Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2007 12:00:00 AM

La rosa blanca

Un sentido homenaje al movimiento estudiantil que se enfrentó al insensato gobierno de Adolf Hitler.

La rosa blanca La rebelde Sophie Scholl (Julia Jentsch) es capturada por las autoridades nazis en la Universidad de Munich
Título original: Sophie Scholl: Die letzen Tage.
Año de estreno: 2005.
Dirección: Marc Rothemund.
Actores: Julia Jentsch, Alexander Held, Fabian Hinrichs, Johanna Gastdorf, André Hennicke y Florian Stetter.

La primera media hora pertenece a una extraordinaria película de suspenso. Lo que sigue, una sucesión de absurdos que prueban la ceguera cruel de las dictaduras, parece venir de un documental de History Channel (que no tienen nada de malo) que pretende probarnos que no todos los alemanes estuvieron de acuerdo con las acciones de los nazis. Lo prueba. Se vale, para ello, de la entereza de Sophie Scholl, de Sophia Magdalena Scholl, esa estudiante de 21 años que en apenas cinco días fue condenada por traición y ejecutada en la guillotina por haber dejado en los pisos de la Universidad de Munich unos panfletos en contra del gobierno de Adolf Hitler. Se vale de ese personaje de la vida real que sigue siendo, hasta hoy, una fuente de inspiración para los jóvenes alemanes. Y se apoya, por supuesto, en la estupenda actuación de la valiente Julia Jentsch.

Pero se siente, después de un rato, que un documental habría sido más dramático, que una crónica de prensa habría sido más contundente, que la lección (aquel "no todos los alemanes fueron nazis") queda aprendida desde esa envolvente primera media hora. Volvemos, entonces, a los terrenos del panfleto. Y somos nosotros los dictadores que condenan. Y la condena es peor, más triste, porque es una cadena de bostezos. La reconstrucción de la época es impecable. La cámara no está, nunca, en el lugar equivocado. Los miembros del elenco se desviven por interpretar los difíciles papeles que les han encomendado. Pero no. La emoción no está en la pantalla. Podemos sentirla, podemos decir "pobre Alemania", pero el mérito no es de la película.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.