Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/28/2019 3:30:00 AM

'Dogman', o los límites entretenidos del cine cruel

Esta película italiana ofrece un retrato desesperanzador de un pueblo al sur de Italia donde coexisten un cuidador de perros y un matón adicto a las drogas.

Dogman: Crítica a la película de Matteo Garrone Marcello Fonte, flaco y desgarbado, y Edoardo Pesce, sólido y rectangular, protagonizan esta cinta de escenarios inhóspitos y crueldad en el sur de Italia.
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

País: Italia

Director: Matteo Garrone

Guion: Ugo Chiti, Matteo Garrone, Massimo Gaudioso

Actores: Marcello Fonte y Edoardo Pesce

Duración: 103 min

Calificación: 2½ estrellas

Viendo esta película y pensando en cómo describir la conducta de uno de sus personajes principales, volví al asunto espinoso de cómo hablar del impulso destructivo del ser humano. Antes, a esto se le llamaba animalidad o bestialidad, pero hoy sabemos que cosas así, este apetito terco y continuo por la destrucción, es ajeno a animales y bestias. Entonces, queda uno paralizado mentalmente, intentando encontrar términos para un asunto como este, familiar e imperfectamente nombrado.

Además de cómo conceptualizarlas, las preguntas que despierta este Dogman tienen que ver con el efecto que tiene sobre nosotros el espectáculo de esta pulsión destructiva, sobre si es posible representar estos arranques sin también proponer, retorcidamente, que el público los saboree y, hasta cierto punto, los admire.

El director Matteo Garrone ya había retratado descarnadamente las dinámicas de poder entre hombres en el sur de Italia (Gomorra, 2008) y acá se concentra en lo que sucede entre Marcello (Marcello Fonte) y Simoncino (Edoardo Pesce), el primero dueño de un negocio decadente para cuidar y lavar perros, y el otro, un criminal y matón. Ellos entablan una amistad cuya denominación también debería revisarse.

Los escenarios son inhóspitos, la luz es ‘azulosa’ y la Italia del sur en la que sucede todo no tiene nada de lindo, romántico o turístico: es un escenario medio ruinoso, a la orilla de un mar plano, en donde los edificios rectangulares de concreto y vidrio, apaleados por el tiempo, hacen pensar en las promesas incumplidas de la arquitectura modernista.

El asunto acá es la brutalidad de la relación entre los dos, que ilustra aquello del poder del más fuerte y de la posible sobrevivencia de los débiles. La película muestra esto con ráfagas de sangre, sudor y saliva capturadas en primeros planos.

Esto funciona hasta cierto punto gracias al casting de los dos personajes principales: con su flacura, ojos saltones, dientes protuberantes y posición encorvada, Fonte transmite la sensación de alguien desarmado, que ha encontrado en la simpatía un arma para sobrevivir, mientras que Pesce tiene algo de sólido y rectangular, como si fuera el cruce letal entre un hombre y un muro de ladrillo.

En la flacura (menudez) del lavador de perros, la película encuentra un motivo recurrente, con imágenes en las que lo contrastan con la planicie del mar, con un gran danés especialmente grande o con su compañero de reparto.

Es un choque efectivo visualmente, pero que no va más allá, algo que también podría decirse de la película en general. Como tantos ejemplos del cine de la crueldad, queda uno pensando en el sentido de estos retratos de violencia tan atentos a la fortaleza de los destructores y a las posibilidades de la venganza mientras se niegan a buscar resonancias más amplias –de cualquier clase: sociales, históricas o psicológicas– de lo que retratan. El resultado final acá, como en buena parte del género, es mucho más escandaloso que iluminador.

Películas en cartelera

Ad Astra: hacia las estrellas - 2 estrellas

Un astronauta impasible (Brad Pitt) debe ir hasta el final del sistema solar en búsqueda de su padre en esta ambiciosa pero fallida película de ciencia ficción.

El reino - 3 estrellas

Vibrante crónica del mundillo de la política española en el que la caída de un alto miembro de un partido saca a la luz un denso entramado de corrupción.

Yesterday - 3 estrellas

Comedia cálida sobre la fama, el talento, la ambición y lo que podría pasar en una realidad paralela en las que los Beatles nunca existieron.

Chicos buenos - 2 estrellas

Las comedias con sobretonos sexuales expanden su rango de edad, enfocándose acá en las aventuras de tres niños de doce años.

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.