Emma D'Arcy como la princesa Rhaenyra Targaryen: La primogénita del rey, es de pura sangre Valyria y jinete de dragones.  Muchos dirían que Rhaenyra nació con todo... pero no nació hombre.
Matt Smith como el Príncipe Daemon Targaryen: El hermano menor del rey Viserys y heredero del trono.  Un guerrero sin igual y un jinete de dragón, Daemon posee la verdadera sangre del dragón. Pero se dice que cada vez que nace un Targaryen, los dioses lanzan una moneda al aire...
 

Rhys Ifans como Otto Hightower: Ser Otto, La Mano del Rey, sirve leal y fielmente a su rey junto a su reino. Según Otto, la mayor amenaza para el reino es el hermano del rey, Daemon, y su posición como heredero al trono.
Rhaenyra Targaryen y Daemon Targaryen en el capítulo número 7. - Foto: HBO

streaming

House of the Dragon: emotiva escena del capítulo 8 fue improvisada por Matt Smith

La famosa serie se robó los corazones de los fanáticos con un inesperado momento que no estaba planeado.

House of the Dragon se convirtió en una de las series más comentadas y famosas de los últimos meses, debido a la historia que reflejó en su trama. La producción, presentada por HBO, conquistó a los amantes de Game of Thrones, ubicando la línea narrativa varios años antes de que naciera Daenerys Targaryen, la reina prometida.

En medio del auge que tomó el proyecto, los fanáticos ya se preparan para el final de la primera temporada, el cual será el próximo 23 de octubre de 2022. Los últimos capítulos desataron una ola de comentarios, centrados en icónicas escenas y momentos que marcaron el camino hacia la Danza de dragones.

Uno de los detalles que marcó una huella entre los seguidores de la serie, fue la llegada del rey Viserys (Paddy Considine) al Trono de Hierro durante el capítulo 8, teniendo en cuenta la grave enfermedad que atravesaba. El mandatario del reino utilizó sus fuerzas para proteger y respaldar a su hija Rhaenyra (Emma D’Arcy), quien estaba en peligro de perder el derecho de su hijo, Lucerys Velaryon, de ocupar el trono de Driftmark, herencia de Corlys Velaryon.

La escena removió los corazones de los fanáticos luego de ver cómo Viserys sufría bastante para cumplir con su deber y lograr el cometido por su familia. Al subir los peldaños hacia el trono, el rey perdió su corona y fue ayudado por su hermano, Daemon Targaryen (Matt Smith), quien lo apoyó y acompañó hasta la meta final.

Sin embargo, lo particular del detrás de cámara del capítulo fue que este icónico momento no estaba incluido en el guion de la producción y fue improvisado por el propio Matt Smith. El actor lo hizo como un gesto de amabilidad, pero al final de edición se decidió incluir.

De acuerdo con lo que quedó plasmado en una entrevista con Entertainment Weekly, Geeta Patel, directora de este episodio, aseguró que la caída de la corona al suelo se trató de un accidente muy conveniente para crear un acontecimiento clave.

Cuando estábamos filmando eso, creo que en el ensayo nuevamente, el primer día, la corona se cayó de la cabeza de Paddy y Matt la recogió y seguimos adelante. No paramos de filmar. Hubo un descubrimiento allí de este momento”, indicó la integrante del equipo.

“Entonces, los tres nos reunimos y dijeron: ‘Sentimos esto. Esto se sintió como el punto de inflexión en nuestra relación’. Es solo un momento de silencio”, recordó la directora en el diálogo con el medio.

Geeta Patel señaló que está completamente agradecido con este suceso, ya que fue una pieza que creó una atmósfera distinta y única, previa a la muerte del rey. Este gesto entre hermanos conmovió y logró cautivar a los espectadores, quienes expresaron su cariño por la idea.

“Estaba tan agradecida de que ocurriera el accidente, que la corona se cayera porque resultó ser, al menos para mí, un momento bastante pesado y un punto de inflexión para una historia que había comenzado en el piloto: Oye, quiero tu corona y al final te voy a poner la corona en la cabeza y te ayudaré a llegar a tu trono”, dijo la mente detrás del capítulo.

Árbol genealógico de la familia Targaryen

Toda la historia comienza con los primeros Targaryen que provenían directamente del imperio ubicado en el continente de Essos, llamado Feudo Franco de Valyria. Esta zona era famosa por los dragones que habitaban allí, y el control que ejercían otras familias sobre estas criaturas.

La sangre de esta familia se trasladó a Rocadragón con sus pertenencias y sus dragones, buscando un nuevo inicio, poco tiempo después de que Daenys, una de las hijas, viera una premonición en uno de sus sueños. Este lapsus plasmaba la caída de Valyria y el nuevo inicio de la dinastía.

El árbol genealógico inicia con Aegon I, Rhaenys y Visenya, tres hermanos que representan directamente el blasón de la casa Targaryen, el cual homenajea su lucha con un dragón de tres cabezas. Cada uno de estos guerreros tenía en su poder a una poderosa criatura, los cuales eran llamados: Vhagar, Balerion y Meraxes.

Ageon I, apodado como ‘El Conquistador’, fue el encargado de tomar el control de los Siete Reinos y dar rienda suelta a una gran dinastía de casi tres siglos. Su poder, su sabiduría y su ambición lo llevó a dominar por completo el territorio en compañía de sus dos hermanas.

En el interés de conservar la sangre y su familia, el guerrero se casó con Visenya y Rhaenys, teniendo un hijo con cada una de ellas. Aenys fue fruto de su amor con Rhaenys, mientras que Maegor nació de la relación con Visenya.

Lo particular de la situación fue que ambos herederos llegaron al trono, pero terminaron gobernando solamente unos años, debido a finales inesperados. Aenys I estuvo en el trono por cinco años y luego fue sucedido por su medio hermano Maegor, conocido como ‘El cruel’ por la brusca forma de reaccionar y liderar.

Tras la muerte de Maegor, Jaehaerys, único hijo vivo de Aenys I, fue quien reclamó el poder y gobernó por 55 años, convirtiéndose en uno de los reyes que más estuvo en esta posición. Su periodo estuvo lleno de tranquilidad, estabilidad y abundancia.

No obstante, como era de esperarse, el rey llegaría a su fin por la avanzada edad que tenía, por lo que debían encontrar un nuevo heredero para ocupar el trono. Sin embargo, a pesar de que tuvo 13 hijos con su hermana Alysanne, ninguno llegó a tener el poder debido al extenso reinado de su padre.

Jaehaerys nombró a su primogénito Aemon como el sucesor del trono, pero una vez fue asesinado en circunstancias desconocidas, el puesto quedaba para su única hija, Rhaenys Targaryen. El rey nunca consideró que una mujer pudiera tomar este lugar, por lo que la saltó en la lista y decidió concederle el privilegio a su hijo menor, Baelon.

Rhaenys, interpretada en House of the Dragon por Eve Best, fue apodada como ‘La reina que nunca fue’ y quedó de lado en la línea de poder del trono. A diferencia suya, Baelon decidió entregar el poder a su hijo Viserys, quien fue elegido por el gran grupo de monarcas del reino.