nación

El extraño caso del médico anestesiólogo que denunció corrupción y fue hallado sin vida en Bogotá

Óscar Pastrana era defensor de los derechos de los profesionales de la salud. Según familiares y amigos, estaba siendo perseguido y había recibido amenazas en contra de su vida.


En el país hay consternación tras la confirmación de la muerte de Óscar Alfonso Pastrana Londoño, un médico anestesiólogo que desde hace varios meses había denunciado corrupción e irregularidades en el sector de la salud del municipio de Caucasia, en el Bajo Cauca antioqueño.

En extrañas circunstancias su cuerpo fue hallado sin vida en su apartamento en Bogotá el pasado fin de semana. Entre tanto, los hechos son materia de investigación por parte de las autoridades competentes.

Hasta hace unos meses, dicen familiares, amigos y colegas del médico de 35 años, que era defensor de los derechos de los profesionales de la salud, había dado a conocer presuntas irregularidades principalmente dentro del Hospital César Uribe Piedrahita, el centro asistencial más importante de la subregión del Bajo Cauca antioqueño, que comprende seis municipios.

El anestesiólogo trabajó en esa zona del país y ahora se encontraba en Bogotá luego de que, según sus cercanos, fuera víctima de amenazas en contra de su vida. De hecho, Sergio Mesa, estudiante de derecho y amigo de la víctima, dijo a través de Twitter que el trabajador de la salud era perseguido por el “clan Rodríguez”, el cual también “lo hacía echar de donde estuviera trabajando y le hicieron censurarse un tiempo”.

Precisamente fue sobre este grupo conocido en la región que, presuntamente, tiene toda una estructura de contratación pública, que el médico de la Universidad de Antioquia y anestesiólogo de la Universidad del Rosario denunció las irregularidades y corrupción. Mesa refirió textualmente que Pastrana lo contactó en enero de 2019 buscando ayuda y apoyo para hablar de este tema del que, según él, “tenía mucha información”.

En entrevista con Semana Noticias, Sergio Mesa añadió que trabajó junto con Óscar Pastrana durante los últimos años en dichas investigaciones, insistiendo ante distintas entidades y acumulando pruebas para presentar ante los entes de control, pero que este es el momento en que no han obtenido ninguna respuesta. Hasta aseguró que él cuenta con esquema de protección pero que al anestesiólogo nunca se lo dieron. “Las denuncias están muy bien documentadas en la Fiscalía y lo que ha faltado es voluntad”, dijo.

“A mí me tocó ayudarle. Durante 2019 recibió una amenazas supremamente graves pero ni siquiera la Unidad Nacional de Protección le brindó protección, ni siquiera un auxilio de reubicación”, expresó. “Óscar Pastrana residía, en 2019, en el municipio de Bello, al norte del Valle de Aburrá, pero debía mudarse constantemente porque a él le enviaban personas para que le rondaran su casa, le intentaban hackear sus cuentas de redes sociales, su celular, es un asunto muy complejo”, agregó.

Así mismo, el también investigador mencionó en Semana Noticias que el “clan Rodríguez” existe en el municipio de Caucasia desde hace 15 años y, al parecer, estaría integrado por varias personas que en la actualidad ocupan cargos públicos y políticos en la zona. “Esas personas son quienes durante ocho años manejaron el hospital y ahora manejan la Alcaldía. Y esto es piramidal, ellos tienen protección de diputados en la Asamblea de Antioquia, en la Cámara y desde el Senado de la República”, precisó.

A pesar de la ayuda que el médico anestesiólogo buscó en varias personas, no tuvo tiempo suficiente para seguir con esta lucha. Su cuerpo sin vida fue hallado el pasado sábado 12 de diciembre en el apartamento donde vivía en la capital y su familia se encuentra a la espera del informe de Medicina Legal para determinar qué fue lo que sucedió con él.

“Óscar Pastrana fue un gran profesional, un hombre reconocido en el Bajo Cauca por haber sido uno de los mejores Icfes en su promoción, que se hizo a pulso obteniendo un ingreso de la Universidad de Antioquia para estudiar medicina; curiosamente compañero de el exgerente del hospital de Caucasia que luego se convertiría en su perseguidor, y un hombre solidario, que le dolía el gremio médico”, recuerda Sergio Mesa.

El gremio médico se ha pronunciado y ha extendido su solidaridad con este caso. Muchos, además, expresaron su rechazo contra este caso que, según aseguran, podría tratarse de un asesinato.

“Como médico y anestesiólogo vivió y sufrió en carne propia el malsano sistema de tercerización e intermediación laboral, situación muy común en su especialidad. Fue un médico comprometido con la defensa de los derechos laborales del gremio médico y de los trabajadores de la salud en general, y un luchador incansable por la defensa de la salud como derecho humano fundamental”, es el mensaje con el que la Asociación Médica de Antioquia (Asmedas) lamentó la muerte del médico.

Incluso el senador Gustavo Petro compartió en sus redes sociales el mensaje y afirmó que a Pastrana lo “mató el virus de la corrupción”.