Home

Empresas

Artículo

Ocampo
Roberto Vélez, gerente de la Federación de Cafeteros, en el 90 congreso nacional, organizado por la Federación. - Foto: Federación de Cafeteros

agricultura

Este es el golpe que recibirían los caficultores si el salario mínimo sube en 20 %

Este jueves se dará a conocer en el país la cifra oficial de productividad.

Justo el miércoles, luego de que se instalara el 90 Congreso Nacional de Caficultores, de parte del gerente de la Federación de Cafeteros, Roberto Vélez, y el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, el precio del grano tuvo un repunte en el mercado interno, al ubicarse en 1.997.000 pesos, acercándose así -de nuevo- a los dos millones de pesos, de donde ya se estaba bajando.

En las intervenciones ante el ministro Ocampo, los caficultores no solo pusieron el sombrero para hacer sendas peticiones, sino que también el gerente de la Federación habló del gremio como un grupo pobre, al poner cifras como esa que dice que 295.000 productores de ese cultivo realizan su actividad en menos de una hectárea y 330.000 recibieron al menos un subsidio. En contraste, habló también de 2022, como un año único para los cafeteros, con una cosecha valorada en 14,5 billones de pesos, lo que ubica a esa rama de la agricultura como una impulsora del sector y de las exportaciones (3.800 millones de dólares vendidos en el exterior).

Pero les afectará el incremento del salario mínimo

Aún así, se declaran -de antemano- afectados por el incremento del salario mínimo, si es que la cifra llegara a bordear el 20 % como rumoran algunos.

Este jueves está previsto que se dé a conocer una de las dos variables claves para establecer el monto definitivo. El Dane destapará ante la mesa de concertación de política salarial el número esperado, el cual se cotejará con el de la inflación observada en el año, para llegar así a una propuesta que permita reducir el riesgo de que los colombianos pierdan el poder adquisitivo debido a la carestía.

Según Vélez, el costo de la mano de obra representa el 65 % del costo de producir el café, por lo cual, un incremento alto del salario mínimo sería un golpe adicional a la ya menguada senda de los productores del grano, que han tenido una descolgada del precio en la Bolsa de Valores, desde 2,4 dólares por libra donde llegó a estar, a 1,7 dólares, lo que representa 70 centavos de dólar por libra.

“Con un incremento del 20 % del salario mínimo, o cercano, significaría un costo sustancial, al ya elevado costo de la caficultura, que ha estado afectada por el precio de los insumos, entre otros”, dijo.

Sin bonanza

Por esas razones, de acuerdo con lo manifestado por el gerente de la Federación, los cafeteros no han tenido una bonanza, argumento que sustentó con lo sucedido en años anteriores (bonanza de 1975), época en la cual, si se trajeran al presente los números, sería el equivalente a 12,5 dólares por libra.

Sobre la reforma tributaria, el gerente dijo que la reforma tributaria no les dará tan duro, debido a que finalmente se tuvo en cuenta el papel que tendrá el sector agropecuario en la apuesta del gobierno del presidente Gustavo Petro, que busca cambiar la estructura económica por una más basada en la producción del campo.