Tendencias
En la última etapa de su vida Chavela, revivió como el ave fénix. Lejos del alcohol y con el apoyo de conocidos y desconocidos como Pedro Almodóvar, cumplió su sueño de cantar en el teatro Olympia de París.

cultura

Chavela Vargas vuelve a los teatros: el musical que le rinde homenaje estará en Bogotá

Del 19 al 23 de octubre, los capitalinos disfrutarán el show que revive a la gran cantante.

Después de tres exitosas temporadas en Bogotá, Medellín y Bucaramanga, con más de 18.000 asistentes, el show ‘Chavela por siempre Vargas’ llega al Teatro Cafam. Este musical que transportará al público a ese ‘México lindo’ que Chavela amó, a sus bailes y a esas canciones que, con su estilo inconfundible, la catapultaron como un ícono de la música latinoamericana, estará en vivo en la capital del país.

El público podrá conocer todas las aventuras y desventuras que tuvo que sortear la gran Chavela para poder atender la cita definitiva con su destino: el concierto de su vida, en el Teatro Lope de Vega, en Sevilla (España), a sus 72 años y después de 15 de estar perdida de los escenarios; espectáculo en el que, por primera vez, los asistentes pagaron una boleta para apreciar a esta gran artista y que fue presentado por el famoso cineasta Pedro Almodóvar, su gran compañero en esta etapa, quien la llevó a los principales teatros del mundo, como el Olimpia de París.

La vida de Chavela, sus dificultades como mujer para lograr su sueño de ser cantante en el México de mitad del siglo pasado y sus posteriores éxitos, estará recreada por 25 artistas que incluyen un elenco de lujo, un mariachi, un dueto de guitarra y percusión, y un ballet de 8 bailarines en una escenografía delicadamente diseñada, adornada con elementos icónicos que hacen parte de la cultura mexicana.

Chavela captó con su música el dolor del mundo y con la misma fuerza expresó el gozo de la vida. Este musical es un paso por su historia en la búsqueda de la verdad y el coraje de la autenticidad”, expresó Manuel José Álvarez, director artístico. Algunos miembros reconocidos del reparto que acompañarán la obra son Carmenza Gómez, Adriana Bottina, Ana Sofía Gómez y Ramsés Ramos.

Musical chavela Vargas
Musical chavela Vargas - Foto: prensa Musical chavela Vargas

Acompañados por trompetas, violines, guitarras y las voces del mariachi, el público podrá cantar y desahogar sus sentimientos más profundos con las rancheras de Chavela: “La llorona”, “Paloma negra”, “Macorina”, “Volver, volver”, “El rey”, “Un Mundo raro”, entre otras, que nos pondrán en su piel. Ya es hora de “Volver, volver, vooolveeer”, como nos cantaba Chavela, a las tablas otra vez.

Su historia

Chavela Vargas nació en 1919 en Costa Rica, pero con el tiempo se convirtió en la más mexicana entre las mexicanas, tras vivir en el país azteca por cerca de 8 décadas, hasta el día de su muerte, el 5 de agosto de 2012. Vargas es reconocida como una de las mayores exponentes de la música ranchera en el mundo. Ahí comenzó una selección de algunos de sus clásicos: una lista que empieza su canción más recordada, “La llorona”, y sigue sus más de 50 años de música.

En efecto, María Isabel Anita Carmen de Jesús, ‘Chavela’, nació en San Joaquín de Flores, Costa Rica, pero desde muy joven supo que no era su lugar. A sus 7 años, el cura del pueblo la dejaba por fuera de la iglesia por su manera de verse y de actuar, pues era la hija distinta de una familia religiosa y prejuiciosa que la escondía, un poco como ‘la oveja negra de la familia’.

Chavela nunca jugó a las muñecas, no se comportó como la niña destinada a ser ama de casa. Según contaba, sobrellevó su infancia triste y solitaria mirando a la luna y cantando desde los 8 años. Y como si no tuviera suficientes dolores, soportó enfermedades como la polio y un aviso de ceguera. Impulsada por el rechazo de su familia y de su país, llena de coraje, dejó todo atrás, y a los 17 años tomó rumbo a Ciudad de México para empezar de cero.

Soñaba con el paraíso... México me enseñó a patadas, me hizo mujer en tierra de hombres”, aseguró con su mezcla de cruda realidad y aceptación. Allá se libró a la supervivencia y al arte. Cantó en las calles y en cabarets se lanzó como bailarina, hasta que, luego de mucho trasegar, con valentía y arrojo, llegó a ser conocida por su voz.