nación

La historia de cómo el Gobierno de Pereira logró concertar con la primera línea de esa ciudad

Gracias a ‘Pereira es un parche’, el alcalde Carlos Maya se comprometió a apoyarlos en varios frentes, mientras que ellos dijeron que no volverán a las calles.


El pasado 8 de junio, el Ministerio del Interior reconoció al alcalde de Pereira, Carlos Maya, por el programa ‘Pereira es un parche’ en los Premios de Seguridad y Convivencia Ciudadana 2022, tras lograr que los jóvenes que se alzaron en protestas, hicieron bloqueos y hasta actos vandálicos en la ciudad un par de años atrás, se comprometieran a no volver a realizar esas acciones gracias a un acuerdo que concertaron con el mandato local. ¿Cómo logró lo que para muchos gobiernos locales fue imposible?

‘Pereira es un parche’ se concertó en agosto de 2021, luego de un año del paro y de múltiples conversaciones que se dieron entre el gobierno de Maya y varios de los líderes que salieron a las calles a mostrar su inconformidad.

El secretario de Seguridad, Álvaro Arias, reconoció que no fue un proceso sencillo y que en ocasiones las conversaciones se tornaron tensas porque no se llegaban a acuerdos. “Fue muy difícil al principio. Varias veces se generaron citaciones y cinco minutos después nos levantábamos de la mesa porque los ánimos llegaban muy caldeados y había que tener un mínimo de respeto”, dice el secretario, quien enfatiza que nunca permitieron que la conversación se diera con ellos encapuchados.

Arias recuerda que como le sucedió a varias ciudades, 2020 fue un año difícil en el que se registraron ataques a la fuerza pública, estaciones de CAI quemadas, ambulancias atacadas, entre otros hechos de desmanes que afectaron a la ciudad y a los pereiranos.

Sin embargo, fueron avanzando en acuerdos mínimos y poco a poco lograron lo que nadie pensaba. “Lo más difícil fue generar confianza”, recalcó Arias. Cuando eso se logró, concertaron 30 puntos fundamentales sobre los que han venido trabajando durante prácticamente un año y por el cual el Gobierno nacional los reconoció en los últimos días. Actualmente, los jóvenes de esa primera línea están comprometidos y quieren continuar sacando ese proyecto adelante.

Uno de los líderes de esa primera línea de Pereira y Risaralda es Mao Orre, un barbero que ha ganado reconocimiento por ese liderazgo y, además, porque ha llamado la atención, ya que, a diferencia de muchos jóvenes de las primeras líneas del país, votó por Federico Gutiérrez y en la segunda vuelta apoya al ingeniero Rodolfo Hernández. Mao señala que no está de acuerdo con Petro porque no cree en el asistencialismo, entre otras propuestas del candidato.

Mao Orre es líder de una comunidad de barberos y es quien ha sido el vocero de las conversaciones con el Gobierno local. Dice se trató de unos 10.000 jóvenes que estuvieron dialogando con la alcaldía, entre los que se encontraban grupos representativos como barras de equipos de fútbol, artistas, entre otros.

El líder de la primera línea destaca que con ese acuerdo se logró el propósito con el que salieron a marchar, pero además, se comprometieron a no volver a cometer actos de vandalismo ni en contra de la ciudad.

Su posición en contra de Petro y sus acuerdos con el Gobierno local le han representado una serie de amenazas que hoy denuncia y que se han ido incrementando. Asegura que desde el año pasado, cuando conversó con el Gobierno local, lo vienen amedrentando, sin embargo, la alerta en las últimas semanas ha incrementado porque le han llegado a decir que si Petro queda presidente, al siguiente día no puede estar en la ciudad. Relata que le han dicho que le colocarían una bomba si no se va de la ciudad.

Sobre el tema, el secretario de Seguridad recalcó que se le está brindando toda la seguridad necesaria. Reconoce que en medio de las investigaciones que se han adelantado, se identificó que hubo filtraciones por parte de grupos al margen de la ley que querían continuar con el caos y los desmanes.

“Identificamos en Pereira una infiltración de grupos delincuenciales que pretendían incentivar los destrozos y desmanes en la ciudad de Pereira. No el diálogo, la concertación con los jóvenes, sino destruir la ciudad y acabar con los bienes públicos y privados. Ahí la autoridad actuó”, reconoció Arias. El secretario contó que la Fiscalía y las autoridades ya están adelantando las respectivas investigaciones contra esos hechos.

Ángela Aguirre, primera dama de la ciudad, también fue parte activa de todo este proceso como gestora social. Aguirre destacó algunos datos de lo que se ha logrado en la ciudad gracias al programa con respecto a apoyo de emprendedores, concursos en diferentes frentes, ventas de mercado, kits para sembrar huertas, apoyo a artistas en eventos públicos, programas con el respaldo de universidades, entre otros.

Dice que su papel fue “recoger no solo las oportunidades, sino también entretenimiento, las oportunidades de los jóvenes, y todo eso en lo que creen y quieren aprender y conocer de las instituciones públicas”, señaló.

La primera dama de la ciudad resaltó que con ese acuerdo se hizo una feria de tres días en octubre que dejó otras cifras importantes. Por ejemplo, se registraron 12.500 visitantes, 188 emprendedores vendieron 102 millones de pesos, hubo 480 concursantes de 11 concursos, 697 personas vacunadas, 7 toneladas de producto en ventas que representan unos 15 millones de pesos en una ‘mercatón’, 6 perros adoptados, entre otros hechos destacables.

Actualmente, la ciudad ha logrado ser ejemplo a nivel nacional por haber conseguido que los jóvenes que salieron a las calles no estén más allí y los ciudadanos puedan vivir más tranquilos. Sin embargo, la alerta está en la incidencia de los grupos al margen de la ley que siguen combatiendo y las amenazas contra Mao, el líder de la primera línea, que no está con Petro, quien pide que no le pase lo mismo de otros líderes en el país que han apoyado a Fico, como le sucedió al líder indígena, Jesús Antonio Montano Tumiña, quien fue asesinado por su posición política.