ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/26/2020 11:43:00 PM

Campesinos denuncian ejecución extrajudicial de un joven en Sardinata

La Asociación de Campesinos del Catatumbo señala que el Ejército amenazó, previamente, con abrir fuego contra quienes se opusieran a la erradicación manual de cultivos ilícitos.

Campesinos denuncian ejecución extrajudicial de un joven en Sardinata Esta fotografía corresponde a las jornadas de movilización campesina en contra de la erradicación forzada de cultivos ilícitos. Foto: Cortesía Asocamcat

El cuerpo de Alejandro Carvajal permaneció más de siete horas tendido sobre un corte de coca en la vereda Santa Teresita, municipio de Sardinata (Norte de Santander). El joven de 20 años fue asesinado, según la familia y algunos testigos, por un integrante del Batallón de operaciones terrestres Nº 9, adscrito a la Segunda División del Ejército, en lo que los militares definieron como "un incidente". El hecho ocurrió este jueves, 26 de marzo.

De acuerdo con la denuncia de la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat) y la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam), la muerte de Carvajal no obedeció a un hecho fortuito sino a una "ejecución extrajudicial" cometida en el marco de las erradicaciones manuales forzadas de cultivos ilícitos.

Sardinata está entre los diez municipios del país con mayor número de cultivos de coca del país por lo que este hecho, en sí, está enmarcado en un contexto mucho más amplio.

Juan Carlos Quintero, integrante de Ascamcat, cuenta que desde el 11 de marzo han llegado al municipio varios grupos para proceder con la erradicación de los cultivos, haciendo uso de la fuerza, en lo que califica como "un claro incumplimiento del punto cuatro del Acuerdo de Paz".

"Nosotros firmamos un acuerdo de sustitución colectiva donde se involucraba a 1.500 familias. Eso se firmó en septiembre de 2017. El acuerdo tenía un paso que era la inscripción y caracterización de las familias de manera individual y eso solamente se logró hacer en 400 familias en un corregimiento que se llama San Martín de Loba, en Sandinata. El resto el gobierno no hizo la caracterización", afirma el líder campesino.

Bajo ese panorama, los pobladores de las veredas de Sardinata que no fueron individualizados y que no recibieron las ayudas prometidas continuaron con sus cultivos de coca a la espera de que el Gobierno cumpliera con su parte del acuerdo.

Pasados dos años y medio de haber firmado el documento, los campesinos realizaron una manifestación en la vía que comunica a Cúcuta con la costa atlántica y el municipio de Tibú para rechazar la presencia de los uniformados que venían a erradicar los cultivos. La protesta tuvo lugar entre el 16 y 18 marzo de 2020.

No obstante, por la emergencia nacional a causa del coronavirus, los campesinos suspendieron los bloqueos y crearon dos asentamientos en las veredas de La Mesa y El Guamo Alto- San Miguel para seguir con su manifestación, pues aunque propusieron que durante la cuarentena no se realizara la erradicación, esta petición fue rechazada por las autoridades.

El 20 de marzo Ascamcat y Coccam denunciaron atropellos de la Fuerza Pública. "Miembros de patrullas militares venían amenazando a los campesinos con abrir fuego si se seguían oponiendo a la erradicación", afirma Quintero.

Siete días después de haber advertido de los supuestos amedrentamientos se dio la muerte de Alejandro Carvajal, un joven padre de familia que era, a su vez, sobrino de una reconocida líder de la asociación Ascamcat. Según la información que recibió Quintero, el asesinato ocurrió a las 3:00 p.m. de este jueves en la vereda Santa Teresita, pero su cuerpo solo fue recogido por la Fiscalía pasadas las diez de la noche. 

El joven participaba en las movilizaciones pacíficas que se venían realizando desde los asentamientos para no permitir la erradicación y en hechos confusos le habría disparado un uniformado.

El comando de la Fuerza de Tarea Vulcano, adscrito a la Segunda División del Ejército emitió un comunicado donde informó lo siguiente:

"Cuando tropas del Batallón de Operaciones Terrestres Nº 9 se encontraba en desarrollo de operaciones de control territorial, en un incidente ocasionado, al parecer, por un integrante de la unidad militar, muere un habitante de la región".

A pesar de no haber mayores detalles del caso, el Ejército indicó que iniciará una investigación interna para establecer qué ocurrió realmente entre el campesino y el uniformado.

"Duque está violando sus propias medidas sanitarias y está violando el acuerdo de paz (...) mientras confina y toma medidas en las urbes frente a la pandemia, sigue exponiendo a cientos de polícias, militares y erradicadores en los territorios", concluyó Quintero. 

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall