deportes

Selección Colombia femenina piensa en la Copa América | Hablan las convocadas y las excluidas

Todas las jugadoras se unieron en mensajes de optimismo y apoyo para que el trofeo se quede en casa.


Las mujeres del equipo nacional de mayores quieren lograr lo que consiguieron los hombres en el año 2001 bajo la dirección de Francisco ‘Pacho’ Maturana: levantar la Copa América para Colombia.

Para eso, Nelson Abadía, técnico del equipo, convocó 23 jugadoras que debutarán este 8 de julio en el estadio Pascual Guerrero de Cali contra Paraguay.

A la capital del Valle del Cauca llegaron el lunes festivo y, de inmediato, hicieron trabajos de activación física. El martes, en la sede del Deportivo Cali en Pance, entrenaron e hicieron fútbol con trabajos de adaptación física y técnico-tácticos.

“Escogieron la ciudad perfecta para el fútbol femenino porque en Cali siempre nos han apoyado. Gracias por abrirnos las puertas de la ciudad y esperamos que compren las boletas y nos acompañen”, dijo Mónica ramos, defensa de la tricolor al ver el cariño de los caleños.

Mónica es de las jugadoras que debutan en la selección absoluta y promete sudar la camiseta al 200 % para hacer respetar la casa.

“Paraguay es muy fuerte en el juego aéreo y las vamos a contrarrestar, nosotros daremos todo. Queremos ser campeonas, ir al Mundial y conseguir el cupo a Olímpicos”, dijo la jugadora de Gremio de Brasil.

Otra de las jugadoras convocadas fue la arquera más destacada de la Liga colombiana con el club que ganó el título en el primer semestre de 2022 con el América de Cali, Natalia Gaitán, que juega de local y logró ganarse el puesto tras ser además campeona bolivariana con la Selección Colombia que dirige Carlos Paniagua.

“Feliz de compartir con las más grandes, aprender de su experiencia. Quiero mejorar en lo que se viene. Mi objetivo es claro, hacer historia y dejar la copa aquí en casa”, dijo la juvenil arquera que ganó la posición en el arco a Katherine Tapia.

Mientras estas jugadoras disfrutan la Copa América, otras futbolistas como Natalia Gaitán no ocultan su tristeza por no estar en las llamadas. Los aparentes vetos la afectaron, tras haber denunciado falta de garantías y reclamar mejores condiciones para el fútbol de nuestro país.

Gaitán, que venía con continuidad en el Sevilla de España y una de sus capitanas, será próximamente anunciada por Tigres femenino, como su nueva casa escribió un sentido mensaje.

“Soñaba con jugar en mi país, en el césped de mi tierra, frente a los ojos de mi familia, mis amigos y de todas esas nuevas promesas del fútbol que me recuerdan a mí cuando tenía 15 años. Con gran tristeza veo cómo este sueño no se hará realidad; tenía mucha ilusión y muchas ganas de estar en la Copa América, clasificar al Mundial y ganar el campeonato. A toda la selección, muchos éxitos, sus sonrisas serán la mía y sus triunfos los celebraré como propios. Estoy segura de que será una participación histórica y que el fútbol colombiano se hará sentir con fuerza. Siempre ha sido y será un honor vestir la camiseta de la selección y representar a mi país y jamás dejaré de soñar con ello”, escribió después de hacer un amplio recorrido por su trayectoria.

Isabella Echeverry, que también estrenará club en la liga femenil de México, más exactamente en Monterrey, recordó con nostalgia lo feliz que fue representando a Colombia.

La ex-Sevilla de España fue la que encaró a los dirigentes, demostrando cómo fue parte de convocatorias alternas a la oficial en el pasado, al mando del exentrenador Felipe Taborda.

“Se me acaba la ilusión de poder levantar la copa frente a mi familia y mi tierra querida. Se acaba un sueño con la tranquilidad de que hice todo lo que estaba en mis manos para volver a estar ahí. La historia sigue y me aseguraré de tener sueños más grandes que cumplir con mi país. Todo a su tiempo. A mis compañeras, amigas y demás integrantes de la selección: están preparadas para levantar esa copa en casa. Sean muy felices y jueguen con la ilusión de la primera vez. Es el momento de ganar”, redactó.

Yoreli Rincón, jugadora campeona con Atlético Huila de la Copa América y quien se destaca con pasegoles y continuidad en la Sampdoria de Italia, también se unió a los mensajes.

Fue la mujer que vistió la 10 con la Selección Colombia la que reclamó los premios económicos para muchas de sus compañeras y denunció los malos tratos en algunos de los viajes a campeonatos.

“Jugar un campeonato de mayores en nuestro país se hizo imposible. Hay 23 jugadoras que tienen esa oportunidad tan chimba y estas palabras son para ellas: que tengan todo el apoyo del país, sus familiares, para que disfruten al máximo esta Copa América y por supuesto que el trofeo quede en casa”, dijo en un post lleno de fotos con la camiseta de Colombia.

Convocadas y, aparentemente, las vetadas, están unidas por un solo objetivo, así vivan experiencias diferentes: ganar la Copa América en Colombia 2022.