ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/4/2020 5:49:00 AM

Colombia - Ecuador: una frontera acechada por el coronavirus

Los 586 kilómetros de paso fronterizo entre Colombia y Ecuador son hoy un enorme desafío para el país. La covid-19 tiene desbordada la capacidad sanitaria del vecino país y muchos han optado por buscar refugio en suelo colombiano.

Coronavirus: frontera con Ecuador podría ser un foco de contagio En Nariño solo hay 121 camas de UCI y más del 90 por ciento están ocupadas. En caso de que el coronavirus crezca con los que llegan de Ecuador la situación se desbordaría. Foto: CORTESÍA
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Una de las primeras preocupaciones del Gobierno cuando se anunció la llegada del coronavirus fue la porosa y extensa frontera con Venezuela. Sin embargo, hoy –un mes después– la principal preocupación está en el suroccidente: en los límites con Ecuador.

En menos de un mes, el virus rebasó la capacidad sanitaria del vecino país. En la provincia de Guayas, epicentro de contagios, la gente muere en sus casas. Los hospitales no alcanzan para albergar a las personas contagiadas. En Guayaquil hay un desfile de cadáveres dejados en la calle.

La crisis ha generado un éxodo masivo hacia Colombia. Los migrantes tienen 37 pasos irregulares que conectan con varios municipios de Nariño. Decenas de ecuatorianos buscan huir de la enfermedad; otros, llegan a suelo colombiano por vía marítima. Tumaco se ha convertido en el municipio receptor de colombo-ecuatorianos residentes en Esmeraldas y San Lorenzo.

De esas ciudades ecuatorianas llegó el primer positivo a Tumaco. Una adulta mayor portadora del virus evadió los controles fronterizos y viajó al costero municipio, sobre el Pacífico, para participar de un entierro. La mujer contagió a su nieto de escasos seis meses, quien ahora se debate entre la vida y la muerte en Pasto, capital de Nariño, la ciudad más cercana con Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

De los 64 municipios que tiene Nariño, menos de la mitad cuentan con UCI. En el departamento hay 121 camas con respiradores asistidos y el 90 por ciento están ocupadas por pacientes con otras sintomatologías. Jhon Rojas, gobernador de Nariño, cree que si el Gobierno nacional no actúa rápido el departamento se convertirá en un foco de covid-19. Asegura que entonces de nada habrán valido los aislamientos preventivos y el cierre de aeropuertos.

Él mismo fue testigo de cómo ciudadanos ecuatorianos y venezolanos (procedentes de Perú) pasan descaradamente por trochas y ríos tras el cierre del puente Rumichaca, en Ipiales. El Ejército desplegó varias unidades en sectores donde hay carretera, pero ante el desborde de viajeros las autoridades se quedan cortas.

Rojas pide aumento en pie de fuerza, patrullajes ininterrumpidos por cielo, tierra y agua, así como un grupo especial de médicos para tomar la temperatura de quienes sean detenidos. “Hoy estamos asustados porque estamos al filo del cañón”, dice.

El contrabando es otro de los agravantes del problema. Con un dólar saltando entre 4.000 y 4.100 pesos se incrementó la presencia de compradores ecuatorianos en suelo colombiano, aprovechan su economía dolarizada para adquirir productos a buen precio y revenderlos en el interior del país.

En Llorente, corregimiento de Tumaco, las calles –a pesar de la cuarentena– están atiborradas de compradores. Lujosas camionetas transportan carne, víveres y pescado hacia el río Mira para después ir a zona rural de San Lorenzo, territorio ecuatoriano.

De ese río y otros afluentes de la región han sido rescatados más de 150 ciudadanos venezolanos arrastrados por la corriente. Quieren llegar desesperadamente a su país tras huir de la situación en Ecuador y Perú. La mayoría de ellos vienen desde Lima y en su trayecto terrestre hacen escala algunos días en Guayaquil.

El doctor Víctor Manuel Álvarez, presidente del colegio médico de Pichincha, Ecuador, explica que el virus “ya está entre la comunidad” y seguramente la mayoría de personas de la provincia de Guayas, así como la ciudad de Guayaquil, ya están contagiadas. “Muchos son asintomáticos y otros presentan complicaciones respiratorias. A estos últimos, hoy no tenemos cómo atenderlos. Esta situación desbordó la capacidad médica. Hay una curva excesiva”.

Los alcaldes de Nariño también se unieron al clamor del gobernador Rojas para que el Gobierno vire sus ojos hacia el sur, donde el coronavirus parece que llegará con fuerza.

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall