salud

El peligroso y doloroso síntoma del nuevo coronavirus del que poco se habla

Este síntoma suele aparecer como efecto secundario al contagio por el virus.


A medida que sigue avanzando la pandemia, van apareciendo mutaciones del virus, lo cual hace que las personas infectadas experimenten síntomas diferentes a los que pudieron haber sufrido los primeros contagiados.

Mientras que al principio, y aún, muchas personas experimentaron pérdida del gusto y el olfato, dolor de cabeza o un poco de ahogo —en sus manifestaciones más leves—, ahora los síntomas pueden ser algo diferentes.

Un nuevo efecto secundario que ha aparecido en pacientes que han padecido covid-19 es la costocondritis, que según la Clínica Mayo es una inflamación del cartílago que conecta una costilla al esternón (hueso del pecho).

El dolor causado por la costocondritis podría asemejarse al de un ataque cardíaco u otras enfermedades del corazón, por lo que hay veces que se suelen confundir. Este síntoma suele no tener causa aparente. El tratamiento se centra en aliviar el dolor mientras el padecimiento pasa por sí solo, lo cual puede tardar varias semanas o más.

Algunos de los síntomas o signos de alerta que pueden relacionarse con esta inflamación son: dolor que se presenta en el lado izquierdo del esternón; es agudo, punzante o da la sensación de presión; afecta más de una costilla, y empeora cuando se respira profundo o cuando se tose.

De acuerdo con información recopilada por la Clínica Mayo, a veces este dolor viene acompañado por una hinchazón denominada síndrome de Tietze. La causa exacta de este síndrome es aún desconocida, aunque se ha asociado con infecciones de las vías respiratorias, traumatismos torácicos costales o, simplemente, aumentos de presión torácica mantenidos en el tiempo o repetidos en la zona.

Asimismo, la revista Clinical and Experimental Rheumatology señaló que la única manera de diagnosticar el síndrome de Tietze, una enfermedad dolorosa del cartílago costal, es usar rayos X, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) y medicina nuclear en combinación, como la única forma de diagnosticar efectivamente la enfermedad.

El síndrome de Tietze puede parecer un infarto, coágulos sanguíneos pulmonares o estrés psicológico. Ahora, también un síntoma de la covid-19.

Diez síntomas asociados con ómicron

Un estudio realizado por un grupo de epidemiólogos noruegos, y publicado en la revista Eurosurveillance, reveló los síntomas más comunes que afectan a las personas que se contagian con la variante ómicron de la covid-19 y cuál es su duración en el cuerpo.

  • Tos: la sintió en promedio el 83 % de los diagnosticados y tiene una duración de cuatro días.
  • Fatiga: la padece el 74 % de las personas analizadas y tarda cuatro días.
  • Secreción nasal: está presente en el 78 % de los casos y dura también cuatro días.
  • Dolor de garganta: la padece el 72 % de los diagnosticados y dura tres días.
  • Dolor de cabeza: puede durar dos días y lo sintió el 68 % de los encuestados.
  • Dolor muscular: se siente en un 58 % de los enfermos con una duración de dos días.
  • Fiebre: solo la padece el 54 % de los diagnosticados y dura solo dos días.
  • Estornudo: afecta a un 43 % de las personas y dura en promedio tres días.
  • Respiración agitada: solo afecta al 12 % de las personas con una duración de dos días.
  • Dolor abdominal: es el síntoma que menos se siente, solo el 6 % refirió haberlo sentido y dura dos días aproximadamente.