Especial Eje Cafetero, Bellota
En los últimos cinco años, la compañía duplicó la cifra de ventas. - Foto: Cortesía Bellota

especial eje cafetero

Machetes fabricados en el Eje Cafetero conquistan los mercados del mundo. Esta es la historia de éxito de la empresa Bellota en Manizales

La compañía maneja todo el mercado de América Latina desde su operación en la capital caldense. Carlos Efraín Polo Medina, director general, detalla cómo lograron consolidarse como aliados del agro y la construcción.

¿Cómo llegaron a Manizales?

CARLOS EFRAÍN POLO MEDINA: Hace 35 años, se acordó un joint venture con un fabricante de machetes colombiano, y cuando este llegó a su fin, Bellota decidió darle continuidad a la operación con capital exclusivamente español. Más adelante se dieron las condiciones para crecer cuando el Gobierno promovió la llegada de nuevas empresas a través de la exención de impuestos, debido a la catástrofe de Armero. Con ese incentivo tributario se construyó la planta para la fabricación de machetes.

¿Qué factores les permitieron expandirse a nivel internacional?

C.E.P.M.: Cuando la compañía aún era española, inició la internacionalización como parte de una estrategia de migrar a líneas de fabricación hacia la región. Se expandió a Venezuela, México y Brasil; y compró una fábrica de herramientas de poda en Estados Unidos. Más adelante, Bellota fue adquirida por un grupo canadiense y se compraron alrededor del mundo varias fábricas tanto de herramientas manuales como para arado y agroindustria.

Especial Eje Cafetero, Bellota
Carlos Efraín Polo Medina, director general de Bellota. - Foto: Cortesía Bellota

¿Hoy en qué países tienen presencia?

C.E.P.M.: En 12 como fabricantes, pero los productos de Bellota están en 120 países alrededor del mundo. Desde Colombia manejamos todo el mercado suramericano, con una presencia de liderazgo en Paraguay, Perú, Ecuador y Venezuela. La línea de machetes los exportamos a 12 países de África, todo Centroamérica y el Caribe.

¿A qué le atribuye el éxito de su operación en América Latina?

C.E.P.M.: Tener una fuente de proveeduría alterna ha sido clave, porque Colombia no produce acero en alto carbono. Entonces tener a la mano materia prima asiática, europea, mexicana y brasileña ha sido fundamental. Además, competimos con calidad y garantizamos el rendimiento y la durabilidad que demandan los campesinos, nuestros principales clientes, en Colombia, Perú, Ecuador. Por eso Bellota es una marca tan reconocida, a tal punto que la consideramos nuestro principal activo.

¿En qué se concentra la producción industrial de Bellota en Colombia?

C.E.P.M.: Empezamos como fabricantes de una línea de producción, limas de afilado, y con los años nos hemos expandido hasta completar cuatro con las líneas de machetes, cuchillas para guadañadora y palas. Somos exportadores, con un interesante registro de crecimiento en los últimos años.

¿A qué atribuye ese crecimiento?

C.E.P.M.: En los últimos cinco años duplicamos la cifra de ventas. Pasamos de facturar alrededor de 20 millones de dólares a 40 millones de dólares al año, entre otros factores, gracias a una nueva planta de fabricación de palas. Además, proveemos al sector del agro que no paró durante la pandemia. Por la situación en China, muchos importadores, entre ellos varios asiáticos, dejaron de exportar productos a Colombia, lo que significó una gran oportunidad para aprovechar nuestra fortaleza como fabricantes.

¿En qué se concentran hoy sus inversiones?

C.E.P.M.: En la modernización de las fábricas de las cuatro líneas de producción, y la ampliación de nuestro centro de distribución. En nuestro modelo de negocio, la innovación se concentra en los procesos, cada vez más automatizados, y contamos con tecnología de punta de corte láser de inducción eléctrica que contribuyen a mejorar el rendimiento de los productos.

*Contenido elaborado con apoyo de Bellota.

Lea también: Esta es la estrategia de sostenibilidad de Papeles Nacionales, una de las empresas más representativas del Eje Cafetero