nación

Este festivo entra en vigencia toque de queda y ley seca en Atlántico

En Barranquilla solo habrá ley seca cada noche entre las 6:00 p. m. y las 6: 00 a. m. del día siguiente.


Este puente festivo regirán las medidas de toque de queda y ley seca en 22 municipios del departamento del Atlántico. En Barranquilla solo habrá ley seca. 

La Gobernación del departamento señaló que el toque de queda está vigente desde las 8:00 p. m. de este viernes 14 de agosto hasta el sábado 15 de agosto a las 5:00 a. m. Y del sábado a las 2:00 p. m. se extenderá hasta el martes 18 de agosto las 5:00 a. m.

La medida de ley seca se extiende desde el viernes 14 de agosto a las 8:00 a. m. hasta el martes 18 de agosto a las 5:00 a. m.

La Gobernación indicó que las autoridades incrementarán los operativos en los municipios para vigilar el cumplimiento de las medidas. Con ese propósito se instalarán dos puestos de control en los municipios de Suan y Sabanalarga.

El coronel Hugo Molano, comandante de Policía del departamento, hizo un llamado a la ciudadanía para que acate las medidas y se quede en casa durante este puente festivo.

“Estamos recordándoles que mantenemos la normatividad vigente frente a la ley seca y el toque de queda, solicitándoles de manera respetuosa que acaten estas medidas, como un acto de conciencia social para evitar los posibles focos de contagio. No debemos bajar la guardia en estos momentos en que estamos en una etapa donde hemos logrado mejoras y el contagio va con tendencia a la baja”, dijo.

Ley seca en Barranquilla

Esta semana, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, afirmó que la ciudad continuará en aislamiento preventivo obligatorio y con ley seca los fines de semana, mientras que el pico y cédula se empezó a alternar un día para cédulas pares y otro para impares.

Así las cosas, este fin de semana la ley seca rige, a partir del viernes, cada noche desde las 6:00 p. m. hasta las 6:00 a. m. del día siguiente.  

Entre los anuncios hechos por el alcalde Pumarejo está la reapertura de los parques y el Gran Malecón del Río exclusivamente para la práctica de la actividad física individual durante los horarios establecidos, tras cuatro meses de permanecer cerrados al público. Sin embargo, seguirán restringidos los espacios de uso común como las canchas y los juegos para niños.