y de difícil acceso”.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia de covid-19 provocó la muerte de más 15 millones de personas a nivel mundial, una estadística “devastadora” que muestra la “urgencia de poner las vacunas a disposición de todos y de invertir en los sistemas de salud”.

Ante esta advertencia, el CIRC insistió en que “los conflictos armados causan serios estragos en estos sistemas, dado que la infraestructura resulta dañada o desatendida y las cadenas de suministro se ven afectadas”.

<>

El organismo destacó, sin embargo, que está facilitando la vacunación “en el tramo más difícil” y está “ayudando a obtener acceso a través de las líneas del frente gracias a su labor humanitaria neutral y colaborando con la logística del transporte y la preservación de las cadenas de frío”.

En este sentido, sostuvo que “es muy común que el personal de salud que se desempeña en zonas de conflicto sea objeto de ataques o deba huir”.

“Cuando el personal médico y de enfermería, así como las clínicas y los hospitales, no reciben protección en un conflicto, toda la comunidad sufre. Por lo general, eso implica que las personas no tienen adónde acudir para recibir asistencia ni, mucho menos, vacunas contra la covid-19″, señaló.

<>

Autorizan en EE. UU. refuerzo de la vacuna anticovid para niños de cinco a once años

Entre tanto, las autoridades sanitarias de Estados Unidos anunciaron que los niños de cinco a once años podrán recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 del laboratorio Pfizer.

La Agencia de Alimentos y Drogas (Fda) de ese país autorizó la dosis de refuerzo en esa franja etaria “para brindar una protección continua contra la covid-19″, explicó el organismo en un comunicado.

Un comité de expertos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se reunirá el jueves con el fin de considerar el tema y definir la recomendación de esa dosis de refuerzo, que debe inocularse al menos cinco meses después de la primera serie de dos inyecciones.

La dosis utilizada es de 10 microgramos, tanto para las inmunizaciones iniciales como para la dosis extra (en comparación con 30 microgramos para la destinada a mayores de 12 años).

La autorización de la FDA llega en momentos en que Estados Unidos registra un aumento de los contagios de covid, con casi 90.000 casos declarados por día. Las hospitalizaciones también van en aumento.

La covid-19 “tiende a ser menos grave en los niños que en los adultos”, indicó en la nota el jefe de la FDA, Robert Califf. Pero “la ola ligada a la variante ómicron enfermó a más niños, provocó más hospitalizaciones y dejó a infantes con efectos a largo plazo”, subrayó.

Estados Unidos tiene 28 millones de niños entre las edades de cinco y once años.

Los estadounidenses mayores de 50 años ya son elegibles para una segunda dosis de refuerzo (la cuarta dosis).

*Con información de Europa Press y AFP.