mundo

Congreso de EE. UU. avanza para poner tope al precio de la insulina

Actualmente, los estadounidenses la pagan unas ocho veces más cara que en otros países ricos, según un estudio de 2020 encargado por el gobierno.


La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó este jueves un texto que, si recibe luz verde del Senado, reducirá drásticamente el precio de la insulina para los estadounidenses, quienes pagan mucho más que en otros países por esta hormona vital para millones de diabéticos.

El proyecto de ley propone reducir a un máximo de 35 dólares por mes el precio que pagan los 7,4 millones de estadounidenses que la necesitan. Actualmente la pagan unas ocho veces más cara que en otros países ricos, según un estudio de 2020 encargado por el gobierno.

“Es un problema del día a día, saber si la gente podrá pagar sus facturas. Y es, para nosotros, un paso hacia la posibilidad (para el gobierno) de negociar a la baja el costo de los medicamentos más allá de la insulina”, afirmó Nancy Pelosi, la presidenta de la cámara baja. El texto fue adoptado por 232 votos contra 193. Algunos republicanos se unieron a sus colegas demócratas para apoyarlo.

“Este tratamiento está libre de patentes desde hace mucho tiempo, pero su precio sigue siendo cuatro, cinco, seis, siete, diez veces superior al coste de producción. Tenemos que hacer algo”, insistió el miércoles un demócrata de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer.

El texto prevé poner un tope al precio a través de los seguros privados de salud, y entraría en vigor progresivamente entre 2023 y 2024. La medida formaba parte del vasto plan de reforma del presidente Joe Biden Construir Mejor (“Build Back Better”), abandonado por el Ejecutivo por falta de mayoría suficiente en el Congreso.

Por lo tanto los demócratas consideran la medida como una forma de demostrar su capacidad para llevar a cabo reformas, a pocos meses de las elecciones de medio mandato previstas en noviembre.

El Senado estadounidense está negociando por su lado otro texto sobre este tema. El líder de la mayoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, afirmó a la prensa la semana pasada que un proyecto de ley bipartidista tenía posibilidades de aprobarse a fines de abril.

Varias investigaciones han demostrado que más de una cuarta parte de los estadounidenses con diabetes tipo 1 han tenido que reducir el uso de la insulina por motivos económicos.

(AP Photo/Evan Vucci)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (AP Photo/Evan Vucci) - Foto: AP

Biden firma una ley para convertir el linchamiento en crimen de odio

Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó el martes un proyecto de ley que convierte los linchamientos racistas en un delito federal de odio, poniendo fin a más de un siglo de retraso en la ilegalización de esta muestra de “puro terror”, dijo.

Cualquier persona condenada en virtud de la nueva ley se enfrentará a hasta 30 años de prisión. Según investigadores, miles de linchamientos quedaron impunes entre el final de la Guerra Civil, en 1865, y 1950.

El proyecto de ley lleva el nombre de Emmett Till, un afroamericano de 14 años cuyo brutal asesinato impulsó el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos en la década de 1950.

A Biden lo acompañaron en la ceremonia de la Rosaleda la vicepresidenta Kamala Harris, primera mujer negra en el cargo, y Michelle Duster, bisnieta de Ida B. Wells, periodista negra pionera y activista contra el linchamiento.

“Los linchamientos eran puro terror”, dijo Biden, recordando la horrible práctica de los asesinatos públicos, generalmente de afrodescendientes, frente a multitudes blancas en un país que dejaba atrás la esclavitud.

El presidente advirtió que “el odio racial no es un problema antiguo. Es un problema persistente (...) el odio nunca desaparece, solo se esconde”.

Harris apuntó que “los linchamientos no son una reliquia del pasado”. “Los actos de terror racial siguen ocurriendo en nuestra nación”, dijo. El Senado aprobó por unanimidad el proyecto de ley a principios de este mes.

*Con información de la AFP.