fútbol

Culé de humillación: Barcelona, goleado 8 a 2 por el Bayern en la Champions

Con su presión, el equipo alemán abatió al equipo de Lionel Messi propinándole la mayor goleada de su historia. La pulga no apareció frente a la aplanadora bávara.


El Barcelona recibió una de las humillaciones más fuertes de su historia al caer con el Bayern Múnich por 8 a 2 en las semifinales de la Champions League. De esta forma, el conjunto bávaro se clasificó a la gran final y espera al ganador del duelo Manchester City vs. Lyon.

La caída del conjunto blaugrana fue dolorosa para sus seguidores no solo por la eliminación, sino por la manera en la que se vio sobrepasado por un equipo que no le dio ningún respiro y fue muy superior en el juego. Lionel Messi estuvo ausente y pasó inadvertido en el partido más importante de la temporada.

El conjunto dirigido por Dieter Flick ejerció una presión constante sobre los españoles, que al intentar salir jugando eran agobiados por los jugadores del equipo alemán que no permitieron ningún espacio para la salida fácil de sus rivales.

Precisamente, gracias a recuperaciones en la salida de los españoles se generaron varias de las anotaciones para el Bayern.

El primer tanto llegó en el minuto 3 del partido por intermedio de Thomas Müller, tras una pared con Robert Lewandowski, que finalizó de gran manera con un remate de volea.

Barcelona empató gracias a otro gol (autogol) del Bayern al minuto 7, cuando David Alaba se equivocó al tratar de rechazar un centro de costado y terminó enviando la pelota a su propio arco.

Pese a esta equivocación, el Bayern no cambió la estrategia y gracias a un error en salida de Sergi Roberto, Ivan Perisic logró matar con un potente remate de zurda.

El tercero fue un golazo que demostró la efectividad alemana. Una larga tocata se cerró con una asistencia de primera de Leon Goretzka para que Serge Gnabry rematara de primera y el marcador tomará tintes de goleada.

La cereza del primer tiempo de ensueño para los alemanes fue gracias a Müller, que logró su segundo gol en el partido con una rápida aparición por el medio.

Esta fue la primera vez que el equipo español recibió 4 goles en un tiempo en su historia en competencias europeas.

En el inicio del segundo tiempo surgió el olfato goleador de Luis Suárez, que con un amague superó a su defensor y remató cruzado para ilusionar a los hinchas culé en el minuto 57.

Sin embargo, la pesadilla para los blaugrana seguía y con un gol protagonizado por los laterales, el Bayern sentenció el triunfo. Alphonso Davis gambeteó a Nelson Semedo para que apareciera Joshua Kimmich y firmara el 5 a 2.

El que no podía faltar era Robert Lewandowski, que en el minuto 82 apareció solitario y de cabeza alcanzó el 6 a 2.

Finalmente, Philippe Coutinho aplicó la ley del ex y con un doblete sentenció la derrrota 8 a 2, siendo la primera vez que los culé reciben esta cantidad de goles en un partido.

Con este resultado se confirma la ya anunciada salida de Quique Setién, que no logró conectar con sus jugadores y deja a su equipo en blanco en esta temporada con la duda de lo que pueda pasar con Lionel Messi, quien con sus gestos ha mostrado sentirse incómodo con el equipo.

Por su parte, el conjunto bávaro se perfila como el gran favorito para quedarse con la orejona y espera al ganador del duelo entre Manchester City y Lyon, que se disputará este sábado.