Home

Deportes

Artículo

En Bangladesh la conductora del noticiero presentó las noticias con la camiseta alterna de la Selección de Argentina
En Bangladesh la conductora del noticiero presentó las noticias con la camiseta alterna de la Selección de Argentina - Foto: Foto del video
Alianza DW

Qatar 2022 | Banderas en su país, presentadoras con camisetas, calles repletas: la razón del amor irracional que le tienen a la Selección de Argentina en Bangladesh

¿Por qué en un país de 116 millones de habitantes y ubicado a más de 17.000 kilómetros se celebran los goles de Argentina con tanto entusiasmo?

Fotos y videos viralizados en las redes sociales muestran a varios hinchas de Bangladesh celebrando en las calles con banderas y camisetas de Argentina el reciente triunfo del país suramericano sobre México (2-0), en la Copa del Mundo de Qatar 2022.

Incluso, la presentadora de un canal de televisión del país asiático utilizó la malla alternativa de la Albiceleste mientras presentaba las noticias. Esto ha despertado la curiosidad de diferentes internautas argentinos y sudamericanos, quienes se preguntan por qué en un país de 116 millones de habitantes y ubicado a más de 17.000 kilómetros se celebran los goles de Argentina con tanto entusiasmo.

El resentimiento hacia la Corona británica

Bangladesh, al igual que sus otros países vecinos en Asia del Sur, India, Pakistán y Nepal, fue dominado durante siglos por el Imperio británico, que impuso su idioma, costumbres y tradiciones en la zona. Recién el 26 de marzo de 1971, Bangladesh logró su independencia de la Corona británica tras la sangrienta guerra entre India y Pakistán, aunque siguió sufriendo hambrunas, pobreza e inestabilidad política (recuperó su democracia en 1991).

Argentina, en tanto, perdió la Guerra de las Malvinas (Falklands War) frente a los británicos en 1982, lo que en ese entonces marcó al país suramericano y genera un cierto resentimiento hacia la Corona británica que permanece hasta la actualidad.

El origen del apoyo incondicional a Argentina

Probablemente, la pasión bengalí por la selección argentina comenzó el 22 de junio de 1986, cuando Diego Maradona impactó al mundo del deporte con sus dos goles –uno con la mano y el otro calificado como el gol del siglo– frente a Inglaterra, en el Mundial de México.

El triunfo de Argentina sobre Inglaterra en ese Mundial no solo significó un momento importante e histórico para el país suramericano, que había perdido la guerra hace 4 años, sino que también para habitantes de bengalíes, indios y pakistaníes.

“Es por Maradona y aquellos goles que le metió a Inglaterra en el Mundial de 1986. Mucha gente por rechazo al colonialismo británico y por esa historia del pequeño que gana al grande enloqueció con Argentina. Desde entonces, la gente se hizo fanática de ellos”, dijo el periodista británico-bengalí Misha a ‘El Confidencial’. “No pasa solo en Bangladesh, aunque ahí es más pronunciado. También en India, Nepal y Pakistán se sigue a Argentina desde 1986 por los mismos motivos”, agregó.

Fanáticos por Messi

Diego Maradona es ciertamente un ídolo en Bangladesh. Tras su muerte en noviembre de 2022, la liga de cricket –deporte nacional–, lo recordó y realizó un minuto de silencio en su honor.

Actualmente, el jugador más admirado por la fanaticada futbolera bengalí es Lionel Messi, quien estuvo en el país asiático en 2011 para disputar un amistoso frente a Nigeria. En esa ocasión, casi no había hinchas provenientes de Argentina, pero el estadio se llenó de hinchas bengalíes que apoyaron a la Albiceleste.

En el plano netamente deportivo, Argentina revivió de la mano de Messi ante México el sábado y tiene el boleto al alcance. La Albiceleste, con 3 puntos, deberá vencer el miércoles al líder de llave, la Polonia de Robert Lewandowski que llega con cuatro unidades y a la que le alcanza con empatar.

El tercero en discordia es Arabia Saudita, que después de sorprender al mundo al derrotar 2-1 en el debut a Argentina, perdió frente a Polonia por 2-0. Una victoria o incluso un empate (si Argentina pierde) ante el desahuciado México le dará el pase a octavos.

El Tri debe golear por cuatro tantos a Arabia Saudita para no depender del resultado del Argentina-Polonia y seguir soñando con jugar ese quinto partido de un Mundial, que persigue desde Estados Unidos-1994. No parece factible que pueda lograrlo en Qatar.

Editado por José Ignacio Urrejola