Imagen de referencia de la toma de una prueba PCR de coronavirus. (AP Photo/Marta Lavandier)
Imagen de referencia de la toma de una prueba PCR de coronavirus. (AP Photo/Marta Lavandier) - Foto: AP

coronavirus

Ómicron: infectados podrían transmitir la enfermedad hasta cinco días después de su contagio

Adicionalmente, casi el 40 % de los contactos estrechos de un infectado terminó siendo positivo.

La aparición de la variante ómicron del virus de la covid-19 ha incrementado drásticamente el número de casos del virus en el mundo, y esto ha traído varias dudas e inquietudes respecto a la enfermedad.

En ese sentido, se ha determinado que el contagio para los casos de ómicron y delta tras el quinto día de la enfermedad es “muy rara”, según un estudio llevado a cabo por el Observatorio de Salud Pública de Cantabria, el cual reveló que la posibilidad de contagio del virus, tras dicho periodo de tiempo es de sólo del 2 % para ómicron, frente al 5 % en delta.

La investigación determinó que ómicron no solo se propaga con mayor velocidad que el resto de cepas, sino que también muestra una tasa de ataque secundario (TAS) mayor, comparada que delta.

Específicamente, el 39 % de los contactos estrechos de un contagiado de ómicron terminó siendo positivo, comparado con el 26 % de los que resultó contagiado de delta.

Este estudio, que de acuerdo con el portal Redacción Médica, está en revisión, examina la tasas de ataque secundario, transmisión, incubación y períodos de intervalo de serie de los primeros casos de ómicron, por lo que se sugiere que la variante detectada por primera vez en Sudáfrica contagia de forma más temprana, respecto a delta.

Esto hizo plantear a los investigadores la hipótesis que el aumento de tasa de ataque secundario de ómicron sería el resultado de una concentración de eventos de contagio hacia el período presintomático o paucisintomático.

“Esto implicaría que la efectividad de las medidas como el rastreo, el testeo rápido o el aislamiento disminuiría significativamente en ausencia de medidas preventivas como la distancia, limitar los encuentros masivos o las reuniones sociales”, apuntan los investigadores.

Ómicron ya es la cepa del 95 % de los casos de covid-19 en el país

De acuerdo al más reciente estudio de predominancia de tipo de cepa o variante de coronavirus en Colombia, emitido por el Instituto Nacional de Salud (INS), en el país ya hay presencia de ómicron en el 95 % de los casos tras siete semanas desde la evidencia del primer contagio con esa variante en el país.

En este sentido, el informe reveló que el 5 por ciento de los casos restantes equivalen en su mayoría a la variante delta, la cual fue controlada y su disminución de casos empezó desde la semana del 5 de septiembre del año anterior.

De momento, en el país se hace rastreo a un total de siete variantes de covid-19: la Mu, Gamma (proveniente de Brasil), B.1.625, Lambda, Alpha (descubierta en el Reino Unido), Delta (con aparición en India) y ómicron (descubierta en África).

Según el informe de INS, en el país circulan 172 linajes de SARS-CoV-2 y es ómicron la cepa que más hace presencia en el territorio colombiano, desplegándose por 12 departamentos: Atlántico, Antioquia, Bogotá, Bolívar, Córdoba, Magdalena, Valle del Cauca, Boyacá, Quindío, Caldas, Huila y Tolima.

Ómicron es la variante más reciente del covid-19 y su primer caso se reportó en el sur del continente africano, en noviembre 25 del 2021. Esta cepa tiene ya un total de 50 mutaciones, lo cual representa un desafío muy grande para la sociedad médica mundial.

Estas mutaciones o alteraciones en los virus hacen que tengan diferentes comportamientos y manera de atacar al cuerpo humano. Por ejemplo, la D614G hace que el coronavirus tenga un mayor índice de contagio y que pueda ser transmitido con mayor facilidad en comparación con el covid-19 original. Asimismo, la mutación K417N permite que el virus se pueda unir más a las células humanas.

En días recientes se ha especulado sobre el número de vacunas que tiene el Ministerio de Salud para que los colombianos le sigan haciendo frente a la pandemia del coronavirus.

Han llegado varios lotes en los últimos días de Sinovac, AstraZeneca, Janssen y Pfizer, y desde el Gobierno se aseguró que estas serán despachadas a las diferentes regiones de manera progresiva.

Eso sí, el Ministerio anunció que no existen 12 millones de vacunas guardadas sino que su número es cercano a los seis millones, pero el Gobierno indicó que sí hay la cantidad necesaria para cubrir los esquemas de vacunación y alcanzar la meta que se tiene propuesta para el próximo 30 de enero.

“La meta que nos propusimos es llegar a mínimo 80 % de primeras al 30 de enero y estamos muy cerca del 60 % de la población con esquemas completos. No nos podemos relajar. Ómicron es una variante muy veloz y la respuesta que tenemos es ser más veloces en el Plan de Vacunación, volver a nuestros históricos de aplicación”, resaltó el director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social, Gerson Bermont.

Asimismo, el funcionario presentó algunos datos de vacunación segregado por poblaciones. Por ejemplo, destacó que han sido aplicadas 189.722 primeras dosis en gestantes, 499.508 en migrantes, 3.545.866 primeras dosis en niños de 3 a 11, 1.562.225 segundas en niños de 3 a 11 años y 4.849.402 dosis de refuerzos en todas las edades.

La preocupación más común entre aquellos que aún se resisten a las vacunas contra la covid-19 es enfrentar posibles eventos adversos de las dosis. Ante ese panorama, una reciente revisión de estudios arrojó que el efecto nocebo, una versión negativa del efecto placebo, es el responsable de más de dos tercios de los eventos adversos atribuidos a la vacuna contra el coronavirus.