enfoque

“Habrá Jorge Barón para rato”: el presentador habla de los 53 años del Show de las Estrellas y del Guinness Records

El empresario tolimense entró al reconocido Guinness World Records como el presentador de programas musicales de televisión con mayor trayectoria en el mundo. Suma más de medio siglo al aire con su programa musical.


SEMANA: ¿Qué significa este reconocimiento?

JORGE BARÓN: Es un honor el poder haber mantenido durante 53 años al aire El show de las estrellas. Me llena, especialmente, el haber podido llevar nuestro programa a los distintos lugares de la geografía nacional. Convertir El show de las estrellas en un programa de entretenimiento y con un componente social bien importante me enorgullece. Visitamos las distintas regiones, mostramos la cara positiva de Colombia, vimos a esa gente maravillosa pero anónima que asiste al programa y que realmente son los grandes representantes del país. Llegamos a poblaciones olvidadas donde únicamente mencionan cuando hay una tragedia, una bomba o un acto de violencia.

SEMANA: ¿En qué fecha se inició el programa?

J.B.: El 24 de mayo de 1969.SEMANA: ¿Por qué lo creó?

J.B.: Por esa inquietud que siempre tuve desde niño por la música. Desde mi natal Ibagué hacía programas musicales, incluso muy parecidos al Show de las estrellas, pero en radio. Yo me iba por los diferentes municipios del Tolima a descubrir nuevos valores de la canción, a llevarles también entretenimiento a los campesinos a las veredas, a los corregimientos, es decir, eso lo he hecho durante toda mi vida. Luego, cuando llegué a la televisión, lo hice también. Siempre pensando en la gente, en acercarme a ellos, en convertir el programa en algo social, de ayuda a la comunidad, porque también con la música uno puede alegrar los espíritus.

SEMANA: ¿Cuántos kilómetros ha recorrido en Colombia con su programa?

J.B.: Hemos recorrido con El show de las estrellas 586.000 kilómetros.

SEMANA: ¿Cuántos municipios ha visitado?

J.B.: 715.

SEMANA: ¿Cuánta gente ha asistido a los shows?

J.B.: Más de 9 millones de personas.

SEMANA: ¿Cuántas llaves le han entregado en las ciudades que ha visitado?

J.B.: Como 300 llaves y me han declarado hijo adoptivo 320 municipios.

SEMANA: ¿Qué significa para usted llevarle alegría a gente que tal vez nunca hubiera podido ver los artistas que presentó?

J.B.: Los conciertos duran 14 horas, y el día anterior hacemos un desfile por la paz, que dura tres horas. Es recorrer el municipio con camisetas y banderas blancas para decir que aquí está El show de las estrellas con ese mensaje de paz. Al día siguiente, hacemos el concierto con 14 artistas y cada uno canta una hora. Es una satisfacción muy grande que Dios me haya permitido escoger esta profesión. Muchas veces en esas giras nos encontramos con grupos insurgentes y me tocó hablar con ellos y convencerlos para que nos dejaran transitar.

SEMANA: ¿Y no le dio miedo hablar con ellos?

J.B.: No, en muchos de estos actos se hizo una tregua para que se pudiera realizar El show de las estrellas, es decir que mientras el programa esté en ese municipio no se dispare una bala y que todo sea armonía, todo sea paz. Hicimos un concierto en San Vicente del Caguán justamente donde estaba la guerrilla, y la población civil participó en el programa. Todos felices e incluso en aquella oportunidad hubo una divulgación internacional bien importante porque muchos periodistas de distintas agencias internacionales y nacionales estaban cubriendo la guerra, y allí se encontraron una fiesta popular con los artistas, con la población civil, con la guerrilla. Eso fue de verdad un acto de paz bien importante.

SEMANA: ¿Qué le falta por hacer en su trabajo?

J.B.: Terminar de visitar todos los municipios, me quedan los más pequeños de Colombia, y seguir con nuestra gira internacional. Nosotros hemos ido a muchísimos países a visitar a las comunidades de colombianos que viven en el exterior. Es decir, todavía hay cuerda para rato, todavía hay kilometraje para El show de las estrellas y habrá Jorge Barón para rato.

SEMANA: ¿Se tomó un aguardientico con el reconocimiento del Gobierno y por haber logrado el récord?

J.B.: Me encantaría hacerlo, pero en este momento estoy en un tratamiento médico y no me lo permiten, pero será un trago imaginario, un Tapa Roja imaginario, pero sí hubiera sido fantástico poder tomar un trago.

SEMANA: ¿Cuál es el mensaje para los colombianos que lo quieren tanto y lo siguen viendo?

J.B.: Mi agradecimiento eterno por haber sido testigos de mi carrera en la televisión, por haber estado siempre presentes con su audiencia. Gracias a los colombianos, pues hemos podido permanecer por tanto tiempo en la pantalla chica, porque la sintonía del programa sigue creciendo, nunca ha bajado. Siempre hemos tenido altos índices de audiencia y eso permite que los patrocinadores estén ahí con sus pautas y nosotros mantengamos vivo El show de las estrellas. Y lo vamos a mantener por muchos años más si Dios quiere y los patrocinadores apoyan.