Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/22/2019 12:12:00 PM

¡Luces, cámara, acción!, así evalúan a los docentes en Colombia

Conozca cómo se miden las capacidades de los profesores en el país, a través de la Evaluación de Carácter Diagnóstico Formativo (ECDF).

Evaluación diagnóstico formativa que determina el asenso docente Los docentes que quieran ascender en el escalafón tendrán que grabarse dictando una clase. Foto: Juan Carlos Sierra
;
Semana Educación

Entre el viernes 22 de febrero y el próximo 27 de junio, cerca de 88.000 docentes empezarán a convertir su salón de clases en un set de grabación improvisado. Ubicarán una cámara con trípode en una esquina y verificarán que haya buena iluminación en toda el aula. Colocarán un aviso que dice: “grabación en proceso” en la puerta y filmarán una clase suya. Y, por supuesto, pondrán su mejor cara. De eso depende su futuro.

Ese pequeño experimento ‘hollywoodense’ es el componente más grande de la Evaluación de Carácter Diagnóstico Formativo (ECDF), que determinará su posibilidad de ascender en el escalafón y, consecuentemente, de recibir un sueldo más alto. Así se evalúa en Colombia la calidad de los docentes desde 2015.

Ese año, Fecode y el Ministerio de Educación habían acordado empezar una evaluación más progresista, que contemplara las prácticas en el aula, no solo los conocimientos disciplinarios del maestro (como se venía haciendo). Además, que tuviera un carácter formativo, es decir, que contara con una retroalimentación y contribuyera a mejorar la calidad de la enseñanza.

A profundidad: Así será la nueva evaluación docente

Así nació la ECDF. La entonces ministra de Educación, Gina Parody, la presentó como un gana - gana. “Ganan los profes, que cuentan con una evaluación objetiva que ofrece oportunidades y recursos para mejorar. Ganan los estudiantes que verán cómo sus profes podrán ir mejorando sus debilidades y reforzando sus fortalezas. Gana el país que cuenta ahora con un sistema de evaluación objetivo, imparcial y riguroso que le permite trazar un camino para convertir a Colombia en la más educada".

Pero, ¿cómo se realiza? Los docentes interesados en hacer la prueba y que cumplan con ciertas condiciones (estar en el escalafón docente, llevar mínimo 3 años de servicio y haber logrado un puntaje mínimo del 60% en las dos últimas evaluaciones anuales de desempeño que realiza internamente cada institución) deben comprar un Número de Identificación Personal. Este año, para la ECDF III, el proceso se hizo hasta el 7 de enero y tuvo un costo de $39.000 por docente.

Le puede interesar: Opinión de Julián de Zubiría: La evaluación de los docentes en Colombia

Después de adquirir este número, los profesores deben realizar la autograbación de una clase, subir el video a una plataforma web habilitada para ese fin o enviarla por correspondencia al Icfes. El educador es el responsable de llevar a cabo la grabación por su cuenta, aunque puede solicitar camarógrafos profesionales financiados por el Ministerio de Educación.

Le puede interesar: ¿Cómo se evalúa a los maestros en los países con los mejores sistemas educativos?

La evaluación la realizará el Icfes entre el 1 de marzo y el 4 de julio, teniendo en cuenta cuatro criterios: planeación de los contenidos, didáctica para transmitir los conocimientos efectivamente, relación con los estudiantes y ambiente del aula.

Conozca, por ejemplo, el video para la ECDF que subió Luis Emiro Ramírez, docente nominado al Global Teacher Prize este año:

Eso vale 80% de la ECDF. Para los profesores de bachillerato, se hace posteriormente una autoevaluación, que vale 10%, y una encuesta a los estudiantes, que vale 5%. El 5% restante se saca del promedio de las dos últimas evaluaciones anuales de desempeño.

Para los docentes de preescolar y primaria es distinto: la autoevaluación vale 12,5% y el promedio de las evaluaciones anuales de desempeño 7,5%. No hay evaluación a los estudiantes.

Rectores, coordinadores, docentes orientadores y líderes sindicales también pueden hacer la ECDF, buscando un ascenso en el escalafón. En su caso, se deben grabar en alguna situación propia de su oficio, como una reunión con los docentes o los padres de familia para el directivo docente o un taller de formación política con los profesores para el sindicalista.

Puede leer: ¿En qué hemos avanzado y qué nos falta para mejorar la calidad de los docentes en el país?

Quejas
Muchos maestros sienten injusta esta evaluación. En primer lugar, porque el video no es una muestra fehaciente de las competencias del docente. “Muchos hacen un video preparado. Es más, es actuado en muchas ocasiones. Eso no refleja el conocimiento que ellos tienen en educación”, dice Augusto Flórez, profesor de Ayapel, Córdoba, quien realizó y aprobó la ECDF en 2015.

“Esas clases en la mayoría de las casos son preestablecidas. Tanto así, que hay clases donde he visto que los profes las ensayan con los alumnos. Entonces, claro, si ensayas algo te tiene que salir muy bien. O resultar demasiado acartonado e irte muy mal. En todo caso, no se obtienen los resultados reales”, agrega Andrea del Pilar Rosas, docente del Salesiano Eloy Valenzuela, en Bucaramanga.

“Un maestro tradicional trabajará todo el año mediante el mismo modelo tradicional que ha usado siempre. Sin embargo tan solo una día (el de la grabación) será un maestro innovador y crítico”, dice Ramón Majé, profesor de Matemáticas en Pitalito, Huila. “La ECDF mide o cualifica el trabajo diario que realizan los maestros en sus aulas de clase, pero se convierte en la oportunidad para mostrar lo que no hacen”.

Informe: ¿Cómo innovar en la formación docente?

En definitiva, las facilidades de planear la clase y elegir el mejor material para grabarlo parecería ideal para que los docentes se preparen al máximo y aprueben todos los criterios. Pero, contra estos pronósticos, no todos los docentes pasan. De hecho, en la ECDF II, que se realizó entre 2016 y 2017, solo 50,1% de los docentes pasaron. De ahí que algunos profesores sientan arbitrarios los criterios de evaluación.

Resultados de la ECDF II por tipo de docente

Un caso interesante es el de Luis Emiro Ramírez, galardonado el año antepasado como una de las ‘Mejores Prácticas’ por el Ministerio de Educación en la Noche de la Excelencia y nominado este año por la Fundación Varkey como uno de los mejores docentes del mundo, quien, a pesar de todos sus reconocimientos, apenas pasó la ECDF II.

“Es la herramienta más inútil para medir la labor docente, desde mi punto de vista. Los docentes repiten la misma clase cuatro cinco veces si sienten que no quedó bien. Los niños están completamente adoctrinados a lo que tienen que decir, cómo y cuándo participar”, señala Mayerly Moreno, docente de la Institución Educativa Rural Departamental El Salitre, en Cundinamarca.

Moreno ha sido galardonada dos veces en la Noche de la Excelencia. Ha ganado convocatorias de investigación con Colciencias y la Universidad Pedagógica. Su labor se ha enfocado en proyectos de investigación desde la escuela.

Este año hace, por primera vez, la ECDF. Pero siente que aunque tiene cosas que mostrar en términos de investigación, que es su fuerte, nada de eso va a quedar evidenciado en un video. "Es imposible mostrarlo ahí”.

Por otro lado, algunos docentes señalan que este formato implica un proceso largo y difícil de evaluar. Cada video dura cerca de una hora y lo deben ver dos pares de evaluadores, profesores que se postulan a la convocatoria del Icfes y que, preferiblemente, deben contar con el mismo nivel educativo, trabajar en la misma área y tener el mismo nivel de formación que el docente evaluado. Estos, además, deben realizar una retroalimentación para cada profesor que se postula, resaltando sus puntos fuertes y sugiriendo mejoras. Ahí radica el componente ‘Formativo’ de la ECDF.

Pero algunos profesores alegan poca correspondencia entre los vídeos que cargan a la plataforma y la retroalimentación que reciben. “Hay casos, por ejemplo, donde la respuesta era que no lograba el puntaje requerido porque había desorden en el aula y uno revisa los videos y los niños se habían comportado en completo orden. En las evaluaciones se percibe que no hay un análisis concienzudo del trabajo del maestro”, cuenta Jorge Eliécer Moreno Palacios, docente de la Institución Educativa Agropecuaria Gustavo Posada en Chocó.

Algunos reportes de resultados del ECDF II a los que tuvo acceso Semana Educación, muestran que, aunque ambos pares de evaluadores señalaron que el docente cumple los requerimientos y lo felicitan por su práctica, la puntuación del video es baja y por eso reprueban la evaluación.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, cuatro a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.