Home

Gente

Artículo

Mateo Carvajal
Mateo Carvajal - Foto: Instagram @mateoc17

gente

“No le caería mal un bozal”, la dura respuesta de Mateo Carvajal a una seguidora

El modelo reaccionó molesto por una crítica que le hicieron a su hijo Salvador.

El reconocido influenciador Mateo Carvajal, ganador del programa El Desafío Súper Humanos 2017, sorprendió este domingo a sus seguidores con una respuesta que reflejó su indignación por los comentarios pasados de tono que le hicieron a su pequeño hijo Salvador.

En una publicación reciente en sus redes sociales, un seguidora lo cuestionó porque su niño de dos años aún usa “chupón”.

La mujer le escribió: “Tiene que quitarle ese chupo, gas. Le está dañando los dientes y él ya está muy grande para que use eso o si no se le va a volver muy feo, parcero”.

La crítica también la hizo la seguidora a la mamá del niño, la modelo y presentadora de televisión Melina Ramírez. A ella le dijo: “Menos mal usted casi no le pone ese chupo ‘mamila’ asquerosa que sí le pone la mamá y (lo peor) es que le tiene varios”.

La reacción de Mateo Carvajal contra la mujer no se hizo esperar y le respondió de manera directa: “Es un chupo que valió $ 3.000, respete. Y acá revisando (a usted ) no le caería mal un chupo o un bozal que le tengo a Ramona (su mascota) y es rosado... para una Barbie como tú. Le encimo un shampoo antipulgas para que se bañe cada siete horas”, escribió.

La molestia de Carvajal fue tan grande que grabó un par de videos, los cuales ya desaparecieron de sus historias de Instagram. Mediante esas publicaciones manifestó lo que piensa sobre las críticas que le hacen a diario en todas sus redes sociales.

A través de una metáfora, Mateo intentó explicarse: “Les quiero hacer una pequeña reflexión para que la tengan en cuenta cada vez que reciban malos comentarios: en la selva, un león nunca se va a parar en cada esquina a prestar atención cuando ladra un pinscher (perro), y para ser un león no hay que tener plata sino tratar a todos con dignidad humana, el que esté por debajo de eso es un perro viejo que ladra echado (...) Yo porque le saco humor y contenido a eso, pero eso a mí la verdad no me importa”, agregó.

Los pronunciamientos del modelo y representante de una reconocida marca de artículos deportivos son bastante recurrentes, sobre todo cuando lo cuestionan en su rol como padre.

Lo han criticado porque tiene muchos tatuajes y que por eso no es un buen ejemplo para su hijo. Por ello, hace un par de meses escribió en su Instagram que tiene muy clara la responsabilidad con la formación de su hijo, porque él es la persona que más ama, respeta y admira.

Como una forma de explicarles a sus seguidores, Carvajal escribió: “Él es el regalo más grande que Dios me dio y, por eso, antes de que decida hacer cualquier cosa, yo pienso que lo más importante es que aprenda a ser persona, a compartir cuando tenga y cuando no también a estar ahí. Quiero que aprenda a aceptar las diferencias y que no le importe cómo tengas el pelo y qué te gusta. Esa es la base que a mí me corresponde”.

Mateo Carvajal también ha estado en el ojo del huracán porque ha tenido varios encontronazos con algunas modelos, presentadoras o influencers como Jessica Cediel y Lina Tejeiro.

El modelo terminó hace varios meses su relación con Melina Ramírez. Desde ese entonces cada uno tomó su rumbo e incluso la modelo y presentadora entabló una relación con el actor Juan Manuel Mendoza.

El mes pasado, Lina Tejeiro confesó en su cuenta de Instagram que el modelo también la estuvo buscando entablar una relación, pero que ella lo rechazó.

En su red social, a través del mecanismo de “Preguntas y Respuestas”, Tejeiro le respondió a un seguidor que le preguntó lo que pensaba sobre una calificativo que le dio Mateo Carvajal a ella.

Al parecer, Carvajal había llamado en alguna oportunidad “marimacho” a Lina Tejeiro. Al respecto, la joven decidió responder sin ningún tapujo, como acostumbra a hacerlo, y dijo: “Eso es una manera de justificar que yo no me haya fijado en él. También opino que es el único talento que él (Mateo) tiene: hablar de los demás”.