salud

Los 4,3 millones de recuperados de covid deben verificar si tienen problemas de audición

Casi la mitad de los pacientes que asisten a una consulta médica tras haberse recuperado de la covid-19 han padecido de tinnitus, un padecimiento que incluye sonidos de timbre en el canal auditivo.


Quienes se han contagiado de la covid-19 tienen claro que, tras lograr su completa recuperación, pueden comenzar a sentir algunas molestias que antes de la enfermedad no tenían. Problemas de audición y pérdida del gusto son los dos síntomas más frecuentes que persisten tras la recuperación.

Pero quizá una de las secuelas que más molestias generan entre los pacientes de la covid-19 es el que tiene que ver con ‘pitidos en los oídos’ que muchos suelen padecer. El aumento en la presencia de este síntoma ya está generando preocupación entre los especialistas de la salud.

Sordera, problemas auditivos
Sordera, problemas auditivos - Foto: Getty Images/Image Source

Por eso, tras registrar este 15 de julio un total de 4′333.929 recuperados por la covid-19 en Colombia, según los datos reportados por el Ministerio de Salud, los especialistas auditivos han encendido las alarmas sobre la necesidad de que pacientes que hayan padecido del virus puedan revisar su audición lo antes posible. En especial, si se detecta que escuchan menos, dejan de oír de manera súbita o tienen algún tipo de pitido.

“Es muy importante estar atento a las señales de detección de pérdida auditiva. Ningún sonido los alerta, si debe subirle demasiado el volumen al televisor o a cualquier dispositivo también; así mismo, si la persona pide constantemente que le repitan algo o fingen haber entendido lo dicho”, dice el especialista en audiología de la compañía austríaca Medel, Jonathan Bareño.

Hay razones para estar alerta con los síntomas auditivos. Un estudio del Sistema de Estimulación Neuro Auditiva, Sena, en Barcelona, determinó que, además de la incidencia de síntomas olfativos y gustativos, así como la sequedad en la boca y en ojos, tras padecer la covid-19 también aparecen en algunos casos molestias auditivas como el tinnitus, que se traducen en empeoramiento de la pérdida auditiva en un 40 % en pacientes con este tipo de problema y la irrupción de acúfenos, ruidos y zumbidos, en un 20 %.

De acuerdo con este estudio, los especialistas han reportado casos que destacan que casi la mitad de los pacientes que asisten a la consulta médica, luego de haberse recuperado de covid-19, ha padecido tinnitus.

Otro estudio publicado en abril pasado por la Asociación de Otorrinolaringólogos de India revela que los trastornos otológicos entre pacientes con covid-19 se hacen más evidentes cada día. ”Se observó que, entre un número significativo de pacientes positivos, una identificación e intervención temprana contribuyen a dar una mejor calidad de vida”, agrega el mencionado estudio.

Esta asociación realizó el estudio para evaluar el perfil audiológico de 100 casos de leves a moderados de personas afectadas por covid-19 y observó casos de sordera o hipoacusia de sonidos de alta frecuencia entre un número significativo de ellos.

Aproximadamente el 1 % de la población colombiana es sorda.
Aproximadamente el 1 % de la población colombiana es sorda. - Foto: Salud 180

“Por esta razón es importante hacer la debida identificación e intervención a tiempo, para ofrecerles a las personas con este tipo de padecimientos algún tipo de soluciones auditivas a la medida de las necesidades de cada paciente”, comenta Bareño.

Lo cierto es que los especialistas consideran clave detectar a tiempo si la naturaleza de la pérdida auditiva es transitoria o si resulta permanente.

También es fundamental visitar a un especialista, como otorrinolaringólogo u otólogo, a fin de establecer si el paciente recuperado de covid-19 resultó afectado en su oído y requiere de algún tipo de rehabilitación y solución a la problemática, teniendo claro que es el único sentido que se puede restaurar si hay una evaluación a tiempo.

Bareño, de Medel, sugiere que este tipo de casos deben ser abordados por profesionales, quienes tienen la capacidad de identificar y tratar las dolencias de los pacientes. Incluso, en caso que este tipo de problemas se vuelva complicado, existen alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas con dispositivos como los implantes auditivos. Uno de ellos es el implante coclear multicanal, desarrollado en 1977 por Ingeborg Hochmair y Erwin Hochmair, dos científicos austríacos y fundadores de Medel, considerados pioneros en el desarrollo de estos dispositivos.