bogotá

Viviendas de Lagos de Torca seguirán adelante, pese a fallo judicial

Aunque un juez prohibió intervenir una franja del corredor de la Autopista Norte, la iniciativa tendrá continuidad. ¿Cómo se realizará?


Faltan solo unos días para que Enrique Peñalosa abandone la Alcaldía de Bogotá y todavía quedan varios fallos pendientes contra proyectos que tramitó durante su administración. Algunos están saliendo en vísperas de la Navidad y otros incluso podrían salir cuando Claudia López esté en el Palacio Liévano.

Este martes se conoció uno de esos fallos, esta vez en contra del proyecto Lagos de Torca. El juez cuarto administrativo de Bogotá otorgó medidas cautelares para proteger una parte de los terrenos destinados para la construcción de los proyectos inmobiliarios. Se trata de la franja AP-2 (Autopista Norte, entre las calles 222 y 235), unos suelos que garantizan la conectividad entre los cerros y el río Bogotá y que tocan los terrenos de la Reserva Thomas Van Der Hammen.

La autora de la acción popular fue la concejal María Fernanda Rojas, de la Alianza Verde, quien explicó que el proyecto “viola una serie de normas y jurisprudencias, y no ha llenado los requisitos de ley”.

La principal norma violada sería el POT actual (el del 2004) y la resolución 475 de 2000, emitida por el Ministerio de Ambiente. Estos establecen que el suelo de esa franja será protegido y prohíbe actividades de recreación activa y cualquier tipo de edificación en los humedales. 

Ese POT también prohíbe al Distrito adquirir cuerpos de agua (ya que estos pertenecen a la Nación) y menos urbanizarlos o que sean para el usufructo de terceros. 

Frente a la medida cautelar, desde la gerencia del proyecto explicaron, a través de un comunicado de prensa, que la medida del juez solo toca tres de los 34 planes parciales por los que está compuesto Lagos de Torca y que en ese sentido “la medida no suspendió el proyecto ni cuestionó la legalidad del mismo”. Y, por lo tanto, a los 31 planes restantes les darán continuidad.

El proyecto Lagos de Torca incluye un proyecto inmobiliario de 130.000 casas, de las cuales 37.000 serán Viviendas de Interés Social y 29.000, Viviendas de Interés Prioritario. 

Con respecto a esos tres planes parciales, el plazo para revisar los temas ambientales es de seis meses. Quien tendrá a cargo esa función será el Ministerio de Ambiente. La Alcaldía ya anunció que apelará la decisión del tribunal, algo que debe ocurrir en los próximos cinco días.

Al respecto, la concejal Rojas señala: “Confío plenamente en la sustentación que hemos presentado, donde se demuestra que es ilegal construir en esos terrenos y que, de todas formas, no se han llenado los requisitos de ley para hacerlo”. Manifestó así mismo que, con este proceso, espera que queden en firme las medidas cautelares y se proteja así la integridad de la Reserva Van Der Hammen.

Desde la gerencia de Lagos de Torca se ha defenido que este proyecto tiene como prioridad la protección de las zonas ambientales existentes, incluyendo la recuperación y protección de nueve quebradas y la recuperación del humedal Torca Guaymaral que pasará de las 33,8 hectáreas que tiene actualmente a 75 hectáreas.