Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/10/2019 7:39:00 PM

Uribe, Carlos Gaviria y el lapidario trino sobre “matar para que alguien viva mejor”

El expresidente Álvaro Uribe salió al paso de su descachado trino con la publicación de otro que es un video de Carlos Gaviria (q.e.p.d.) en donde este supuestamente sugiere que los crímenes de la guerrilla resultaban justificables.

Álvaro Uribe y su lapidario trino sobre “matar para que alguien viva mejor” Uribe y su lapidario trino sobre “matar para que alguien viva mejor” Foto: Revista Semana

El domingo a las 10:15 de la mañana el expresidente Álvaro Uribe publicó un trino que ha levantado la indignación de muchos. “Si la autoridad, serena, firme y con criterio social implica una masacre es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”. La afirmación se dio en medio del debate sobre la fórmula negociada que el gobierno de Iván Duque usó para conjurar la minga de los indígenas en el Cauca.

Desde que el trino apareció se volvió comidilla política y tendencia en redes sociales. El senador y jefe natural del Centro Democrático ha estado en medio de la polémica y para capotear la situación ha concedido varias entrevistas radiales y ha publicado otros trinos, incluso selfie-videos, tratando de aclarar qué quiso decir.

De un lado están quienes lo critican al señalar que Uribe, entre líneas, estaba justificando una masacre. En la otra orilla están aquellos que lo defienden e insisten que precisamente la autoridad firme evita masacres. “Aquellos que confunden autoridad con masacres recuerdo que en los gbnos que presidí se superaron las masacres paramilitares y se disminuyeron notablemente las de las guerrillas” (sic), dijo el propio senador en otro comentario desde su cuenta en Twitter.

Este miércoles Uribe volvió a la carga con otro recurso, tanto o más polémico. Lanzó un trino con la afirmación “Para que quede claro, el Dr. Carlos Gaviria, qepd, ‘matar para que alguien viva mejor‘”. El breve texto venía acompañado de un corto video, de apenas 19 segundos donde se observa al desaparecido jurista y líder del Polo Democrático, Carlos Gaviria, debatiendo con el Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo. Este dice: “…considerar que era altruista tomar las armas para empezar a matar por una idea. ¡No, quien mata por una idea es doblemente culpable!”. A lo que Gaviria le replica: “Ese es su punto de vista. El punto de vista mío es otro: una cosa es matar para enriquecerse, y otra cosa matar para que la gente viva mejor, que estén equivocados…”. Y ante esto Restrepo se sorprende e interrumpe: “¡Mire lo que está diciendo doctor Carlos Gaviria!”. Sin más el video se corta.

Ese trino de Uribe –a quince horas de haber sido publicado– registraba miles de likes, comentarios y compartidos. En el grueso de los comentarios y reacciones se cuestiona a Gaviria por la afirmación de que “una cosa es matar para enriquecerse, y otra cosa matar para que la gente viva mejor”. Pero esa frase, aislada como se publicó, se comprende mejor vista en su contexto.

El video divulgado por el expresidente hace parte de una conversación que ocurrió en septiembre de 2007 –cuando Uribe era presidente reelecto– en las instalaciones de CM&.

Luis Carlos Restrepo y Carlos Gaviria se encontraron allí, en el estudio principal, para grabar un programa con preguntas del director, el reconocido periodista Yamid Amat. La charla difundida se dio en un pasillo y fue registrada por uno de los camarógrafos del noticiero. Luego, el material terminó publicado en YouTube.

Esta versión más amplia de la charla ocupa ocho minutos de discusión –dentro de los que están los 19 segundos publicados por Uribe–. En el primer momento Gaviria le cuestiona a Restrepo, entonces Alto Comisionado para la Paz, que pretenda imponerle la agenda y puntos de vista del gobierno. Restrepo le dice que se trata de un debate ético y que “si un grupo, para justificar sus acciones violentas, toma una tesis que uno enuncia, esa tesis debe ser replanteada y reformulada”.

El punto al que se refería con duro cuestionamiento el Comisionado de Paz era que Gaviria, primero desde su rol como magistrado de la Corte Constitucional y luego como líder político, defendía la tesis sobre el delito político. Este debate enfrentó al presidente Uribe –antiguo alumno de Gaviria en las aulas de derecho de la Universidad de Antioquia– con el exmagistrado, quien siempre defendió que el tratamiento penal para quienes incurrieran en delitos políticos (rebelión o sedición) debía ser menos severo que el impuesto a los criminales comunes, sin que ello significara justificar ningún crimen.

Carlos Gaviria, en conferencias, en columnas y desde la Corte Constitucional, a través de importantes sentencias (la más recordada la C465 de 1997) defendió esa postura y cuestionó al gobierno de Uribe por tratar de proscribir esa diferenciación, salvo cuando se trataba de aplicar las gabelas a los paramilitares. “El actual gobierno ha sido abanderado, por labios del Presidente y algunos de sus más sobresalientes voceros, de la tesis que propugna la abolición del delito político como categoría penal acreedora de tratamiento más benigno, pues así lo exigen la práctica y la teoría democrática”, escribió el exmagistrado en una columna para El Tiempo en agosto de 2007.

Ese mismo fue el debate que tuvo Gaviria con el Comisionado Restrepo y del cual Uribe ahora sólo publicó el aparte aquel que sugiere que el jurista justificaba los crímenes de la guerrilla por la frase aquella de que “una cosa es matar para enriquecerse, y otra cosa matar para que la gente viva mejor”.

El video de los ocho minutos ofrece el contexto negado en el trino del senador. En este Gaviria le ofrece a Yamid Amat una argumentación que si bien puede ser polémica o cuestionable no deja de ser interesante y vigente: “La rebelión consiste en tomar las armas contra un régimen que se considera injusto con el objeto de perseguir un régimen más justo. El gran tratadista del derecho penal clásico, Francesco Carrara, dice que el delincuente político ni siquiera es delincuente, que el delincuente político es un hombre equivocado que en el uso de las armas perdió porque si hubiera ganado no sería delincuente sino que sería el gobierno”.

Ante este argumento el comisionado Restrepo replicó: “Permítame expresar mi punto de vista, Yamid. Esa teoría llevó al siglo XX a la hecatombe y al genocidio, si el siglo XX es el más sangriento de la historia de la humanidad es precisamente por esa fisura que se abrió desde el siglo XIX justificando el asesinato como instrumento político. El delincuente político es incluso más culpable que quien asesina por otro tipo de razones, ¿por qué? Porque lo hace con premeditación, lo hace con la pretensión de causar zozobra y terror para apoderarse del poder político. Y esa es la tesis que invocan las Farc en su página web y eso es lo que yo le digo al doctor (Carlos) Gaviria, si un grupo terrorista como las Farc invoca esa tesis uno debe replantear la tesis”.

– ¿Entonces la cambio?– preguntó Carlos Gaviria.

– Sí, doctor Gaviria, porque ahí hay algo profundamente equivocado –dijo Restrepo.

El debate no paró ahí. Un nuevo round se dio allí, de pie ante Yamid Amat: los contradictores entraron a discutir quién tenía la verdad. Gaviria aseguró que la discusión era un pulso en el terreno de la retórica “en donde uno lo único que puede hacer es dar argumentos para persuadir, aquí no hay verdades, hay tesis…”. Y sin dar tregua Restrepo objetó irónico: “Qué bueno escuchar eso de usted doctor Gaviria, porque yo a veces le veo posturas muy dogmáticas. Cuando usted dice que todos los que estamos con el doctor Uribe vivimos en un país de sueño y que vivimos en una ilusión porque usted conoce la realidad, yo siempre le decía que su posición era bastante dogmática y totalitaria. Y lo propio de la democracia son los puntos de vista”.

Tras esto vino lo menor. Una tanda de anécdotas político-literarias, tercio en el que Gaviria evidentemente se impuso:

«Mire, yo les pongo de ejemplo, para que con sentido común como usted dice, juzguen esto: estábamos en el Congreso en un debate y el señor Alto Comisionado para la Paz decía, repitiendo las tesis del presidente, “es que aquí no hay conflicto político militar armado”. Y resulta que las Farc llevaban ocho días en el Caquetá apoderada de un territorio, y el Ejército colombiano apoyado por la Fuerza Aérea tratando de sacarlas de allá y no se podía. Cualquier persona dice ¿ese no es un acto de guerra? Yo le dije al señor comisionado: “le recuerdo a usted un pasaje de Stendhal sobre el amor: un hombre encuentra a su mujer en brazos de otro y entonces se aterra ante eso pero ella le niega que exista la escena que él está viendo, y cuando el hombre insiste ella le dice ‘Qué poco me amas si das más fe a tus ojos que a mis palabras’. Eso es lo que hace el gobierno” », dijo Gaviria.

El jab directo produjo una sonrisa en Yamid Amat y desparpajo en Restrepo. Sin más el jurista trató de buscar la puerta de salida. Pero el Alto Comisionado lo llamó y fue tras él: “Doctor Gaviria, este debate yo quiero seguirlo de cara al país… esto no es algo ocasional. Lo estoy interpelando por el respeto que me merece –dijo Restrepo–, pero creo que este debate lo necesita el país por la responsabilidad que usted tiene como dirigente político y yo como funcionario”.

Gaviria tenía aún reservado un dardo ácido con el que le respondió: “Le digo una cosa: haga si quiera un pequeño curso de derecho penal para que vea que mi tesis sobre el delito político no es justificativa del delito político…”, dijo, tomó el brazo de Restrepo a modo de despedida y sin más se marchó. Mientras lo veía irse el comisionado Restrepo insistía: “Vamos a dar el debate ante el país, y ellos dirán los que digan quién tiene la razón”. Así concluye el video en su versión más completa.

Los ocho minutos del video dejan claro que la discusión Carlos Gaviria (hoy fallecido) versus Luis Carlos Restrepo (hoy prófugo de la justicia) fue mucho más simpática e interesante que lo que Uribe mostró.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, cuatro a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.