Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2012 12:00:00 AM

Perfume bendito

El papa Benedicto XVI no tiene nada que envidiarle a las estrellas de Hollywood. Se moviliza en tres Mercedes-Benz, Apple le confeccionó un iPod único, usa gafas de sol marca Gucci.

Perfume bendito Perfume bendito
El papa Benedicto XVI no tiene nada que envidiarle a las estrellas de Hollywood. Se moviliza en tres Mercedes-Benz, Apple le confeccionó un iPod único, usa gafas de sol marca Gucci, tiene un diseñador exclusivo, acostumbra llevar prendas de la casa de moda italiana Belstaff y en una oportunidad fue elegido por la revista Esquire como uno de los hombres mejor vestidos del mundo al lado de Jay-Z, David Beckham y Barack Obama. Esta vez va a incursionar en un mercado dominado por las grandes divas. De la mano de la perfumista italiana Silvana Casoli, que ya ha trabajado con Madonna, Sting y el rey Juan Carlos, va a crear su propia fragancia. La colonia tiene la intención de reflejar el amor del pontífice alemán por la naturaleza y se espera que tenga un nombre celestial. A diferencia de otros perfumes, el aroma no se venderá al público y solo va a ser usado por el papa. Sin embargo, ya hay quienes dicen que, de salir a las tiendas, los más de 1,2 millones de católicos que hay en el mundo agotarían las existencias e incluso superaría la línea de perfumes de Beyoncé y Britney Spears, las más cotizadas en ese mercado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1938

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.