Tendencias

Home

Nación

Artículo

Secretario de seguridad, Aníbal Fernández de Soto, dio el balance en materia de seguridad el fin de semana en la celebración de Amor y Amistad.
Secretario de seguridad, Aníbal Fernández de Soto, explicó cómo fue la actuación de la Policía tras el ataque a la Catedral Primada. - Foto: Secretaría de Seguridad

bogotá

“Fue una reacción rápida de la Policía”: el propio secretario de Seguridad discrepa de Claudia López sobre ataque a la Catedral

La alcaldesa había asegurado que la Policía “se dedicó a grabar”, pero el secretario Fernández de Soto señala que “hubo una actuación rápida”.

Lo ocurrido en la noche del miércoles 28 de septiembre en la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, cuando un grupo de mujeres encapuchadas intentó prenderle fuego a la entrada de la Catedral Primada, ante la mirada impávida de algunos funcionarios del Distrito, sigue generando todo tipo de reacciones.

Apenas se conocieron los actos vandálicos, los cuestionamientos de diferentes líderes políticos no se hicieron esperar, tanto en el Congreso de la República, como en el Concejo de Bogotá, pero fue solo hasta la mañana del jueves que la alcaldesa Claudia López salió a dar la cara frente a lo sucedido.

Si bien la mandataria local rechazó en un principio este acto vandálico, de manera sorpresiva también criticó la lenta reacción de la Policía Metropolitana de Bogotá.

López, en su trino, se fue de frente contra la Policía y cuestionó la forma en la que actuaron en relación con este hecho de vandalismo; aseguró también que en lugar de tomar las medidas de ley para prevenir este ataque, los uniformados se dedicaron a grabar.

Asimismo, les preguntó a las autoridades si la “pasividad” con la que presenciaron el hecho obedece a una orden de su “mando nacional”.

“Esto es vandalismo. Tiene y merece sanción social y legal. Este video me lo mandó el propio comandante de Policía de Bogotá. ¿Por qué en vez de grabar no aplicaron el protocolo distrital y la Ley? Pregunto con respeto, ¿tienen la orden de su mando nacional de dejar hacer y dejar pasar?”, indicó la mandataria distrital en su mensaje.

Pues bien, muy diferente a lo que afirmó la alcaldesa López, el propio secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, salió defender el actuar de la Policía en Bogotá, discrepando de lo dicho por la mandataria local.

De acuerdo con el funcionario, “el día de ayer, en el marco de las manifestaciones de sectores y grupos feministas, hubo algunas actuaciones vandálicas, grafitis, prendieron fuego a algunos elementos al frente de la Catedral. Se trató de una actuación absolutamente irresponsable que rechazamos”; pero, a renglón seguido, indicó que “la Policía con fuerza disponible intervino, generando un cordón para proteger los edificios públicos de la zona, fue una reacción rápida”.

El secretario Fernández precisó, además, que “con la Secretaría de Gobierno tenemos gestores de diálogo y en la Secretaría de Seguridad tenemos los gestores de convivencia, pero son equipos preventivos que van acompañando las protestas y manifestaciones”.

Por su parte, el secretario de Gobierno distrital, Felipe Jiménez, señaló que “Bogotá tiene un protocolo sin ambigüedades”, explicó que “el protocolo establece que debe primar el diálogo hasta donde se pueda, pero ante cualquier hecho de violencia no hay ninguna ambigüedad, entra la Policía en primer lugar con fuerza disponible y, si las actuaciones son de violencia desmedida, entra el Esmad”.

En ese sentido, Jiménez también resaltó que en las últimas horas, “una vez se registraron los hechos de violencia al frente de la Catedral, se acabó el diálogo, y como el protocolo lo dice, sin ambigüedad, entró la fuerza disponible a asegurar los cordones”.

Vale mencionar que el director de la Policía, general Henry Armando Sanabria, en diálogo con diferentes medios de comunicación, aseguró contrario a lo que señaló la alcaldesa que sus hombres sí actuaron y evitaron que estos desmanes fueran mucho más graves.

El oficial confirmó que por estos hechos fueron capturadas cuatro mujeres, a quienes se les intentará señalar por los delitos de asonada, daño en bien ajeno, lanzamiento de objetos peligrosos y agresión a servidor público.

No solo el director de la Policía, general Henry Armando Sanabria, le respondió a la alcaldesa López, también lo hizo el general Carlos Fernando Triana, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El uniformado indicó que sus hombres sí actuaron y que gracias a sus acciones se pudo evitar que fuera mayor el ataque contra el templo religioso.

Incluso, dijo el general Triana, el ataque que se presentó en la Catedral Primada no fue el único episodio violento que protagonizaron las manifestantes del 28 de septiembre. “Se registró ruptura de vidrios en el edificio Colpatria, en la estación de TransMilenio y un bus articulado”, dijo el oficial.

Tras el enfrentamiento entre la alcaldesa y el comandante de la Policía, el oficial dijo que ahora sus hombres están ubicando a las mujeres que protagonizaron los eventos violentos en la ciudad para judicializarlas.