Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/9/1995 12:00:00 AM

CAMBIO DE POTRO

En momentos en que se fortalecen los organismos de inteligencia, una mujer se le mide a la subdirección del DAS.

CAMBIO DE POTRO CAMBIO DE POTRO
EN UN PAIS DE PANTALLEROS, ANA MONtes Calderón es una de las pocas funcionarias del Estado que ven una cámara de televisión o una grabadora y se esconden. Y ese comportamiento tiene de todo un poco: algo de timidez, mucho temor a los periodistas y sobre todo un enorme deseo de no figurar. A pesar de tener una vida pública bastante destacada, esta caldense de 36 años, abogada de la Universidad Libre con especializaciones en criminología en la Universidad Nacional y administración pública en la Escuela Superior de Administración Pública (Esap), ha sido siempre una funcionaria con muy bajo perfil, pero con excelentes resultados.

Dentro de sus cualidades está la de haber sido siempre la número uno en los retos que se ha propuesto: fue la primera y única mujer directora de orden público de Instrucción Criminal en los años duros del narcoterrorismo en el país; luego pasó a ser directora nacional de Fiscalías por espacio de dos años, donde cumplió una destacada labor en la lucha contra Pablo Escobar y los demás jefes del llamado cartel de Medellín; y ahora acaba de convertirse en la única mujer en la historia del país que llega a ocupar la subdirección del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). Y como si ello fuera poco, también se ha destacado en terrenos distintos a los de la investigación y la seguridad. En efecto, fue la primera jockey que hubo en el país, a finales de la década de los 70. Ganó 21 carreras en los hipódromos de Techo y Los Andes. Los premios que recibió le ayudaron a costear algunos años de su carrera profesional. Está acostumbrada, pues, a domar potros briosos.

El desempeño de Ana Montes en el DAS ha sido sobresaliente y su carrera fulgurante. El primero de septiembre se posesionó como Inspectora general de ese organismo; 15 días después pasó a ser directora nacional de investigaciones y de ahí saltó a la subdirección general. En el DAS ha sido protagonista de varios episodios destacados. El más reciente tiene que ver con la recaptura del narcotraficante puertorriqueño Fernando Montañez Bultrón en el sector de Chapinero, al norte de Bogotá luego de una fuga de película que puso en ridículo no sólo al DAS sino a todo el país ante Estados Unidos, cuyas autoridades lo habían solicitado en extradición. Fue la propia Ana Montes la que esperó a Montañez en el instante en que descendía de un taxi, lo encañonó y sin temblarle el pulso ni la voz le dijo: "Señor Montañez, quiero decirle que está usted nuevamente detenido".

En momentos en que el gobierno le juega casi todas sus cartas al fortalecimiento de los organismos de inteligencia en su lucha contra la delincuencia, Ana Montes encarna al funcionario silencioso, tímido, y eficiente.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com