investigación

Atención: se ordena liquidar el contrato de la construcción del aeropuerto del café

SEMANA conoció detalles de la novela en la que se convirtió el proyecto para construir un aeropuerto en Caldas. Documentos y conversaciones entre personajes de alto nivel, hacen preguntarse cuáles son los intereses que rodean los contratos de infraestructura.


Este sábado se conoció que el Gobierno nacional ordenó la liquidación del contrato de la construcción del aeropuerto del café, en Palestina (Caldas), en medio de versiones por presuntos hechos de corrupción. La empresa constructora había solicitado en su momento suspender el contrato argumentando que, por cuenta de las multas, los estaban “asxifiando” económicamente. El contratista tenía la expectativa de que se retomara la obra, pero ya se cierra ahora esa posibilidad.

“Ya se notificó la terminación unilateral del contrato por parte de la Nación. Eso lleva a la liquidación y queda en firme esta semana”, le dijo una fuente del Gobierno a SEMANA.

Algunas versiones señalan que, a raíz de esta fuerte medida, podría haber retaliaciones en torno a esta controvertida obra.

Aerocafé, el aeropuerto que están pretendiendo construir en Palestina, Caldas, se convirtió en el florero de Llorente de las relaciones entre el Ministerio de Transporte y el director de la Aeronáutica Civil (Aerocivil) Jair Orlando Fajardo, quien fue declarado insubsistente. Decenas de conversaciones y documento a los que tuvo acceso SEMANA vislumbran que la salida del funcionario iría más allá de la gestión realizada para la ejecución del millonario proyecto. Presiones para contratar, despedir y flexibilizar multas a un contratista incumplido forman parte de la disputa tras bambalinas.

El 29 de junio se hizo en la Aerocivil la reunión de empalme con las personas que designó el presidente electo Gustavo Petro. Sobre las 8:00 a. m. empezaron a llegar más de 20 asistentes. Este encuentro duró casi cinco horas, todo surgió con normalidad hasta que empezaron a hablar de Aerocafé. Fajardo dijo que ese era un tema del que la ministra, Ángela María Orozco, prefería hablar directamente con ellos, porque se contemplaba una supuesta liquidación del contrato. En ese momento empezaron a escucharse notificaciones de celulares, lo que cuentan los testigos es que desde la oficina del viceministerio pedían que Fajardo se retractara, como él no daba respuesta, les escribieron a varios para que le hicieran llegar el mensaje con urgencia. Finalmente, el exdirector hizo caso omiso.

Ese hecho generó el malestar de la ministra, quien ese mismo día dijo al Gobierno que Fajardo no podía seguir en el cargo, argumentando que su desempeño fue deficiente para sacar adelante una de las metas del presidente Duque en temas de infraestructura aérea. Antes del 7 de agosto, cuando termina su mandato, el presidente quería avances importantes en el aeropuerto de Caldas, que tiene tres fases: 1. Remoción de tierra. 2. Construcción de pista. 3. Construcción de la terminal. La meta del Ejecutivo era entregar el 35 % de la primera etapa y dejar adjudicada la segunda, pero nada de eso pasó. Supuestamente, Fajardo no gestionó, incumplía sus funciones y no hacía caso. En una reunión privada del 23 de junio entre la ministra Orozco, la viceministra Olga Lucía Ramírez y Jair Fajardo, le pidieron la renuncia, pero él no presentó su carta.

Las diferencias arrancaron tiempo atrás, desde que Fajardo no contrató a un coronel en retiro de la Fuerza Aérea sugerido, al parecer, desde el despacho de la ministra. La idea era que ese oficial, al ser llamado a calificar servicios, entrara como asesor de la Aerocivil. Incluso dos días después de que arrancara la Ley de garantías apareció en el listado, pero no podía seguir en el proceso, tenía que completar al menos tres meses de retiro para ocupar un cargo administrativo en el Estado y porque dos de sus familiares trabajarían en la entidad. Pese a que la orden sería la de contratarlo, en la Aerocivil decidieron no hacerlo por los riesgos jurídicos.

Funcionarios de la Aerocivil y del Ministerio dicen que fue ese el instante en el que la relación entre la ministra y el entonces director se empezó a quebrar. El proyecto de Aerocafé intensificó las grietas. Ese contrato para remover la tierra tiene un costo superior a los 140.000 millones de pesos que se sacarían de los 450.000 millones de pesos que se autorizaron en el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Compes) para que se creara un patrimonio autónomo bajo una fiducia de Colpatria, en la que solo se puede sacar el dinero, según informes de ejecución para evitar hechos de corrupción.

La empresa que se ganó la primera licitación fue Obrascón Huarte Lapin (OHL) una compañía española que fue sancionada recientemente por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España por 21,5 millones de euros. Descubrieron que durante 25 años alteraron el proceso competitivo en las licitaciones de construcción de ese país y cartelizaron el negocio junto con otras cinco compañías. “Desde un principio sabíamos que ese contrato iba a ser un dolor de cabeza, OHL se bajó de 7.000 millones de pesos en la oferta para ganarse la licitación frente al otro oferente. ¿De dónde pensaba recuperar la plata?, ¿pretendía quedarse con la licitación de la construcción de la pista?”, cuestionó el diputado de Caldas Camilo Gaviria, quien siempre ha sido un férreo opositor del proyecto.

El 13 de julio la compañía suspendió la construcción del aeropuerto argumentando que la estaban asfixiando económicamente por unas millonarias multas interpuestas por incumplimientos. Los recursos de este contrato son manejados por la Unidad de Gestión de patrimonio autónomo, el general (r) Gonzalo Cárdenas llegó a la dirección de esa entidad el 13 de julio de 2021, evidenció retrasos en la obra. En marzo de 2021, OHL debía entregar un cronograma que solo presentó hasta noviembre del mismo año. Sin esa ruta era difícil avanzar, y se sancionó con una multa de 1.800 millones de pesos. Después de eso, la ministra de transporte, su viceministra Ramírez, Víctor Muñoz (director del Dapre) y Jair Fajardo empezaron a cruzar conversaciones en las que pedían la cabeza del general Cárdenas para facilitar la relación con el contratista.

Todo ocurrió en plena Ley de garantías, lo que dificultaba que la orden se cumpliera. Mientras tanto, desde el Gobierno nacional pidieron un concepto jurídico para determinar si era viable el despido y otorgar facilidad de pagos al contratista multado. Pero mientras eso ocurría, el general Cadenas evidenció incumplimientos en el avance, el contratista debió remover dos millones de metros cúbicos de tierra para el 28 de marzo de 2022 o de lo contrario sería multado con el 20 % del valor del contrato, lo que equivale a más de 28 mil millones de pesos. Financieramente, el proyecto empezaba a ser inviable y además, afectaba otras contrataciones.

Pero mientras en Caldas estaba pasando todo ese pleito por las sanciones, la ministra salió a anunciar que a OHL, le adjudicaron, el 10 de marzo de 2022, un proyecto de 1,3 billones de pesos para descongestionar la autopista norte en Bogotá. El consorcio que está a cargo es Estructura Plural Ruta Bogotá Norte, conformado por Obrascon Huarte Sucursal Colombia (50 %) y Termotécnica Coindustrial SAS (50 %).

De igual manera, había afán para arrancar la licitación de la fase Aerocafé, ¿pero si no se había removido la tierra, cómo se iba a construir una pista? El general Cárdenas advirtió el 13 de mayo de 2022, sobre los riesgos contractuales, penales, fiscales, y disciplinarios que generaría llevar a cabo las convocatorias para las fases 2 y 3 con los retrasos que había. El 26 de mayo lograron destituir al general. Por su parte, OHL demandó ante un tribunal de arbitramento la multa de 28.000 millones de pesos.

SEMANA tuvo acceso a una conversación en la que la viceministra Olga Lucia Ramírez, reconoce haberse sentado con la ministra Orozco a revisar la lista de árbitros y escoger los más convenientes dentro del proceso, una lista que fue cruzada con las listas anteriores de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) e Invías. Desde el Ministerio decidieron no pronunciarse tras ser consultados por SEMANA. Mientras tanto, la Contraloría sigue reportando posibles irregularidades de parte y parte en todo este enredo contractual. Aerocafé pasó de ser el orgullo de muchos al fracaso del que pocos quieren responsabilizarse.

Lo que dice el Gobierno

Fuentes del Gobierno manifestaron que nunca han buscado favorecer a nadie con las decisiones que tomaron más allá de sacar adelante un proyecto que beneficie a la comunidad.

La salida del Jair Fajado de la dirección de la Aerocivil se dio por " ineptitud”, del funcionario teniendo en cuenta que desde enero le pusieron una supervisión especial en el ministerio, al trabajo que él venia adelantando, teniendo en cuenta que había demoras significativas no solo en Aerocafé; la supervisión la realizaron también en los aeropuertos de Popayán y Providencia. “Dedicando a la viceministra 100 % a vigilar las obras de Aerocivil. Debido a que Fajardo no entregaba la información, ni cierta, ni certera, ni a tiempo”, indicaron.

Según señalan desde las oficinas del Gobierno, sí era verdad la información que dio el funcionario en el empalme, en el que ya se había decidido liquidar el contrato con OHL, debido a que un grupo especial de ingenieros evidenciaron que el contratista no había hecho mayor esfuerzo para adelantar las obras de remoción.

Si bien es cierto tenía retrasos en algunos ítems, por cuestiones ajenas a su competencia, con lo que se le había suministrado podría haber adelantos que nunca se evidenciaron. Los pecados que cometió Fajardo fueron inicialmente hablar de un tema confidencial frente a un grupo de 40 personas que hizo que el contratista se enterara antes de ser notificado lo que generó afectaciones más que jurídicas políticas, pues le dio posibilidad a la contraparte de suspender el contrato dos días después. Adicional Fajardo había sido impreciso al decir que la decisión se tomó en un consejo de ministros.

Aclaran que seleccionar lista de árbitros que presentaría el Gobierno nacional es algo facultado por la ley de una lista de 10 árbitros se eligen unos tres, según un decreto emitido por Presidencia. “Secretaría jurídica de defensa, la agencia de defensa política del Estado y el Ministerio de Transporte, en esa circular uno hace una lista. Se deben tener como preferencia dos o tres porque la contraparte escoge uno, la contraparte otro y se escoge un tercero con la incertidumbre si el que se escogió la acepten”, explicó la fuente.

Dicen que no conocían la sanción millonaria que le aplicaron a OHL en España por solución y que independientemente de los rollos jurídicos que se tienen los contratos que fueron adjudicados, como el de la autopista Norte en Bogotá se adelantan debido a que según ellos no asiste inhabilidad. Finalmente indicaron que las multas contra OHL por Aerocafé se mantienen en firme hasta el momento.

Noticias relacionadas